Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

 fragmentos cerámicos del siglo III a.C

Restos arqueológicos constatan que en el castillo de Culla hubo un asentamiento ibérico

21/02/2019 - 

CASTELLÓN (EFE) El municipio castellonense de Culla ha descubierto nuevos restos arquoelógicos de fragmentos cerámicos del siglo III a.C. que demuestran la existencia de un asentamiento ibérico en el castillo del municipio.

Según han informado fuentes del consistorio, a principios de año el ayuntamiento retomó los trabajos arqueológicos en las ruinas del antiguo castillo con la intención de recuperar este "tesoro" arqueológico. Además, gracias a los 300.000 euros de financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Ayuntamiento quiere poner en valor este yacimiento como recurso cultural y posicionarlo turísticamente. Ahora se han producido nuevos hallazgos que han permitido documentar mejor los orígenes de este municipio del Alt Maestrat. 

De este modo, los fragmentos cerámicos del siglo III a.C., localizados en las excavaciones, evidencian la ocupación temprana del espacio donde más tarde se emplazaría la fortaleza medieval. El alcalde de la población, Víctor Fabregat, ha asegurado que "teníamos constancia de asentamientos prehistóricos en nuestro territorio gracias a descubrimientos como las pinturas rupestres de los abrigos del Molinell, el Bovalar y la Covarcha, los hallazgos arqueológicos en la Font de la Carrasca y la Roca del Corb o el poblado ibérico del Collet del Salzé; pero este establecimiento en lo alto de la muela que corona la población, todavía estaba por documentar y confirmar". 

El primer edil ha señalado que ahora la obligación del consistorio es "seguir trabajando para sacar a la luz este importante patrimonio y ponerlo al alcance de los vecinos y visitantes, para que conozcan mejor el pasado de nuestro pueblo".

Los trabajos se prolongarán hasta noviembre de 2019, por el equipo de arqueólogos, topógrafos y documentalistas coordinados por Rafael Martínez. 

En 2017 y 2018, ya se llevaron a cabo diferentes actuaciones en la fortificación, subvencionados por la Diputación de Castellón y con los recursos propios del consistorio, que ya concluyeron con hallazgos de gran valor histórico.

Noticias relacionadas

next