Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los ayuntamientos de la Plana Baixa culminan el mandato con presupuestos expansivos e inversores

28/03/2019 - 

CASTELLÓ. La mayoría de los ayuntamientos de la comarca de la Plana Baixa culminarán el presente mandato con sus nuevos presupuestos en vigor y de carácter expansivo, extremadamente generosos en inversiones cuya aprobación no se ha podido sustraer al indulgente clima que suele acompañar siempre a los tiempos preelectorales.

El presupuesto de Burriana para este 2019 asciende a 29,8 millones de euros, cifra que incluye el millón de euros del Centre Municipal de les Arts Martí de Viciana. Incorpora una reducción de la deuda a unos 7 millones frente a los 14 millones del inicio de mandato. En el apartado inversor (2,5 millones) figuran 560.000 euros para acondicionar el entorno de Sant Blai, 360.000 euros para mejorar el barrio de La Bosca, 700.000 euros para la apertura de una oficina en el citado barrio donde estarán centralizados los Servicios Sociales y otra partida específica para habilitar el Refugio Antiaéreo y su museo. El área de Acción Social suma una previsión de gasto de 1,1 millones.

En Vila-real, las cuentas municipales suman 47.960.000 euros, casi cuatro millones más respecto al ejercicio anterior. El presupuesto incluye numerosas inversiones cuya ejecución se arrastra de 2018, dado que la anterior plantilla contable entró en vigor en verano. Por ejemplo, la apertura de las calles del entorno de la fábrica Herarbo, la remodelación del parque de la Panderola y de la Torre Motxa, la reforma de la plaza de Sant Ferran o la mejora del albergue del Termet, entre otros proyectos.

Onda dispone ya de un presupuesto de 27.172.619 euros (400.000 euros más respecto a 2018). Casi 4,1 millones se destinan a inversiones, entre ellas la remodelación de la calle Sant Pere, el desdoblamiento de la avenida Montanejos, la ampliación del cementerio o la finalización de la plaza Sinagoga. Además, el Consorcio del Pacto por el Empleo dispone de 186.258 euros adicionales, de los cuales casi 150.000 se dedican a gasto de Personal.

Nules es otro de los municipios que cuenta en 2019 con un presupuesto expansivo, en concreto de 14.836.916 euros (un 18,3% más), con 3,1 millones para inversiones y 366.000 euros consignados para la amortización de créditos bancarios. Además, se consolida una plantilla municipal formada por 152 empleados (de ellos, 79 funcionarios y 73 interinos) más los dos asesores del ejecutivo local.

En Almenara, las cuentas de este ejercicio ascienden a 6.266.650 euros, un 4,5% más, con la previsión de un ligero superávit. La partida de inversiones suma 324.000 euros, además de otros 200.000 euros más para fomentar la creación de empleo a pesar de no tener competencias para ello, y 20.000 euros más que se destinan a becas para estudiantes.

El equipo de gobierno de la Vall d’Uixó aprobó el nuevo presupuesto el pasado mes de febrero. En sintonía con los municipios anteriormente citados, las cuentas también se verán incrementadas, en este caso de 32 a 35 millones, con 5 millones para inversiones. Está prevista la mejora de infraestructuras necesarias como el cambio del tartán de la pista de atletismo, la reforma del Juzgado de Paz o el arreglo de caminos en mal estado por las lluvias, así como la recuperación de patrimonio como las fuentes históricas, los pórticos de la plaza del Ángel, el nuevo parque del Polígono III, la conexión entre el barrio Toledo y el Carbonaire, y una zona verde junto al Acueducto.

Otro ayuntamiento con números expansivos es Betxí. El presupuesto de 2019 es de 5.765.000 euros, un 10% más respecto al ejercicio anterior. El Palau-Castell cuenta con una previsión económica para completar la Fase V de la restauración e incluye casi 900.000 euros para inversiones.

En la Plana Alta, el consistorio de Almassora cuenta con un presupuesto de 30.155.886 euros (un 34,2% más), de los cuales 8,3 millones son para inversiones gracias a subvenciones concedidas por otras administraciones, en particular la Generalitat (5,4 millones), para obras de reforma, ampliación y construcción de nuevos centros educativos. El consistorio asumirá la recuperación del entorno del río Millars, la apertura del carril bici entre José Ortiz y Sant Jaume o el inicio de la peatonalización de la Vila. Al final del ejercicio quedará por liquidar un préstamo bancario de 1,8 millones.

En la comarca de l’Alcalatén, el presupuesto de l’Alcora asciende a 13.589.034 euros, un 13,62% más respecto al pasado ejercicio. Las inversiones duplican la cuantía hasta los 2,8 millones, de las que el 66% proceden de otras administraciones públicas y empresas privadas. El consistorio destina 400.000 euros de recursos propios a obras de mejora en viales públicos, como la renovación de las calles San Cristóbal, Cordeta y la travesía Calvario, entre otras. También se invertirán 800.000 euros en proyectos como la puesta en valor de la Real Fábrica o la rehabilitación del castillo de l’Alcalatén.

Por último, en la comarca del Alto Palancia, Segorbe también incrementa su presupuesto un 6,5% hasta los 10,15 millones. La rehabilitación del castillo de la Estrella (287.000 euros) es una de las grandes apuestas inversoras.


Noticias relacionadas

next