Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

preocupación en el barrio histórico

El Raval de la Trinitat languidece por el continuo cierre de comercios

19/10/2018 - 

CASTELLÓN. Basta un paseo por las céntricas calles Navarra o Trinidad para darse cuenta de que la crisis no ha abandonado al pequeño comercio. Proliferan los carteles de alquiler o venta en las persianas de lo que antes eran bares y tiendas de todo tipo. El goteo incesante de cierres de establecimientos preocupa, y mucho, a la Associació de Veïns Raval de la Trinitat, que ve languidecer la actividad comercial del barrio.

Achacan la situación a un cúmulo de circunstancias: los precios del alquiler, que no bajan; la falta de parking gratuito en un área donde predomina la zona azul; la competencia que representan el centro comercial Salera y el futuro Estepark; y la presión fiscal, entre otras variables, han dejado al pequeño comercio herido de gravedad.

La asociación vecinal cifra en más de un centenar los locales que hoy en día permanecen cerrados en el barrio y, según señala, sin visos de reapertura. Han desaparecido negocios de toda índole: desde tiendas de ropa y electrónica hasta establecimientos de hostelería.

"A la gente le da miedo abrir comercios en esta zona porque piensan que no van a prosperar", señalan desde el colectivo. Ante esta situación, piden al Ayuntamiento de Castellón que propicie la reactivación del sector eliminando burocracia en la tramitación de licencias e informando sobre las ayudas públicas para el comercio. También consideran crucial que se facilite el aparcamiento, ya que resulta imposible competir con las grandes superficies en la facilidad de acceso.

Mucha oferta y poca demanda

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Castellón confirma el declive del comercio en este barrio. Su vicepresidenta, Nuria Marco, señala que hay mucha oferta de locales y una demanda escasa. "No es una zona atractiva para los comerciantes", sentencia la portavoz. 

Los alquileres oscilan entre los 4 y los 10 euros por metro cuadrado al mes, dependiendo de la zona exacta -los tramos más cercanos al centro de la ciudad son más caros-, según los datos del colegio oficial. Aunque pueden llegar a costar la mitad que los locales de calles adyacentes más céntricas, como la de Vera, siguen sin resultar atractivos: la vicepresidenta de COAPI señala que "no hay demanda de esos inmuebles porque no tienen valor comercial".

Noticias relacionadas

next