Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

"hay que ayudar a las familias para que entierren con dignidad a sus seres queridos", asegura

Martí asegura que "es necesario seguir honrando a las víctimas de la barbarie fascista 80 años después"

1/11/2019 - 

CASTELLÓ. El presidente de la Diputación, José Martí, ha asistido al homenaje a las víctimas del franquismo que se ha celebrado en el cementerio civil de Castelló, donde ha reconocido que ha sido un acto que ha vivido con una especial emoción “por participar en él por primera vez como presidente de la Diputación, y por lo que esto significa”. Ha añadido que “80 años después, es necesario seguir honrando a la víctimas de la barbarie fascista y ayudar a sus familias a que puedan enterrar con dignidad a sus seres queridos”. También han asistido los diputados provinciales Santi Pérez, Ruth Sanz, Xaro Miralles e Ignaci Garcia.

José Martí ha calificado el homenaje de “entrañable” y ha añadido que “es una causa noble y justa en la que las instituciones tienen que estar, y en la que estará la Diputación”. Al respecto, ha recordado que “en el cementerio de Castellón fueron enterradas cerca de 1.000 víctimas, de las que más de 800 fueron fusiladas”.

El presidente ha añadido que “asistimos a un homenaje que nos nace del corazón, y mucho más este año, cuando apenas se cumplen unos días de la salida del dictador del Valle de los Caídos”, un lugar al que ha recordado que “fueron llevados 1.727 fallecidos de la provincia de Castellón”.

Para Martí, el traslado de los restos de Franco “se ha realizado tarde” pero ha servido “para superar una asignatura pendiente de nuestra democracia, porque la situación anterior suponía un atropello a la dignidad de las víctimas, al estar enterradas junto a su victimario”.

Martí ha agradecido la determinación del Gobierno para realizar la exhumación, pero ha advertido  de que “el trabajo no ha terminado”. Al respecto ha manifestado que “todos tenemos que implicarnos al máximo para hacer pedagogía entre las generaciones más jóvenes, que en ocasiones, por falta de información o por haber accedido a una información manipulada, abrazan ideologías que todos sabemos que son altamente nocivas”.

Por ello, ha concluido, “no podemos bajar la guardia, tenemos la obligación de ayudar a nuestros hijos y nietos para que no cometan los errores que en este país se cometieron en el pasado”. 

Noticias relacionadas

next