crónica por los otros / OPINIÓN

¡Toc, toc!

Hace años que la organización valenciana Payasospital lleva demostrando que la terapia del humor mejora la calidad de vida y el bienestar emocional de los pacientes y sus familiares tanto en los hospitales como en atención domiciliaria.  Siguiendo en esta línea, el propósito en estas fiestas navideñas con la ruta Toc Toc es recaudar dinero para conseguir llevar terapia de humor a domicilio  para cien menores

12/12/2021 - 

La entidad valenciana Payasospital lleva trabajando desde 1997 con menores en hospitales. Y desde la pandemia decidió visitarlos en sus casas.  Una experiencia y un proyecto piloto que no ha podido funcionar mejor.

Para seguir en esta línea, la acción de estas fiestas  es recaudar los fondos necesarios para visitar en 2022 a un centenar de menores que reciben cuidados médicos y terapia en sus hogares 

En definitiva , la campaña Toc Toc  consiste en colaborar con pasos. Se necesitan conseguir 22.000 pasos y cada paso es un euro. El coste para Payasospital de la visita de un niño a su domicilio son 220 euros. La manera es bien sencilla si queremos colaborar. Por cada euro donado en el marco de esta campaña, la ONG lo convertirá en un paso.  Entramos en la web y podemos ver los detalles del programa.  Podemos donar pasos de felicidad, saltos de alegría y zancadas de ilusión.

Por cada 220 pasos alcanzados en la ruta, una pareja de payasos podrá visitar a un paciente hospitalizado en su casa el próximo año.

No olvidemos que cientos de niños y niñas están hospitalizados en sus hogares. Muchos de ellos son pacientes con cáncer o con enfermedad avanzada que reciben cuidados paliativos. En estas circunstancias el apoyo emocional para mejorar su calidad de vida y la de sus familiares, es urgente.

Según Payasospital, la terapia de humor puede mejorar el bienestar emocional de estos pacientes: pues crean un ambiente alegre y distendido donde disfrutan junto a sus seres queridos. Son momentos de felicidad que atenúan el miedo, el malestar y el estrés.

Es una manera de humanizar la asistencia sanitaria en un grupo social tan vulnerable como la infancia tal y como  señala Sergio Claramunt, fundador de la ONG y director artístico. En este sentido, desde hace dos años el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de València y el General de Alicante han incorporado a los payasos en algunas de las visitas pediátricas programadas y en 2022 espera hacerlo también el Hospital Clínico.

Este programa está totalmente respaldado por el área médica. Va más allá de la visita que realizan los payasos y payasas in situ, la terapia va más allá de hacer reír a un niño o niña con problemas de salud.  Andrés Piolatti, médico responsable del programa de atención domiciliaria pediátrica de este hospital, ha explicado los motivos que le han llevado a solicitar a Payasospital este tipo de atención: “he comprobado de primera mano, en el hospital, los beneficios de las intervenciones de los payasos, asimismo conozco por los compañeros de otros hospitales donde ya funciona este sistema el alto grado de satisfacción de la familia, del paciente y del equipo sanitario, por eso queremos implantarlo también aquí”.

Cualquier ciudadano puede colaborar en la Ruta ¡Toc Toc! con donativos online desde un euro a través de la plataforma migranodearena.org y la web rutatoctoc.org 

PAU. Un programa pionero a nivel nacional 

Hasta la fecha, Payasospital ha visitado a 84 menores en sus casas bajo el marco del programa PAU, iniciativa pionera en este ámbito a nivel nacional. Este programa de visitas domiciliarias consiste en el acompañamiento e intervención conjunta de payasos y equipo médico en el domicilio de los pacientes pediátricos con enfermedad avanzada. “En septiembre del 2019 tuvimos una experiencia piloto con un solo paciente: Pau y de ahí su nombre”, ha recordado Claramunt. 

Este verano pasado nos llegó la historia de PAU, y nos hicimos eco de ella y del proyecto que nacía con su nombre. El proyecto PAU.

“Pau es uno de los menores a los que la magia de los payasos y payasas le hizo feliz mientras vivió. Pau falleció en su casa hace poco más de un año y dos meses antes había recibido la visita de la enfermera payasa Mina Mercromina que le volvió a hacer feliz. Este testimonio y su historia se convirtieron en el proyecto piloto y pionero del programa que lleva su nombre PAU impulsado por Payasospital y La Fe de València.”

Tras el éxito del piloto, los payasos se han incorporado en la consulta programada del personal sanitario de varios hospitales de la Comunitat (La Fe y el General de Alicante), usando para ello el mismo sistema de transporte que la unidad médica. Estas visitas sprograman a principio de mes y 48 horas antes se confirma la situación clínica de cada paciente con todo el equipo que incluye médico, enfermera y el equipo de Payasospital.

 Las intervenciones se realizan bajo el permiso y petición de la familia y, en la mayoría de los casos, los payasos distraen al menor durante la administración de tratamientos y realización de exploraciones diagnósticas.

Según ha señalado Claramunt, “en estas circunstancias el apoyo emocional para mejorar la calidad de vida de los menores graves y sus familiares es urgente. Nuestra terapia del humor mejora el bienestar emocional de estos pacientes y facilita al equipo sanitario la aplicación de los cuidados que necesitan”.

Payasospital ha lanzado  hasta el próximo 6 de enero la campaña Ruta ¡Toc Toc! con la que espera recaudar los 22.000 euros que necesita para ampliar su programa de visitas a niños y niñas que reciben atención médica en sus casas. La idea es que cualquier persona pueda ayudar a completar esta ruta con la que se puede colaborar desde solo un euro.

La semana que viene… más!

Noticias relacionadas

CRÓNICA POR LOS OTROS

Payasospital vuelve... y cumple dos patitos

En enero de 1999 fue la primera vez que una pareja de payasos visitó el  Hospital Clínico de València. Desde entonces  han pasado 22 años y la labor de Payasospital no ha parado, ni tan siquiera en 2020 con la pandemia donde adaptaron su intervención de manera online. Esta semana, han vuelto a su actividad presencial de manera progresiva en algunos hospitales públicos de la Comunitat Valenciana

next