Hoy es 16 de julio

la universitat d'estiu retoma la actividad con un seminario en benicàssim

La UJI acoge a técnicos que abogan por cambiar de modelo para cumplir las normas de calidad del aire

18/06/2024 - 

CASTELLÓ. La Universitat d’Estiu de la UJI retoma las actividades con la celebración del seminario 'La Calidad del Aire en España. Millán Millán' que se celebra en el Hotel Termas Marinas El Palasiet de Benicàssim y que se centra en la nueva directiva europea sobre la calidad del aire, que probablemente se publique en otoño y que los países de la Unión Europea deberán cumplir en 2030. 

La inauguración ha contado con la participación de Carmen Lázaro, vicerrectora de Cultura, Lenguas y Sociedad; María del Mar Viana, subdirectora general de Aire Limpio y Sostenibilidad Industrial del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, y Jorge Blanco, director general de Calidad y Educación Ambiental de la Generalitat Valenciana, a los que han acompañado los dos directores del curso, Xavier Querol y Eliseo Monfort.

El encuentro se ha iniciado con el homenaje a Millán Millán, fundador y alma mater del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) y divulgador científico de prestigio internacional que falleció el pasado mes de enero. La organización del seminario ha hecho entrega a la directora del CEAM, Amalia Muñoz, de una placa conmemorativa y además una de las mesas redondas se ha dedicado a repasar su trabajo. 

Nueva directiva europea

Durante la apertura, Carmen Lázaro ha argumentado en referencia a la nueva directiva europea sobre la calidad del aire que "todas las personas tenemos que comprometernos desde todos los ámbitos", al tiempo que ha hecho referencia a la necesidad de incidir en "la educación y la sensibilización ciudadana". Por su parte, la representante del Ministerio, María del Mar Viana, considera "necesario mantener el diálogo y la colaboración con todos los actores participantes para alcanzar los retos a los que nos dirige la nueva normativa".


La nueva directiva europea contempla, entre otros puntos, la reducción a la mitad de los valores de inmisión, es decir, los que marcan los niveles de contaminación del aire que respiran los ciudadanos y que son perjudiciales para la salud. En este sentido, los nuevos parámetros exigen que los valores de las partículas respirables PM10 sean inferiores a 20 microgramos/m3 en 2030, hecho que supone la necesidad de aplicar un cambio de paradigma para cumplir los objetivos, dado que en la actualidad el límite anual es 40 microgramos/m3. 

Ante esta nueva situación, el representante del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, David Cáceres, ha señalado que "la nueva directiva supondrá una revisión y actualización del plan marco de acción a corto plazo y de los planes regionales del aire", durante la celebración de la mesa redonda titulada 'Los retos para la aplicación y el cumplimiento de la nueva directiva europea de la directiva del aire'. El técnico ha explicado que, si se continúa con la misma dinámica, en el año 2030 habría 81 zonas en el conjunto de España que no cumplirían la normativa respecto a los valores límite de partículas contaminantes perjudiciales para la salud.

Cinco años para alcanzar los límites

En este sentido, el codirector del seminario e investigador del CSIC, Xavier Querol, ha asegurado que "tenemos cinco años para alcanzar los límites que exige la nueva normativa, un reglamento que recoge las peticiones de la OMS y que pretende reducir los efectos de las partículas respirables en la salud pública". Querol, que ha participado en la mesa redonda 'Los nuevos parámetros de la calidad del aire', considera que uno de los retos en España para cumplir la normativa europea "aunque se haya mejorado bastante en los últimos años, es limitar o regular el tráfico de vehículos, sobre todo en las grandes ciudades, que es donde hay un mayor problema, como ya lo han hecho una gran parte de las capitales europeas".


Los estudios reflejan que el 80% de la población española se vería afectada por el no cumplimiento de la directiva de la Unión Europea si no se toman medidas. Al respecto, una de las técnicas del Ministerio, Natalia Alonso, ha argumentado que otro de los retos es reducir la contaminación que se produce en los hogares, debido a la utilización de productos de limpieza, cosméticos, pinturas o disolventes que suponen el 30% de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (son uno de los generadores de ozono troposférico, uno de los contaminantes principales).

Este encuentro bianual que organiza la comunidad científica en coordinación con la Universitat Jaume I continuará mañana con la participación de expertos y técnicos de diversos gobiernos autonómicos, investigadores del CSIC y de diversas universidades, así como representantes del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Noticias relacionadas

next