X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El PSPV de Castelló ve complicado gobernar en solitario y sondea a sus posibles socios

6/06/2019 - 

CASTELLÓ. El PSPV tiene en su mano la configuración del nuevo gobierno de la ciudad de Castelló. De momento, sigue sin descartar ninguna opción, aunque en el seno del partido admiten que un gobierno en solitario complicaría la próxima legislatura. La alcaldesa en funciones, Amparo Marco, ya ha iniciado esta semana los primeros contactos para sondear la postura de los posibles socios.

El primer encuentro se produjo este lunes con el concejal electo de Unides Podem-CSeM-EUPV, Fernando Navarro. La reunión sirvió para intercambiar las líneas generales por las que discurrirá cada organización. Navarro confía en la predisposición de configurar un gobierno a tres, aunque Marco de momento no ha explicitado cuál es su preferencia.

La líder socialista también se ha reunido este martes con el portavoz de Compromís en Castelló, Ignasi Garcia, aunque no han llegado a entrar en materia. De hecho, el vicealcalde en funciones le ha comunicado que la asamblea del partido nombró al equipo negociador y será este el que asuma las conversaciones. Además, Garcia ha recordado a Marco que Compromís tiene una hoja de ruta que pasa por dialogar en primer lugar con Unides Podem-CSeM-EUPV antes de sentarse a negociar con los socialistas. 

Por otra parte, ha aprovechado la toma de contacto para conminar a la alcaldesa en funciones a manifestar su intención y aclarar si opta por un gobierno en coalición con las fuerzas progresistas. De esta manera, el líder de Compromís se reivindica de cara a una negociación en la que parte en desventaja frente a sus eventuales socios.

El PSPV también tiene previsto reunirse con Ciudadanos, aunque todavía no se ha fijado ninguna cita. El concejal electo Alejandro Marín-Buck señala que su formación está abierta a pactar con los socialistas, siempre que se ofrezca"un proyecto de gobierno compatible".

Todas las vías siguen abiertas para Marco. El gobierno en solitario sigue siendo una opción, aunque en el partido son conscientes de que esta fórmula podría complicar la legislatura. Con diez concejales -la mayoría absoluta está en 14-, los socialistas se enfrentarían a una oposición a diestra y siniestra, que dificultaría no solo los presupuestos anuales, sino también la viabilidad de proyectos pendientes de aprobación, como el Plan General. Otro de los condicionantes de un mandato en minoría es la carga de trabajo en un equipo de gobierno de diez ediles que, según apuntan desde las filas socialistas, sería excesiva. Ya lo ha sido en la legislatura pasada con once concejales, recuerdan.

En cualquier caso, todavía no se ha explicitado ninguna preferencia desde el PSPV local sobre la configuración del nuevo Ejecutivo. De momento, sigue sin descubrir sus cartas, aunque el sentir mayoritario, según algunas voces del partido, apunte hacia una reedición de la alianza progresista. 

El PSPV tiene previsto designar una comisión negociadora en los próximos días para abordar las conversaciones con el resto de grupos. La fecha tope es el 15 de junio, cuando se celebrará el pleno de constitución del Ayuntamiento. No obstante, si llegados a ese punto no se sellara ningún acuerdo de gobierno, la ley electoral permitiría que la alcaldesa tomara posesión como cabeza de la lista más votada.

Noticias relacionadas

next