Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

vicente-ruiz considera "inaceptable que se increpe" a políticos 'populares' desde las filas del pspv

El PP avisa a Martí con romper el clima de consenso institucional si hay nuevas críticas a sus alcaldes

20/05/2020 - 

CASTELLÓ. El Partido Popular en la Diputación de Castellón amaga con romper el clima de consenso, instaurado para hacer frente a la covid-19, si se producen nuevas críticas a sus cargos institucionales desde las filas del PSPV. La advertencia, de la portavoz adjunta, Elena Vicente-Ruiz, tiene como origen el rifirrafe protagonizado por el socialista Santiago Agustí y el popular Vicent Sales tras acusar el primero a la alcaldesa de Onda, Carmina Ballester (PP), de "presumir de bajar impuestos mientras reclama más fondos" a la entidad provincial.

El cruce de reproches salpicó el pleno extraordinario de este martes. Quizás el equipo de gobierno, compuesto por el PSPV y Compromís, se intuía algo después de que unas horas antes, en la Junta de Portavoces, hubiese aceptado la propuesta del principal partido de la oposición de introducir en el orden del día, de forma excepcional, el apartado de ruegos y preguntas (solo se contempla en las sesiones ordinarias).

De hecho, únicamente el PP hizo uso de él con dos intervenciones. Una, a cargo de Marta Barrachina; y la otra, de la citada Vicente-Ruiz, que se dirigió directamente al presidente de la Diputación, José Martí, para proferir la amenaza. Tras parafrasear a la filósofa Adela Cortina, la referente popular pidió al líder socialista que "abra los ojos y que no sea mediocre. Y le digo esto porque sus 135 alcaldes y alcaldesas [de la provincia] se merecen un respeto".

  

"Es absolutamente lamentable e inaceptable que un diputado o una diputada del equipo de gobierno, en nombre de su cargo, increpe a un alcalde o alcaldesa, como ha ocurrido hace pocos días con la alcaldesa de Onda, Carmina Ballester", sic.

Abrir una etapa de confrontación

"Si esta es la conducta y la forma de ser para gobernar en la Diputación Provincial, no tendrá al lado a un partido leal como el PP. Hasta ahora hemos apoyado todas las iniciativas por la pandemia, pero si no hay respeto se va a terminar el consenso y va a comenzar la confrontación", sentenció.

No es la primera vez que el Grupo Popular lanza un órdago al equipo de gobierno. En el primer pleno telemático de la historia, a principios de abril, Sales reclamó corresponsabilidad en la toma de decisiones para garantizar la adhesión de su formación en la lucha contra la pandemia. De no crear lo que definió "un espacio público de confianza", la derecha desafiaba con forzar la celebración de un pleno extraordinario, lo que finalmente no ocurrió al constituirse poco después la mesa de diálogo.

Noticias relacionadas

next