Hoy es 4 de diciembre y se habla de

anffecc reclama las ayudas ya aprobadas para impulsar la i+d+i y así buscar alternativas

Los esmaltes urgen la llegada de fondos europeos para poder cumplir con los retos sobre emisiones  

1/12/2020 - 

CASTELLÓ. La Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) ha reclamado este martes la llegada de los Fondos Europeos de Resiliencia y Recuperación que a principios del mes pasado aprobó el Parlamento Europeo ya que entiende que "son imprescindibles no solo para dar estabilidad a la situación económica actual, sino para invertir en proyectos de I+D+i que permitan a la industria adaptar sus procesos a las nuevas exigencias reglamentarias, con el fin de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera”.

Con el propósito de hacer ver la urgente necesidad de que lleguen estos fondos comunitarios, Anffecc ha emitido este martes un nuevo comunicado con vistas a que se facilite la financiación de proyectos de investigación que permitan reducir emisiones de CO2 a la atmósfera y, de este modo, cumplir con los objetivos de ambición climática europea.

Así, desde la patronal española con sede en Castelló se recuerda que la UE ya ha señalado que el 30% de estos fondos se destinarán a la lucha contra el cambio climático, el mayor porcentaje del presupuesto europeo jamás asignado. De ahí el interés de Anffecc en que la Administración “facilite el acceso a los mismos, ya que desde hace muchos años el sector es consciente de la necesidad de invertir en la prevención del cambio climático” y más al tratarse de una industria calorintensiva con es la de los esmaltes cerámicos.

En busca de alternativas tras reducir un 35% sus emisiones

De hecho, desde que comenzó el sistema de comercio de emisiones, la industria de fritas ha reducido un 35% sus emisiones de CO2 a la atmósfera, pero el objetivo que marca el Pacto Verde Europeo de reducir las emisiones a 0 en 2050 obliga a buscar nuevas alternativas. “Siempre estamos investigando con el fin de lograr mayor eficiencia energética y reducir emisiones, pero las metas que la UE ha marcado para 2030 y 2050 son muy ambiciosas, y para lograrlas se necesita una adaptación de procesos que permita implementar las nuevas energías limpias que van apareciendo”, indica Manuel Breva, Secretario General de Anffecc.

Hidrógeno, captura de CO2, el biometano...

En este sentido, según se recuerda en el comunicado, desde el clúster cerámico, están desarrollando conjuntamente una serie de contactos con la Administración, Institutos tecnológicos, y empresas energéticas para desarrollar proyectos de investigación en torno a las posibilidades que el Hidrógeno puede ofrecer a largo plazo. “Pensamos que el hidrógeno puede ser una buena opción como combustible para nuestro proceso, pero no es el único que debemos analizar. También puede ser importante el blending u otros gases renovables como el biometano, todo ello sin olvidar también la captura de CO2”, indica Manuel Breva, Secretario General de Anffecc. 

Estas iniciativas, señalan, entroncan con la voluntad de Generalitat Valenciana de ubicar en la provincia de Castellón el Centro de investigación en torno a las posibilidades energéticas del Hidrógeno Verde, tal y como manifestó Ximo Puig recientemente en Castellón y en su presentación en Les Corts de la Estrategia Valenciana de Recuperación.

Este proyecto, sin embargo está aún en ciernes, pero favorecería la apuesta por el H2 en el entorno del clúster cerámico, uno de los mayores consumidores de gas para uso industrial a nivel nacional, y podría suponer una nueva fuente de recursos para la Comunidad Valenciana.

En la Alianza Europea de Hidrógeno Verde

El interés por las posibilidades del hidrógeno verde como fuente de energía es máximo tanto a nivel nacional como europeo, y se están desarrollando numerosas iniciativas para ver su viabilidad. Tanto es así que Anffecc se ha adherido a la Alianza Europea de Hidrógeno Limpio (ECH2A). “La finalidad de esta alianza, que reúne a empresas energéticas, industrias y gobiernos de los estados miembros, es lograr la neutralidad climática para 2050 e impulsar el liderazgo industrial en tecnologías de energía verde”, señala Breva.

El secretario general de Anffecc insiste en que la implicación en este tipo de proyectos desde el inicio “es clave para acelerar la descarbonización del sector y mantener nuestro liderazgo internacional, que pasa necesariamente por mantener la producción y el empleo en España, y evitar la deslocalización”. Para ello, reclama, “hace falta que lleguen los fondos, pues la adaptación de nuestros procesos será clave a nivel industrial”.

Noticias relacionadas

next