X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA

Vicente Montesinos: “La ampliación de capital del CD Castellón será importante y creativa”

12/06/2019 - 

CASTELLÓN. Con la temporada finalizada, el presidente del CD Castellón, Vicente Montesinos, afronta uno de los veranos más importantes en la historia reciente del club. Tras recuperar la mayoría accionarial que cedió en su día José Miguel Garrido, el empresario castellonense tiene el reto de estabilizar deportiva y económicamente el club en su segunda temporada consecutiva en Segunda División B y corregir los excesos del anterior hombre fuerte de la entidad, cuya gestión ha situado la deuda del club en tres millones y medio de euros. La ampliación de capital que planea para los próximos meses será un buen termómetro para medir la estructura económica que tendrá la institución en años venideros.

-¿Ha sido muy dura la negociación para hacerse con la propiedad del club?
-No ha habido negociación, sino una hoja de ruta que nos han marcado. Lo que ha sido dura es la toma de decisión, por la trascendencia y el importe.

-¿Por qué Capital Albinegro pone ahora 2,3 millones de euros y no abonó hace un año los 1,4 millones de la deuda con Hacienda, cuando el club estaba al borde de la disolución?
-Más que un tema de importe económico, que también era importante, era un tema de modelo, apuesta futura y entender que el CD Castellón requería también inversiones a posteriori. Creímos que la entrada de un socio, como en este caso fue Orbit Access, era lo mejor para el club. Pero a raíz de lo acontecido en el último año, entendimos que quizá no era la mejor de las opciones que podía tener el CD Castellón encima de la mesa. Además, siempre he defendido un modelo de club diferente al que había con José Miguel Garrido. Como ahora se ha dado la posibilidad de corregir ese rumbo, hemos tomado esa decisión.

-¿Qué estado de cuentas ha dejado Garrido?
-El apartado de ingresos se ha mantenido más o menos estable, pero las inversiones en el plano deportivo, que quizás excedieron la capacidad que tenía el club, han hecho que el endeudamiento haya crecido. Con la llegada de Garrido se abonó el importe de un millón y medio de euros a Hacienda y quedó una deuda de 2,5 millones de euros. Ahora esa deuda es de aproximadamente 3,5 millones.  

-La ampliación de capital que va a proponer el club, ¿será la primera de varias que se van a realizar a medio plazo, o será de mucha mayor cuantía que las últimas que se han hecho?
-Ahora no sabría decirlo porque estamos trabajando en el modelo que queremos llevar a cabo. Tenemos que hacer un planteamiento creativo para reforzar la estructura financiera del club en los próximos años y dar la oportunidad a todo el mundo para que pueda ser parte del CD Castellón como accionista. Considero que debe ser una ampliación de capital importante, creativa y sobre todo exitosa para que se pueda llevar a cabo.

-¿Sigue vigente el plan de ascenso a Segunda División a cinco temporadas que trazó hace dos años?  
-Esa visión la teníamos cuando llegamos al club y la seguimos teniendo ahora. Quizá la visión de José Miguel Garrido era pisar el acelerador para conseguir subir lo antes posible y yo he tenido un año para entender que esto no va así. Tenemos un objetivo, pero hay que ir con los pies en la tierra y hacer las cosas bien. Si es en un año, mejor que en dos, y si es en dos, mejor que en tres, pero no debemos exprimir el motor para lograrlo sí o sí en un año y gripemos el motor. Prefiero ser más cauteloso y hacer las cosas sin prisa, pero sin pausa.

-¿De cuánto dinero se va a disponer para cubrir las necesidades de la plantilla de cara a la próxima temporada?
-El coste de la plantilla no va a diferir mucho del que ha habido la pasada temporada. Tampoco pensemos que va a producirse un recorte del 50%, pero sí que va a haber ajustes. Vamos a intentar tomar decisiones más perennes y conservadoras en el tiempo. Hay que entender que cuando se asciende a Segunda División B, la práctica totalidad de la plantilla sale y eso tiene unos costes; la llegada de muchos jugadores nuevos en los mercados de verano e invierno implican más costes en fichas y quizás algunas retribuciones hayan sido excesivas. El hecho de querer ir tan rápido hace asumir unos gastos no propios de una plantilla sino de una mala planificación deportiva. Yo creo que este año tenemos que ser más estables en el presupuesto deportivo y hacer las cosas despacito y con buena letra.

-De esa plantilla que se desmanteló en contra de la voluntad de Capital Albinegro, ¿podría producirse algún regreso la próxima temporada? 
-No hay nada descartado, pero lo que no podemos es rehacer el pasado. Tenemos un equipo ya conformado y no debemos hacer lo mismo o peor que lo que se hizo cuando se ascendió. Lo primero que hay que hacer es ver lo que tenemos en casa. Después, ver lo prescindible de lo que tenemos en casa y luego las necesidades para conformar la plantilla. Dentro de esos jugadores que se pueden incorporar, veremos los refuerzos que pueden hacer falta, partiendo de que tenemos muy buenos jugadores y que no se ha podido o sabido hacer que esa música suene bien. Dentro del espectro de jugadores que pueden llegar, se ve absolutamente todo: gente que ha pasado por la casa y gente que puede venir de fuera. No hay ninguna obligación de incorporar o rechazar a la gente que estuvo aquí.

-¿Llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para el convenio de cesión de Castalia será uno de los grandes retos de su mandato, habida cuenta del distanciamiento que hay entre ambas partes?
-No creo que las posiciones sean tan distantes. De hecho, en la propia comisión se circularon propuestas por parte del Ayuntamiento, que lo conforman los distintos grupos políticos, y también las que planteamos nosotros, que fueron vistas con buenos ojos por parte de los que conforman ese Ayuntamiento. Otra cuestión diferente es el acuerdo final que se alcance. Lo que tenemos que lograr, tanto nosotros como el Ayuntamiento, es llegar a un consenso. Si para ello las dos partes tenemos que cambiar los registros para plantear las cosas, tengo que estar en disposición de ello. Con diálogo y escuchando las necesidades de las partes, seguro que llegamos a un buen acuerdo.

-¿Va a haber algún cambio en el modelo de gestión de Capital Albinegro respecto a su incorporación al club hace dos temporadas?
-Vamos a mantener la manera de gestionar el club de cuando llegamos. Si hemos dado este paso es porque queremos recuperar el modelo del primer año, trabajando codo con codo entre todos los que formamos el CD Castellón. Esto no va de un dueño y mando, sino de una gestión participativa. Aquí hay grandes profesionales a los que hay que delegar desde la dirección, porque es como se tienen que hacer las cosas.   

-¿Qué futuro vislumbra al Castellón a corto y medio plazo?
-Lo veo estabilizándose en Segunda División B, asomando la cabeza para entrar en el fútbol profesional y estar ahí arriba más pronto que tarde, con una estabilidad económica gracias a la gestión y aportación de todos los que formamos el CD Castellón y teniendo mucho éxito en la planificación para reforzar los cimientos y así obtener los resultados deportivos.

Noticias relacionadas

next