Hoy es 25 de junio y se habla de rototom sunsplash MASCARILLAS coronavirus Marie claire

adecuación a los cambios recogidos en el Reglamento General de tráfico en vías urbanas

Vila-real instalará radares disuasorios para valorar si reduce la velocidad máxima de circulación

7/05/2021 - 

VILA-REAL. Vila-real instalará radares pedagógicos en las cinco grandes avenidas de la ciudad con doble carril por sentido para analizar el flujo de vehículos diario y la velocidad media de circulación, según han informado este viernes fuentes municipales a través de un comunicado, en el que se explica que esta medida está encaminada a obtener datos objetivos para valorar una posible reducción del límite máximo, en virtud de la modificación del Reglamento General de Circulación aprobada por la Dirección General de Tráfico, que entra en vigor este próximo 11 de mayo.

En esta nueva normativa de tráfico, que rebaja los límites de velocidad en vías urbanas y travesías, se contempla la posibilidad de reducir la velocidad máxima en las avenidas con doble carril por sentido de 50 a 40 km/h. La concejala de Seguridad Ciudadana, Silvia Gómez, ha explicado que, el equipo de gobierno ha optado por “mantener de momento el límite en 50 km/h y no aplicar directamente la reducción; en nuestra línea del diálogo con la sociedad, queremos apelar a la colaboración y la concienciación de la ciudadanía para respetar los límites de velocidad”.

Si se incumple a 50 km/h, se rebajará a 40 km/h

La instalación de estos radares pedagógicos servirá para, además de informar y alertar a los conductores, recabar datos técnicos sobre el respeto de las normas de tráfico de manera que “si detectamos zonas en las que se incumple de forma reiterada la restricción de velocidad, valoraremos la posibilidad de aplicar la reducción del límite a 40 km/h”, indica Silvia Gómez. Las cinco avenidas en las que se procederá a la instalación de estos dispositivos para el control de la velocidad de los vehículos son: Francisco Tárrega, Alemania, Italia, Europa y Bélgica. La colocación de los radares correrá a cargo de la empresa adjudicataria del nuevo contrato de mantenimiento de la señalética de tráfico, que incluye esta posibilidad como una de las mejoras.

De forma paralela, el Ayuntamiento está completando el cambio de señales en todas las vías urbanas de un único sentido, en las que la velocidad máxima permitida pasa de 40 a 30 km/h, en aplicación de la modificación del Reglamento General de Circulación. Estos cambios entran en vigor el próximo 11 de mayo por lo que Silvia Gómez ha pedido a los conductores “responsabilidad” y que “respeten los nuevos límites, que se aplican para garantizar una mayor seguridad tanto de los peatones como de los conductores de todo tipo de vehículos en las vías urbanas y hacer de las ciudades espacios más amables y seguros”.

Más 'cojines berlineses'

Otra medida complementaria que el Ayuntamiento está implementando en materia de seguridad vial es la instalación de reductores de velocidad y los llamados cojines berlineses, un sistema también utilizado para que los conductores rebajen la velocidad en determinadas zonas de la ciudad. Así, los puntos en los que se ha previsto ubicar los reductores de velocidad son: avenida Pío XII (frente a la BUC); camino Vora Riu (entre Molí Llop y Camino Viejo Castellón-Onda); calle Monestir del Puig (entre Molí Bisbal y Penyal d'Ifach); calle Miralcamp (frente al IES Miralcamp) y calle Travessa (junto al parque de la Mayorazga). Los cojines berlineses se han instalado en la avenida Francisco Tárrega (en el cruce con la calle Pablo Santo Leocadio) y en la calle Michalovce (a la altura de la calle Manuel Sanchis Guarner).

Noticias relacionadas

next