Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 12 de agosto y se habla de

Living Ceramics da otro salto al entrar en el selecto grupo de azulejeras que fabrica muebles de baño

7/12/2019 - 

CASTELLÓ. La azulejera vila-realense Living Ceramics, con un crecimiento exponencial en los últimos años, busca dar un nuevo salto en su facturación con la producción y comercialización de lavabos y muebles de baño, una serie que recientemente ha lanzado. La firma entra así en el selecto grupo de compañías cerámicas que también ofrecen estos elementos para complementar sus ambientes en estos espacios de la casa. 

Con este paso, la firma busca "transformar la cerámica en piezas de mobiliario que doten a nuestras series de un valor añadido, partes activas del interiorismo y la arquitectura", apuntan fuentes de la misma. Las piezas cerámicas se completan con madera de roble maciza tratada artesanalmente y cuentan con cinco diseños y dos texturas del roble. 

En este sentido, la firma dirigida por José Cifre -propietario de otras grandes compañías azulejeras como Argenta- y los hermanos Parra Soriano, pretende ofrecer, como ya hacen otros referentes del sector, "una opción a la hora de que el cliente, ya sea arquitecto, prescriptor, interiorista... elija el mobiliario de baño tras escoger el pavimento y el revestimiento". 

Dobla facturación en dos años

Así las cosas, la firma de Vila-real ya ofrece esta gama de producto "en todo el mundo, allá donde Living Ceramics tiene presencia", como una posibilidad más de incrementar un negocio que no cesa de crecer. No en vano, en tan solo dos años, la sociedad ha duplicado prácticamente su facturación. De los 13,3 millones que facturó en 2016 pasó a 24,6 el año pasado. Un crecimiento a la altura de muy pocas compañías. 

Con piezas exclusivas, muchas de ellas de gran formato, la firma ha más que duplicado su beneficio antes de impuestos en estos dos años, que alcanzó los 5,5 millones en 2018, cuando cerró con unas ganancias netas de 2,4 millones de euros. 

Este crecimiento viene acompañado por el afán innovador de la firma, que realiza "estudios para la mejora de los productos y creación de nuevas gamas que satisfagan las exigencias del mercado", según recoge el informe de gestión que acompaña a sus últimas cuentas depositadas. Entre estos estudios, la compañía destaca la "investigación tecnológica para el desarrollo de porcelánico de grandes dimensiones con relieve".

Noticias relacionadas

next