X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La UJI ayuda a diseñar moléculas que pueden conllevar la aparición de nuevos fármacos

7/11/2018 - 

CASTELLÓN. Un estudio multidisciplinar del Grupo de Investigación en Bioquímica Computacional de la Universitat Jaume I, en colaboración con grupos de universidades de Canadá y Reino Unido, ha diseñado pequeñas moléculas que son capaces de enlazarse e inhibir la actividad de las enzimas en procesos infecciosos. Las conclusiones de este trabajo, desarrollado junto a la Universidad Simon Fraser y la Universidad de Saint Andrews, se han publicado en la revista Nature Communications, han informado fuentes de la UJI.

La investigación ha demostrado cómo nuevas moléculas, similares a los carbohidratos pero de pequeñas dimensiones, se enlazan a las enzimas responsables de su degradación, las glucosidasas. El director del grupo de Bioquímica Computacional, Vicent Moliner, ha afirmado que "hemos sintetizado nuevas moléculas, hemos tomado medidas de su actividad inhibitoria, hemos obtenido estructuras mediante difracción de rayos X y hemos hecho simulaciones computacionales sobre el proceso completo". Los resultados han demostrado la capacidad de estas nuevas moléculas para inhibir la actividad de este tipo concreto de enzimas glicosidasas.

Moliner, catedrático de Química Física de la UJI, ha considerado que este estudio "puede representar el primer paso para el diseño de nuevos fármacos", dado que las glicosidasas no solo son enzimas críticas para digerir los carbohidratos, sino que también son actores clave en la infección por patógenos, en la defensa antibacteriana y muchos otros procesos celulares esenciales. Los datos obtenidos mediante simulaciones computacionales coinciden con los datos experimentales de sus colegas de Canadá y Reino Unido y permiten explicar cómo se unen estos inhibidores a la enzima.

Moliner ha afirmado que el estudio ha permitido describir a nivel molecular "cómo se puede inhibir la actividad de un tipo de importante de enzimas, las glicosidasas" y ha agregado que "el tipo de unión entre estas moléculas y la enzima es muy fuerte, por lo que pueden ser el germen de nuevos fármacos".

next