Profesores asociados de la UJI se presentan a las elecciones al Claustro "para visibilizar su precariedad laboral"

9/05/2022 - 

CASTELLÓ. La Plataforma de Profesorado Asociado de la UJI ha presentado la candidatura Professorat Precari al Claustre formada por profesorado de distintos departamentos "para visibilizar la falta de voluntad de la dirección de la UJI en solventar la precariedad laboral de este colectivo que aglutina cerca del 40% del cuerpo docente".

Según apuntan en un comunicado, esta candidatura presentada por el profesorado asociado pedirá el voto a todo el colectivo de profesorado temporal "que ha visto cómo su labor docente no es reconocida, se siente discriminado y ninguneado en los últimos años sin que nadie presente y ejecute propuestas reales que mejoren su situación laboral", y acudirá al Claustro "con la motivación de ayudar a construir una mejor universidad pública que cuide de sus docentes".

Las elecciones al Claustro tendrán lugar el próximo miércoles 11 de mayo y a ellas están llamados a participar docentes, tanto permanentes como temporales, personal administrativo y de servicios, y estudiantado.

Tal y como recogen en el comunicado, el colectivo de profesorado asociado es una figura que en su momento se creó para "contratar especialistas de reconocida competencia que acrediten ejercer su actividad profesional fuera del ámbito académico universitario con la finalidad de desarrollar tareas docentes a través de las que se aporten sus conocimientos y experiencia profesionales a la universidad, con contratos de duración temporal y con dedicación a tiempo parcial ha acabado convirtiéndose en un recurso humano de profesorado barato comodín de las necesidades docentes de cada departamento, en algunos de los cuales constituyen la mitad en número de profesorado, con las mismas obligaciones pero objeto de discriminación sistemática en derechos económicos, condiciones laborales, y sociales frente a otras figuras docentes".

El Profesorado asociado pide desde 2008 una amplia mejora salarial y retributiva que contemple poner en valor su trabajo docente y experiencia. Con sueldos, ya en 2022 entre 285 euros y 570 euros, según la carga docente, se reclama actualizar la tabla salarial en base a precios reales de mercado y trabajo, puesto que ahora mismo está remunerado por debajo de los 6 euros la hora el trabajo efectivo realizado. Este colectivo también demanda que mientras no se apruebe el Convenio colectivo de las universidades valencianas, se equipare el salario al de la Universidad de Alicante. Según apuntan, a día de hoy, un/a asociado/a de la UJI cobra entre 975 euros y 1.952 euros anuales menos que un/a asociado/a de la Universidad de Alicante y entre 1.202 y 2.404 euros menos al año que lo acordaron en 2019 Conselleria, sindicatos y universidades que debería cobrar.

Asimismo, el colectivo de profesorado asociado reclama "mitigar la brecha retributiva a través de incentivos propios de la UJI de los que el Rectorado no quiere ni oír hablar, y del derecho a cobro por la evaluación docente, la preparación de las clases o la investigación, tal y como en varias sentencias judiciales han otorgado al PDI temporal el derecho a solicitar en igualdad de condiciones que el PDI permanente".

Mejorar la estabilidad laboral

Respecto a los derechos y condiciones laborales, los profesores asociados quieren incidir en la mejora de la estabilidad laboral "frente a la precariedad y desamparo de derechos consolidados que implica el Fraude de Ley de la concatenación de contratos temporales año a año y la discrecionalidad en algunos casos en las contrataciones o despidos de profesores/as asociados/as". Según explican, algunos miembros de este colectivo llevan más de 25 años en la UJI con contratos temporales.

En relación a su labor docente se quiere mejorar el esclarecimiento de tareas y competencias a las que sí están obligados y por los que se les ha de retribuir de las que no, así como la constante reivindicación del acceso a medios técnicos e infraestructuras para poder desempeñar su labor, puesto que en muchas ocasiones es el propio profesorado quien ha de utilizar sus propios ordenadores y medios ante la obsolescencia de los de la universidad o el ratio de “1 ordenador por cada 3 profesores asociados” que el ViceRectorado estableció.

Noticias relacionadas

next