X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Puig pide a la UE crear un observatorio que controle de forma "real" el mercado de los cítricos

7/02/2019 - 

BRUSELAS (BEGOÑA TORRES / EP). El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este jueves que ha enviado una carta al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unión Europea, Phil Hogan, para pedirle la creación de un Observatorio para frutas y hortalizas, como ya existe en el sector de la pesca, con el objetivo de "fortalecer la agricultura mediterránea". Con ello, desde el Consell pretenden que la Unión Europea haga visible la evolución de la cadena agroalimentaria en un paso para conseguir la viabilidad del cultivo de los cítricos en la Comunitat Valenciana.

Así lo ha avanzado Puig a los medios de comunicación en la Feria Fruit Logistica en Berlín, en la que la Generalitat participa con un estand que aglutina a 30 empresas valencianas de las 90 de la Comunitat que participan en el certamen. El president ha destacado su importancia "para avanzar hacia nuevos mercados" como China, Japón o Canadá, especialmente ahora en un contexto de gran competencia en Europa.

Con el organismo regulador que solicita a Europa, Puig considera que habría un "control estadístico y real de las exportaciones, importaciones y de la calidad", porque "daría cuanta en tiempo real de cómo evolucionan los mercados para las hortalizas". "Creo que es una medida importante que Europa debe tomar", ha defendido.

En concreto, en la misiva el president recuerda la actual crisis que sufre el sector citrícola, un problema "complejo" tanto por su carácter "estructural como coyuntural" y que requiere de la "implicación de todas las administraciones". Por ello, señala que es "de vital importancia" la creación de este Observatorio que "permita, desde la UE, efectuar un control directo del volumen, el valor y el precio de los productos hortofrutícolas desde la primera venta hasta la fase minorista, e incluya importaciones y exportaciones".

En este sentido, Puig recuerda a Hogan que este organismo ya existe en materia de Pesca y Agricultura desde 2013, por lo que le apunta que la Comisión "debe considerar la constitución de uno específico para un mercado tan importante para la agricultura europea como es el hostofrutícola". Puig confía en que el comisario de Agricultura sea "receptivo" porque en la reunión que mantuvieron hace unos meses se habló de posibles iniciativas y ahora se ha concretado. Además, ha defendido que este observatorio serviría para contar con unos datos "rigurosos" en caso de tener que activar la cláusula de salvaguarda en los cítricos y, de este modo, hacerlo "de manera efectiva y no desde la demagogia". "Sería más útil para adoptar soluciones radicales como en este caso la cláusula para evitar que haya competencia desleal", ha dicho. 

Reciprocidad sanitaria

Asimismo, el president ha indicado que ha remitido otro escrito a la Comisaria de Comercio, Cecilia Malsmtrom, para que haya "reciprocidad" en la cuestión del control fitosanitaria y sanidad vegetal y, de este modo, se actúe " a favor de la libre competencia, pero en igualdad de condiciones". "Esto no solo es un problema para los consumidores europeos que comen productos sin los niveles de exigencia de los productos europeos, sino que además está la cuestión de las plagas", ha señalado. En este sentido, Puig ha advertido de que "sin reciprocidad hay un doble peligro: la competencia pura y dura y falta de lealtad y, otro, que tiene que ver con la salud y las plagas".

Respecto a las posibles consecuencias del Brexit en el mercado, Puig ha defendido la importancia de que sea "lo más light posible" porque, en caso contrario, ha considerado que sería como si Reino Unido "se pegara un tiro en el pie" y además no cree que tuviera "ningún sentido dificultar una relación comercial". Desde el punto de vista agroalimentario, ha abogado por evitar que se creen "nuevas fronteras" que propicien "dificultad". "Se trata de intentar quedarnos en la misma situación actual y que haya las menores consecuencias", ha señalado.

Puig, quien ha dado un paseo por las diferentes empresas valencianas para conocer sus productos, métodos y novedades, ha puesto en valor al sector agroalimentario, que representa el 15% del PIB valenciano y cuyas inversiones en la Comunitat están en los 6.000 millones de euros al año.

En concreto, ha puesto como ejemplo el sector en la provincia de Castellón que, pese a haber sido "uno de los más perjudicados por la temporada citrícola", "dará la vuelta a la situación" porque tiene productos, como las naranjas, que son "extraordinarios". "Tenemos que hacer valer nuestra capacidad , singularidad y la realidad de origen", ha reivindicado.

next