Hoy es 13 de julio

Un informe de la patronal Avesen destaca la buena posición valenciana en el mercado

El autoconsumo en la Comunitat crece con más de 76.000 instalaciones y copa el 13% de España

Foto: MARGA FERRER
11/05/2024 - 

VALÈNCIA. A diferencia de la lenta implantación de proyectos renovables en la Comunitat Valenciana, el autoconsumo coge carrerilla en la autonomía. De este modo, en los últimos años ha crecido tanto el número de hogares como empresas que han dado el salto al uso de placas solares para regular y controlar sus consumos. Tanto es así que la Comunitat Valenciana destaca en el panorama nacional al aglutinar casi el 13% de toda la potencia de autoconsumo de España, que fue de 7.000 MW en 2023. Una dato que implica algo que más que el peso poblacional de la región, que se sitúa en el 10% del conjunto del país.

Así consta en el 'Informe de Situación de las Energías Renovables en la Comunitat Valenciana', un documento elaborado por la patronal Avaesen, que estudia a fondo la situación de las renovables en el territorio valenciano y lo sitúa en el contexto español. El texto deja dos conclusiones claras: la autonomía está estancada en proyectos de renovables dado que su contribución al sistema es bajo, mientras que en autoconsumo está fuerte. 

De este modo, la instalación de placas solares se ha convertido ya en una importante alternativa para cerca de 79.134 valencianos. Concretamente, la región valenciana cerró el pasado ejercicio de 2023 con 76.666 instalaciones de autoconsumo repartidas entre las tres provincias con una potencia instalada de 921,5 MW. Unos números que evidencian la senda alcista de los últimos ejercicios. De hecho, en el primer trimestre de ese año había 55.519 parques, por lo que en nueve meses se montaron otras 21.147 unidades, según los datos de Avaesen y la Generalitat Valenciana.

Por provincias, Alicante concentra el mayor número de instalaciones (34.997), aunque muy cerca está València, con 34.343. Por su parte, Castellón cerró 2023 con 7.336 instalaciones. Del total en la Comunitat, el grueso es de uso individual y solo 477 son para autoconsumo compartido, es decir, el 0.62 % de todos los desarrollos realizados hasta la fecha. Un dato residual que para el director general de Avaesen, Pedro Fresco, pone de manifiesto "la urgencia de implementar nuevas políticas que conviertan esta modalidad en una realidad y lo impulsen, especialmente en las grandes urbes".

No obstante, existen empresas valencianas dedicadas a acelerar este modelo. Una de ellas es Aldea Energy, cuyo objetivo para este 2024 es triplicar el negocio y llegar al desarrollo de cerca de 200 comunidades energéticas. Un modelo con el que que la firma busca democratizar el autoconsumo colectivo, es decir, aquel en el que un grupo de consumidores se alimenta de energía eléctrica que proviene de una única fuente que abastece a varios suministros. 

En cuanto al uso de los suministros, la industria valenciana es la que tiene mayor potencia instalada dado que las infraestructuras que suelen montar son mayores que las de uso doméstico para dar cobertura a sus naves o fábricas. Así, de acuerdo con lo datos de Avaesen, las empresas cuentan con 503.341 kW, mientras que le sigue el residencial, que alcanza los 329.693 kW y los almacenes 70.000 kW. 

Lo cierto es que desde hace años existe una la clara apuesta empresarial por el autoconsumo. Un ejemplo de ello es la cooperativa Consum, que ha conseguido disparar su beneficio tras controlar su factura energética a través de fuentes renovables. Así, la compañía ha instalado placas solares en 27 supermercados y en las plataformas de Torres de Cotillas y Zona Franca, además de acordar con Endesa la construcción de un huerto solar en exclusiva que a día de hoy cubre el 50% de sus necesidades energéticas para los próximos diez años.

Pero no es el único caso. También Mercadona ha cubierto un importante volumen de supermercados con paneles para el autoconsumo, así como el Grupo Ubesol, Importaco o Fermax, entre otras.

Pero, ¿cuáles son las causas que explican este buen ritmo frente al despliegue de proyectos de renovables en la Comunitat Valenciana? Fresco señala al "claro compromiso político" tanto por parte de ayuntamientos, con deducciones del IBI y bonificaciones del ICIO, como de la Generalitat Valenciana con la deducción en el IRPF y  ayudas a las instalaciones de autoconsumo. "Cuando el marco legislativo es favorable, las cosas funcionan, mientras que cuando hay conflicto se complican", subraya. Y, a la vista de los números, cada vez las cubiertas valencianas se suman a las pacas solares.

Noticias relacionadas

next