Hoy es 14 de julio

visión financiera

Una buena oportunidad para aumentar la exposición a los tipos de interés globales de calidad

Foto: STEVE JOHNSON/PEXELS
28/05/2024 - 

El rendimiento de la deuda global aumentó en el primer trimestre de 2024, tras la fuerte caída registrada en el trimestre anterior. Las expectativas relativas al calendario y la magnitud de los recortes de tipos de interés en 2024 se han ido atenuando ante la capacidad de resistencia mostrada por los datos económicos correspondientes al mercado laboral y el sector manufacturero, así como ante la ralentización del ritmo de desinflación. No obstante, no cabe duda de que nos dirigimos hacia un entorno de flexibilización de la política monetaria en todo el mundo, lo que debería favorecer a los activos relacionados con la duración.

Las expectativas de consenso apuntan ahora a un aterrizaje suave de la economía mundial ante la continua desinflación y la solidez del crecimiento y el mercado laboral. Además, el crecimiento de la economía mundial podría alcanzar al de Estados Unidos a medida que se vaya recuperando la actividad manufacturera a escala global. Las expectativas de recortes de tipos se han retrasado hasta junio, y ahora se prevén menos recortes que a principios de año. Los mercados financieros descuentan actualmente recortes por valor de unos 70 puntos básicos en Estados Unidos y el Reino Unido y de 90 puntos en Europa, marcando así un cambio de tendencia en las expectativas del mercado. Europa ha pasado de ser la región para la que se preveían menos recortes de tipos a ser la que más. Por otro lado, Japón confirmó su esperado cambio de política en marzo. Puso fin a la política de tipos de interés negativos por primera vez en 17 años y abandonó su política de control de la curva de tipos.

En nuestra opinión, el mercado está subestimando el riesgo de dos posibles escenarios: un aterrizaje brusco de la economía y un periodo prolongado de inflación persistente. El efecto retardado de las subidas de tipos podría provocar aún un aterrizaje brusco, mientras que un periodo prolongado de inflación podría limitar la flexibilidad de los bancos centrales.

GráficoDescripción generada automáticamente

Nuestra principal convicción en el universo de tipos globales sigue siendo el posicionamiento orientado al aumento de la pendiente de la curva de tipos que, en nuestra opinión, podría generar una rentabilidad positiva y mitigar el riesgo de invertir exclusivamente en un resultado binario de aterrizaje brusco frente a aterrizaje suave. Favorecemos este posicionamiento a favor del aumento de la pendiente de la curva estadounidense, que tiene más posibilidad de superar a las posiciones en Europa o el Reino Unido en escenarios más adversos. En lo que respecta al posicionamiento relativo en duración, nuestra posición es más equilibrada, ya que el precio de mercado deja poco margen de error.

También mantenemos una posición infraponderada estratégica en deuda japonesa. Aún está por ver cómo responderán los mercados financieros a la evolución del contexto político en Japón y a los posibles ajustes que se prevén.

next