Hoy es 23 de julio

Castellón cierra un 2023 agridulce: suma 2.900 empleos... pero también aumenta el paro

26/01/2024 - 

CASTELLÓ. Agridulces los últimos datos del mercado laboral en Castellón. La provincia cerró un 2023 con un aumento de personas ocupadas, pero también con un incremento de los registros de desempleo. Una paradoja que, sin embargo, mantiene a la provincia con una tasa de paro por encima de la media nacional. Si bien es cierto que a lo largo de la segunda mitad del año pasado se ha ido relajando sensiblemente.

Así lo reflejan los registros de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE, que se han hecho públicos este viernes y según los cuales la provincia de Castellón cerró el año pasado con una tasa de paro de casi el 14% -13,97%, concretamente-. Esto supone cuatro décimas más respecto al cierre de 2022, a partir de cuando incrementó progresivamente hasta junio (14,37%). Desde entonces, la tendencia ha sido a la baja. Con todo, sigue más de dos puntos por encima de la media nacional, situada en el 11,76%.

En cifras absolutas, la encuesta cifra en 39.000 las personas en situación de desempleo en la provincia castellonense al cierre de 2023. Esto es, 1.700 parados más que hace un año, cuando la EPA dejaba un registro de 37.300. Una tendencia que contrasta con los datos del empleo, pues según la encuesta Castellón tiene 240.700 personas trabajando, lo que supone 2.900 personas más con empleo que a finales de 2022.

Sin embargo, lo cierto es que la evolución del empleo también ha sido dispar a lo largo del ejercicio. Si 2023 lo empezó con datos poco halagüeños (237.600), en general sólo peores en 2021 tras la pandemia, los registros fueron mejorando conforme avanzaban los meses hasta alcanzar su pico más alto del año en el tercer trimestre, con 243.000 personas trabajando. Sin embargo, en los últimos tres meses del año, el panorama laboral se ha resentido.

Gráfico de personas ocupadas en Castellón, en miles. INE

La industria recupera empleo

Por sectores de actividad, el sector servicios y la industria recuperan vigor en el mercado laboral, según la EPA. Así pues, los servicios cerraron el año con 171.900 personas empleadas, 2.700 personas más que un año antes. También la industria, que pese a la crisis que atenaza el sector cerámico en la provincia de Castellón, consigue cerrar el año en positivo, con 5.300 personas más trabajando hasta las 47.300 en total.

Por su parte, la construcción y la agricultura siguen destruyendo empleo. La primera cerró el año con 14.700 personas trabajando, lo que supone la pérdida de 2.000 puestos de trabajo en un año. Mientras que la agricultura emplea a 6.700 personas, o lo que es lo mismo, 3.100 trabajadores menos que al cierre de 2022, siempre según la EPA.

Noticias relacionadas

next