Hoy es 30 de mayo y se habla de

LA PATRONAL PLANTEA UNA MEJORA DEL 6% EN TRES AÑOS ANTE LA DELICADA SITUACIÓN DEL SECTOR

Los sindicatos rechazan la subida salarial propuesta por Ascer: se rompe la negociación del convenio

Foto: ANTONIO PRADAS
18/10/2023 - 

CASTELLÓN. La negociación del convenio colectivo de la cerámica ya ha entrado en el tira y afloja después de que este martes, en la sexta reunión, la patronal azulejera Ascer presentara su primera propuesta. Una propuesta de subida salarial para los próximos tres años que los sindicatos rechazan por insuficiente ante la "pérdida continua y constantes de rentas y poder adquisitivo que han sufrido los trabajadores en los últimos años", y que la asociación empresarial defiende haciendo referencia a la delicada situación del sector y la caída notable de las ventas.

En el encuentro, la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), que preside Vicente Nomdedeu, planteó una mejora del convenio colectivo con una subida de las retribuciones del 6% para los próximos tres años. Esta estaría distribuida hasta 2025 de modo que este año los salarios del sector crecerían un 2,5%; el año que viene lo harían un 2%; y el siguiente, un 1,5%.

Un planteamiento que se encuentra todavía alejado de las posturas sindicales, que además de afear a Ascer que haya tardado hasta la sexta reunión para presentar una propuesta, exigen una subida salarial del 10% para los tres años, repartido de la siguiente manera: un 4% en 2023, y un 3% cada uno de los dos años siguientes, además de la posibilidad de revisar las mejoras al alza en el caso de que la inflación supere dichos porcentajes.

Tanto sindicatos como la asociación empresarial apelan al V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva alcanzado entre la CEOE y las organizaciones sindicales este año a nivel estatal. "Tenemos que mantenernos defendiendo el poder adquisitivo de las rentas de los trabajadores", aseguran fuentes sindicales tras las elevadas tasas de inflación sufridas en el último año.

Foto: ANTONIO PRADAS

Ascer, por su parte, recuerda que el acuerdo estatal no sólo tiene en cuenta la inflación sino el crecimiento económico, algo que no se está produciendo en el azulejo, y señala que las mejoras retributivas se deben dar, según dicho acuerdo, "donde la realidad económica de los sectores y/o empresas lo permita". Algo que no estaría sucediendo en el sector azulejero.

La situación del sector

En ese sentido, Ascer recordó a los sindicatos que la situación sectorial "continúa deteriorándose en todos sus indicadores, especialmente en cuanto a producción", con un descenso del -19,8% en los últimos doce meses y una reducción de las ventas de exportación en el período enero-julio del 17,7% en valor y del 26,4% en volumen, así como una destrucción de empleo de 1.681 puestos de trabajo desde julio del pasado año. 

En esa situación, Ascer defiende su propuesta de subida "a pesar de esa realidad sectorial" y "teniendo en cuenta muy especialmente la actual situación de la evolución de los precios", mucho más relajados que hace unos meses. Con todo, la patronal critica que "pretender la aplicación íntegra de los incrementos y garantías" en el acuerdo estatal "supone ignorar deliberadamente" su contenido y "la realidad del sector, conduciéndolo, innecesariamente, al conflicto".

Desde la representación de los trabajadores recordaron, sin embargo, que "en 2021 la coyuntura fue excepcional para el azulejo y aún así los trabajadores perdieron poder adquisitivo en más de cuatro puntos", que se suman a los "1,7 más que se perdieron al año siguiente", algo inaceptable y que a su juicio debe corregirse en el nuevo convenio: "Estamos hartos de perder poder adquisitivo". Así, también cargaron contra la propuesta "insuficiente" de Ascer porque se limita exclusivamente al asunto económico y deja de lado otras cuestiones también contempladas en el acuerdo estatal referentes a la reducción de jornada laboral, la jubilación parcial o la prevención de riesgos laborales.

Posibles medidas de presión

El acuerdo, así pues, está todavía lejos y prueba de ello es que por el momento no hay fecha para un nuevo encuentro. Desde las organizaciones sindicales ya se estudian medidas de presión para conseguir que se acerquen las posturas, según trasladaron fuentes de esta parte de las conversaciones. Próximamente, la idea es convocar una asamblea conjunta para estudiar las líneas de trabajo y la hoja de ruta sindical para insistir en las reclamaciones de los trabajadores.

Noticias relacionadas

next