Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 13 de julio y se habla de Playas Banderas azules banderas negras Vox feslloc coronavirus

TENIS

Roberto Bautista cierra la mejor temporada de su carrera como top-10 y campeón de la Copa Davis

25/11/2019 - 

CASTELLÓ. El tenista castellonense Roberto Bautista ha cerrado una temporada de ensueño en la que ha logrado un puesto entre los diez mejores jugadores del mundo, además de conquistar la sexta Copa Davis para España.

El de Benlloc empezó el curso ganando el torneo de Doha después de eliminar en semifinales al serbio Novak Djokovic, entonces número uno del mundo. Aquel título, noveno que conquistaba en el circuito ATP, fue el punto de partida de un año en el que consiguió varios hitos. 

El primero fue superar la barrera de los octavos de final en torneos del Grand Slam, cosa que logró en su siguiente torneo, en Australia. Allí tumbó a otro top- 10, Marin Cilic, para plantarse en cuartos de final, donde le superó el emergente jugador griego Stefanos Tsitsipas, en un igualado partido.

Dos meses después, Bautista volvió a derrotar a Djokovic en un torneo importante, el Masters 1000 de Miami, lo que le dio acceso a los cuartos de final. Tras esa actuación, el castellonense, que había empezado el año en el puesto 24 de la clasificación mundial, apenas subió dos posiciones, pero tenía pocos puntos que defender en sus siguientes citas, lo que le permitía aspirar a un gran salto con otro buen resultado.

Ese registro llegó en Wimbledon, donde accedió a semifinales, pulverizando el récord personal que había conseguido a comienzos de año en torneos de Grand Slam. En la cita londinense solo fue superado por Djokovic, que tuvo que sudar lo suyo para deshacerse de su verdugo en Miami y Doha.

Gracias a esas semifinales, Bautista sumó 720 puntos, ascendió al puesto 13 de la ATP y llegó a la gira norteamericana con opciones de acabarla entre los diez mejores del mundo. No tuvo que esperar hasta el final de la misma para hacer realidad su sueño de ser top-10, ya que sumó los puntos suficientes con sus cuartos de final en los torneos de Montreal y Cincinnati. Ya en el US Open, Bautista era número 10 del mundo.

Reserva en la Copa de Maestros

Su siguiente meta era lograr una plaza para la Copa de Maestros, para lo cual necesitaba acabar la temporada entre los ocho mejores. Optó a esa cita hasta el último torneo, pero acabó en novena posición, lo que le impidió gozar de ese privilegio. Sin embargo, logró mejor ranking personal y fue primer reserva en el Masters, lo que le convertía en la primera opción en caso de bajas.

Al no haberlas, Bautista se quedó sin debutar en Londres, pero se llevó un premio aún mayor formando parte del equipo español que ganó la Copa Davis. El castellonense tuvo una contribución decisiva en la final ante Canadá, dando al país el primer punto con su victoria ante Felix Auger-Aliassime.

Lo hizo dos días después de enterrar a su padre, en una muestra de orgullo, profesionalidad y compromiso con el equipo español. Su victoria ante los canadienses fue la número 42 que logró en toda la temporada.

Otros años tuvo mejores registros de victorias -logró 48 en 2016 y 2017-, pero las de este curso llegaron en escenarios más exigentes y relevantes, lo que le ha permitido cerrar la temporada como novena mejor raqueta del planeta y segunda de España, por detrás de Rafael Nadal.

Noticias relacionadas

next