Hoy es 26 de septiembre y se habla de

la firma alicantina sirve al cliente final con hasta un 50% de descuento

Mercazulejo, la empresa que rompe los precios de la cerámica con digitalización y gestión del stock

23/07/2022 - 

ALICANTE. En plena escalada de precios de los materiales, y en un sector tan energéticamente dependiente como el de la cerámica, cualquier estrategia tendente a contener e incluso reducir el precio final tiene el éxito garantizado. Esa es la apuesta de Mercazulejo, una joven empresa alicantina (aunque con décadas de experiencia detrás) que ha roto el mercado con precios hasta un 50% más bajos que la media, gracias a una innovadora apuesta comercial.

Mercazulejo, cuya sede y centro logístico se encuentra en la carretera de Ocaña de Alicante, se diferencia de la mayoría de sus competidores fundamentalmente en dos cosas: la rapidez de respuesta a los pedidos, que puede ser desde inmediata (si el cliente acude a sus instalaciones o es de Alicante) hasta tres días, si hay que enviar el pedido con GLS a cualquier punto de España; y el precio que paga el comprador, que puede ser hasta un 50% más barato que en los principales distribuidores.

¿Cuál es la clave? En realidad, de nuevo son dos: la gestión del stock y una cuidada cartera de proveedores cultivada con los años, y la digitalización. Mercazulejo realiza la mayor parte de la labor comercial de forma online (capta a los nuevos clientes sobre todo en redes, y atiende por Whatsapp para reducir al mínimo el tiempo de presencia en la tienda), y tiene 13.000 metros cuadrados de azulejo en stock, de forma que el cliente se lo puede llevar en el momento.

Al frente de la firma se encuentra Paco García, delegado en la zona de Alicante y Murcia de la firma portuguesa más importante del sector, Pavigres. Y como socia y al frente del equipo técnico de la firma, Mari Carmen Mateu, reconocida generadora de espacios de cocina para varias marcas de primera línea. Mateu, de hecho, es la responsable de esta línea, en la que Mercazulejo se ha hecho un hueco de nuevo con las ventajas competitivas del precio y el tiempo.

"En tres semanas podemos tener terminada una cocina, donde ofrecemos un servicio integral desde el diseño hasta el acabado, con diseño a medida y atención pre y post venta", explica la empresaria. "Y un baño, en función de los materiales, puede estar en una semana". Es un margen de tiempo bastante inferior al que manejan los grandes actores del sector, lo que unido al precio de los materiales redondea la oferta.

En cuanto a Mercazulejo, el valor añadido es "sobre todo el servicio", afirma García, "tenemos 200 referencias en stock, que te puedes llevar de inmediato, y otras 300 que hacemos llegar en menos de cinco días". En cuanto a los precios, la firma exprime la gestión de los proveedores, aplicando el conocimiento de su fundador tras años como comercial del sector, y el tener una estructura (comercial y operativa) muy ligera gracias al canal digital. 

El target de la empresa es el cliente final, aunque también trabaja con profesionales, porque "es el que más nota y valora la diferencia en el precio final del producto". Además, según García, "la tendencia actual es que, en las reformas, es el cliente quien elige el material, no el contratista". El perfil es el de una persona joven, de 30 a 50 años, que está llevando a cabo una reforma o una obra nueva, incluso con algunos grandes proyectos. Además del material, Mercazulejo ofrece el servicio técnico a cargo de Mateu, incluso 'llave en mano'.

Noticias relacionadas

next