Hoy es 14 de julio

La CEV prevé que la economía valenciana muestre signos de recuperación crecientes a partir del segundo trimestre

6/03/2023 - 

VALÈNCIA (EP). El Informe de Coyuntura y Perspectivas Económicas del cuarto trimestre de 2022 de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) prevé que la economía de la autonomía muestre "signos de recuperación crecientes" a partir del segundo trimestre de 2023.

El estudio augura un avance del PIB regional hasta tasas próximas al 1,5 por ciento para este año gracias a la paulatina moderación de costes y precios, junto a la progresiva recuperación de la economía europea y la resiliencia del mercado laboral, según ha informado la patronal valenciana en un comunicado.

La previsión de la mejoría regional, al igual que la nacional, para esa fecha se pronostica "a pesar de advertir que, en el futuro más próximo, el endurecimiento de las políticas monetarias y las todavía elevadas tasas de inflación lastrarán las decisiones de consumo e inversión de los agentes económicos privados a nivel global, a lo que se suma una previsión de ralentización de la zona euro de hasta el 0,90% para este año". De hecho, la patronal subraya que, en este contexto, los niveles de "incertidumbre" para la economía de la Comunitat siguen siendo "altos".

Respecto al cuarto trimestre de 2022, el informe de la CEV confirma que la desaceleración económica global, los elevados costes energéticos y de materias primas, los altos niveles de inflación y la subida de tipos de interés han "acentuado" el ritmo de ralentización de la actividad económica de la autonomía hasta niveles próximos al 0,0% en tasa anual. Este escenario previsiblemente será similar en este trimestre.

Según estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), la Comunitat ha desacelerado su crecimiento en el último trimestre del año hasta el 0,0% en tasa trimestral y el 2,1% en tasa anual. Ambas se sitúan por debajo de la media nacional y en niveles similares o superiores a los de la
Unión Europea.

Por el lado de la demanda, todos los componentes de la interna se han "resentido", entre los que destaca el deterioro en la inversión privada y en el consumo de los hogares. Por el contrario, los esfuerzos empresariales por mantener la competitividad en los mercados internacionales han logrado "avances significativos" en las exportaciones, que han alcanzado una cifra récord de cerca de 40.000
millones de euros.

No obstante, el elevado componente de precios que en parte sustenta estas cifras, así como el mayor crecimiento nominal de las importaciones, se han traducido en una menor aportación real de la demanda externa al crecimiento regional. En su conjunto, ha sido la demanda externa en bienes y servicios la que durante el cuarto trimestre ha contribuido al producto regional.

Por el lado de la oferta, las actividades que más han impulsado el crecimiento agregado durante el último trimestre han sido material y equipo eléctrico y electrónico, metalurgia y fabricación de productos metálicos, hostelería y actividades profesionales, científicas y técnicas.

Sectores

En el sector primario, las adversidades climáticas y el severo incremento de costes han provocado descensos de producción y ventas en la mayoría de los cultivos. En el comercio exterior, frutas, hortalizas y legumbres y cítricos son las dos únicas grandes partidas de la región que registran un descenso en exportaciones. Las ramas primarias acumulan retrocesos en ocupación y configuran el "único gran sector productivo" con pérdidas en el número de empresas inscritas a la Seguridad Social en las tres provincias.

El sector industrial también ha mostrado en el cuarto trimestre un retroceso en producción, principalmente en textil y confección, madera y, a más distancia, material de transporte y maquinaria de equipo. Por el contrario, las ramas de material y equipo eléctrico y electrónico y metalurgia y fabricación de productos metálicos fueron muy dinámicas. En el año han destacado los avances en material y equipo eléctrico, electrónico, informático y óptico, cuero y calzado y material de transporte.

Sin embargo, azulejos, madera y maquinaria y equipo acumulan descensos en sus niveles de actividad. En cuanto a la construcción, ha desacelerado en el cuarto trimestre su actividad en la licitación oficial. El descenso ha sido más intenso en edificación que en ingeniería civil. Por el contrario, los visados de dirección de obra han aumentado en rehabilitación y, en mayor medida, en obra nueva. Las transacciones inmobiliarias de vivienda también se han resentido, tanto en vivienda usada como en vivienda nueva, y el número de hipotecas firmadas ha descendido.

El sector servicios, que hasta el tercer trimestre había mostrado
un buen ritmo de avance a nivel agregado, se ha visto lastrado por el deterioro de las actividades en transporte y almacenamiento. La rama de hostelería ha mantenido un buen tono y acumula entre enero y diciembre un rebote en su actividad del 44,0%. Por el contrario,
el comercio ha mostrado un comportamiento plano durante el cuarto trimestre, aunque de forma no homogénea.

La actividad turística ha mantenido el buen comportamiento a lo largo del cuarto trimestre, superando los niveles de 2019. En el conjunto del año el turismo de la Comunitat acumula notables crecimientos en viajeros (53,8%), pernoctaciones (75,1%) e ingresos por habitación disponible (51,2%).

Exportaciones e importaciones

La ralentización del comercio internacional también ha afectado al comercio exterior de la Comunitat, pero con menor intensidad de lo esperado. Entre enero y diciembre las exportaciones anotaron una subida en términos nominales del 22,2% en tasa anual y las importaciones una subida del 31,7%. Como consecuencia, el saldo comercial se ha deteriorado y la tasa de cobertura se situó en diciembre en el 100,8 %.

En cuanto a las importaciones, han crecido a un ritmo todavía mayor. Destacan las subidas en gas y petróleo y derivados, equipos de oficina y telecomunicaciones, componentes del automóvil, productos
químicos inorgánicos y orgánicos y metales no ferrosos, con alzas superiores al 30%.

Por áreas geográficas, las expediciones con destino a la zona euro han subido con fuerza, un 21,3%, y otros destinos, como América, Asia y África también han sido muy dinámicos. Las exportaciones
hacia Reino Unido han crecido un 34,3% y las importaciones un 30,1%.

Como consecuencia del conflicto diplomático entre España y Argelia, el comercio exterior entre la Comunitat y este país magrebí se ha desplomado desde julio.

La persistencia de los altos niveles de inflación se mantiene como una de las principales preocupaciones en el entorno internacional y está marcando el endurecimiento de la política monetaria de la mayoría de las entidades emisoras a nivel global. La inflación en la zona euro seguirá moderándose en los próximos trimestres, pero no se esperan reducciones de tipos hasta 2025.

De cara al futuro próximo, el endurecimiento de las políticas monetarias y las todavía elevadas tasas de inflación lastrarán las decisiones de consumo e inversión de los agentes económicos privados a nivel global. Para 2023 se prevé la ralentización de la zona euro hasta el 0,90%. Ante este panorama, los niveles de incertidumbre para la economía de la Comunitat siguen siendo "altos".

Noticias relacionadas

next