Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 5 de marzo y se habla de diputación de castellón equipe azulejo coronavirus

CD CASTELLÓN

Oviedo y Castellón, dos historias de supervivencia

6/11/2020 - 

CASTELLÓ. El partido de este domingo entre el Oviedo y el Castellón supondrá el reencuentro de dos históricos que han sobrevivido estoicamente a los periodos más negros de su historia y que vuelven a verse las caras en el fútbol profesional tras su último encuentro, hace 29 años.

Y es que ambos clubes han compartido experiencias traumáticas debido a la incompetencia de anteriores gestores. Así, los asturianos, que en la temporada 2002/2003 bajaron a Segunda División B tras finalizar penúltimos en la categoría de plata, sufrieron, ese mismo verano, un descenso administrativo a Tercera División por impagos a los jugadores.

Aquel episodio fue el inicio de una larga travesía por las catacumbas que puso en serio riesgo su continuidad como institución debido a las grietas económicas y estructurales que se generaron y de las que tardó 12 años en levantarse. En ese tiempo, el club carbayón pasó cuatro temporadas en Tercera División y ocho en Segunda B hasta que el 31 de mayo de 2015 regresó a la categoría de plata tras derrotar al Cádiz en la ronda de campeones de la promoción de ascenso.

Cuando el Oviedo inició su caída al precipicio, el Castellón llevaba varios años tratando de salir de la Segunda B para regresar al fútbol profesional, hasta que el 26 de junio de 2005, lo logró gracias a su triunfo en Castalia ante el Zamora. Sin embargo, aquella felicidad se tornó en dolor cinco años después, cuando los orelluts regresaron a la división de bronce, en lo que fue la antesala de la peor de las pesadillas.

El descenso administrativo del Castellón

Y es que aquella caída no fue lo peor que le iba a pasar a un Castellón cuyas finanzas habían quedado arruinadas a consecuencia de la desastrosa gestión de Castellnou. El club albinegro sufrió un descenso administrativo al siguiente año debido a las deudas contraídas con sus ex jugadores y malvivió durante siete temporadas en la cuarta categoría del fútbol español, donde no había jugado con anterioridad.

El riesgo de desaparición fue permanente en aquellos años, pero el ascenso que logró el 24 de junio de 2018, con un nuevo equipo de gobierno, cambió sus perspectivas y le permitió acercarse al sueño de recuperar un lugar en el fútbol profesional, cosa que consiguió el pasado verano, en Málaga.  

Tanto los azules como los albinegros contaron con el inquebrantable respaldo de su afición, que sostuvieron a sus equipos en los peores momentos y evitaron su desaparición. Diecisiete años después de aquellas travesías en el desierto que iniciaron el Oviedo primero y el Castellón después, ambas entidades se verán las caras con las miras puestas en consolidarse en el fútbol profesional y aspirar, en un futuro no muy lejano, a dar un salto mayor.  

Noticias relacionadas

next