la portavoz socialista, patricia puerta, señala que la medida ataca el Estatuto de Autonomía

El PSPV acusa a Carrasco de ser cómplice de Vox si avala eliminar del callejero la plaza del País Valencià

14/05/2024 - 

CASTELLÓ. El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Castelló ha exigido a la alcaldesa, Begoña Carrasco, que "deje de ponerse de perfil ante las tropelías de sus socios de gobierno de Vox y diga de forma clara que no va a secundar su lamentable propuesta de cambiar el nombre de varias plazas y calles de la ciudad por su odio a todo lo que suena a valenciano".

El anuncio del portavoz de Vox, Antonio Ortolá, de que van a iniciar los trámites para sustituir los nombres de las plazas País Valencià, Empar Navarro e Isabel Clara Simó y la calle Joan Fuster "es un nuevo ejemplo de la kale borroka ultraderechista que se ha introducido en el gobierno municipal con el beneplácito del Partido Popular y Begoña Carrasco, cada vez más mimetizada con sus socios".

Patricia Puerta considera significativa la propuesta de suprimir la plaza País Valencià, "pues se trata de un término que aparece recogido en el preámbulo de nuestro Estatuto de Autonomía, aunque quizás es que desde Vox no hayan tenido aún ganas de leérselo". Si grave es la actitud de la ultraderecha, "no menos lamentable es seguir sin ver a la alcaldesa rechazar de plano estas propuestas, limitándose a decir que van a buscar el consenso de los grupos, un consenso que, en estos términos, no van a encontrar nunca en el Partido Socialista".

Junto a ello, "que veamos que sus otras propuestas sean acabar con los nombres de personalidades de la talla de Empar Navarro, Isabel Clara Simó y de Joan Fuster, que en aplicación de la Ley de Memoria Histórica entraron a formar parte del callejero de la ciudad a finales de 2022 de la mano del gobierno de progreso liderado por el PSPV, no refleja más que el odio de Vox, avalado por el PP, hacia la cultura y la historia del País Valencià".

Noticias relacionadas

next