Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La Diputación estudia ampliar los fondos del Plan 135 para gasto corriente de los municipios

16/10/2020 - 

CASTELLÓ. La Diputación de Castellón estudia flexibilizar las condiciones para que los municipios puedan destinar un mayor porcentaje de los fondos del Plan 135 a gasto corriente, después de que durante este año el máximo haya sido del 50%. “El objetivo es que los municipios, aparte de disponer de más recursos para mejorar sus servicios públicos, puedan apostar por el desarrollo de proyectos basados en la innovación social, la sostenibilidad y la digitalización, puntos clave para recibir apoyo europeo”, ha señalado el presidente de la corporación provincial, José Martí.

Este sería una de las novedades que la institución baraja incorporar al plan 135 de 2021 “para dar más autonomía a los municipios a la hora de decidir dónde destinan el dinero que reciben de esta institución”, destaca Martí.

Este cambio se sumaría a las novedades introducidas en la convocatoria de 2020 “y que también fueron frutos del consenso y de la escucha activa con los ayuntamientos”, según ha apuntado Ximo Huguet. El diputado de Concertación con los Ayuntamientos ha puesto en valor aspectos como la discriminación positiva en favor de los municipios con menor población, que este año han recibido mayores cantidades económicas, y “la esperada novedad de que los ayuntamientos ya no deben devolver el dinero de las bajas de contratación”.

116.000 euros en Artana y Eslida

Tanto el presidente como el diputado han hecho estas declaraciones después de compartir impresiones con los alcaldes de Artana y Eslida, donde han comprobado este viernes la ejecución de las obras enmarcadas dentro del plan de obras y servicios de la Diputación. En conjunto, las dos localidades han recibido un total de 116.000 euros para actuaciones urbanas.

En la primera parada, ambos mandatarios, junto con el alcalde de Artana, Enrique Vilar, se han desplazado a la calle Calvario para comprobar el transcurso de los trabajos de pavimentación del último camino de tierra con el que contaba el municipio. La actuación ha tenido un coste de 46.000 euros y mejorará la calidad de vida y los servicios de los vecinos de la zona alta de la localidad.

En cuanto a Eslida, actualmente se está ejecutando a cargo de la Diputación la renovación de la calle Sant Vicent, que cuenta con el firme muy deteriorado. Tal y como ha explicado la alcaldesa de la localidad, Lucía Doñate, se está actualizando el pavimento y se ha renovado toda la instalación de saneamiento de aguas por un importe de 70.000 euros.

next