X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CONFORTMA

Gimecons proyecta el desarrollo de un material de construcción más sostenible y confortable

8/01/2019 - 

CASTELLÓN. Gimeno Construcciones y Contratas, S.L. -Gimecons- lidera el proyecto Confortma para el desarrollo de materiales de construcción más sostenibles y confortables. Esta iniciativa busca eliminar los compuestos orgánicos volátiles y disminuir el consumo energético, las emisiones de CO2, los casos de Síndrome de Edificio Enfermo y el impacto ambiental por el uso de materiales residuales, según han informado fuentes de la empresa castellonense.

En los últimos años se han llevado a cabo una serie de prácticas en el sector de la construcción encaminadas a la mejora del confort humano en las viviendas, que han conducido, en muchas ocasiones, a edificios poco ventilados y con gran consumo energético procedente de fuentes no renovables, lo que los convierte en residencias poco saludables y sostenibles.

Con el objetivo de mejorar esta situación, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y los fondos Feder han concedido a Gimecons, el Instituto de Tecnología Cerámica de la Universitat Jaume I de Castellón (ITC-UJI) y Realonda la titularidad del proyecto Confortma, que será liderado por la empresa de construcciones y contratas del Grupo Gimeno.

Lo que se pretende con este programa es mejorar el confort y la salud de las personas, con una apuesta clara en materia de sostenibilidad energética y medioambiental mediante el desarrollo, validación y comercialización de dos tecnologías pasivas basadas en materiales cerámicos que, entre otros beneficios, persiguen eliminar los compuestos orgánicos volátiles (COVs) en espacios interiores, disminuir el consumo energético de calefacción y refrigeración, así como reducir las emisiones de CO2 asociadas al consumo energético, los casos de Síndrome de Edificio Enfermo y el impacto ambiental de la construcción por el uso de materiales residuales, según las mismas fuentes.

Estos materiales, que permitirán, además, regular la temperatura y la humedad, deberán ser capaces de almacenar o liberar grandes cantidades de energía, de manera que amortigüen los picos de temperatura y retrasen la respuesta térmica del edificio respecto a las condiciones externas, facilitando su compensación y permitiendo reducir el consumo energético del edificio.

La labor de investigación del proyecto, enmarcado en la convocatoria Retos-Colaboración del Ministerio, se llevará a cabo desde la perspectiva de la economía circular, ya que durante su desarrollo se conferirá gran valor a determinados residuos que desempeñarán un importante papel en el diseño del producto.

Con la entrada en el mercado de estos nuevos materiales, que reportarán importantes beneficios para el conjunto de la sociedad, Gimecons reafirma su compromiso con las personas, así como su apuesta por el cuidado y salvaguardia del medio ambiente, tal como se señala en el comunicado emitido por la empresa.

Noticias relacionadas

next