X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Albal, la localidad donde más rápido se vende y Tavernes de la Valldigna donde más tarda

365.000 euros de diferencia en el precio de la vivienda entre el municipio más caro y más barato

21/05/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). El precio medio de la vivienda en la Comunitat Valenciana se sitúa en 163.908 euros, un 4,58% más que en el año anterior, aunque al desglosar los datos por municipios, los precios de venta distan de forma considerable, llegando a superar los 365.000 euros de diferencia entre el municipio más caro y el más barato, y siendo las zonas costeras las que registran precios más elevados.

Así, la provincia de Alicante acoge dos de las localidades con las viviendas más caras de la región: Altea, con cerca de 431.000 euros de media, un 8,72% más que en 2018; Jávea con 404.874 euros (+5,52%); y Alfàs del Pi con un precio medio de 292.561 euros (+0,72%). En la franja más económica se encuentran Carlet (València), con un precio medio de 65.560 euros; Almoradí (Alicante) con 74.508 euros y Algemesí (Valencia) con 75.899 euros.

Estas son algunas de las conclusiones del barómetro del mercado inmobiliario en la Comunitat Valenciana de la compañía de servicios inmobiliarios y proptech Housell, al que ha tenido acceso Europa Press.

El estudio sitúa el precio medio de venta de la vivienda en la Comunitat Valenciana en 163.908,39 euros, un 4,58% más que el año anterior. Este incremento se sitúa en un término medio si se compara con el que han experimentado las ciudades de Madrid (+16,17%) y Barcelona (+4,38%) durante el mismo periodo.

Por lo que respecta a las capitales de provincia, Valencia cuenta con un precio medio que roza los 193.000 euros, Alicante ocupa el segundo lugar con cerca de 167.000 y, finalmente, se encuentra Castelló de la Plana con un promedio de más de 119.000 euros.

En general, el estudio apunta a una tendencia de aumento de precios en la Comunitat Valenciana de enero a abril de 2019, en compraración con el mismo período el año pasado, a excepción de Requena, Carcaixent, Villena y Xàtiva, que forman el 'Top 4' de municipios que han experimentado un descenso respecto al año pasado.

El incremento de precios más significativo se produce en Bigastro (Alicante) que crece un 25,22% respecto al primer cuatrimestre del año pasado. Le siguen los valencianos Paiporta (+23,94%), Alfafar (+23,38%), Quart de Poblet (21,70%) o Burjassot (21,19%), todos ellos situados en el rango de precios más económicos.

"Desde las primeras señales de recuperación en 2014, el mercado ha mantenido esta tendencia alcista. Nos encontramos cerca de la cota máxima, y por ello, 2019 es un gran momento para vender una vivienda a precio competitivo en la Comunitat Valenciana, especialmente en las zonas costeras", ha asegurado el CEO de Housell, Guillermo Llibre.

En cuanto al tiempo que se tarda en vender una vivienda en la Comunitat Valenciana, el estudio de Housell calcula una media de 24 semanas, o lo que es lo mismo, alrededor de seis meses.

Los interesados en adquirir una vivienda en Albal, Mislata, Xirivella o València capital deben estar atentos, ya que se trata de las zonas con los plazos de venta más bajos, entre 12 y 15 semanas. Este período de tiempo es ligeramente superior al plazo de venta medio en Madrid, que se sitúa en las 10 semanas, o de Barcelona, que registra 11 semanas actualmente.

Encabezando el listado de zonas geográficas se encuentra Albal, municipio en el que el tiempo medio de venta de una casa se reduce a las 12 semanas, según el estudio, mientras que, en València ciudad, el periodo medio es de 15 semanas.

Por el contrario, según datos del informe, las poblaciones en las que, en general, los tiempos de venta son más elevados, son Xàtiva, Alcoi y Aspe. El tiempo medio de casi 45 semanas posiciona a Tavernes de la Valldigna como el municipio donde más tiempo se tarda en vender un inmueble.

Sin embargo, la realidad sobre los plazos de venta de la vivienda va más allá. "Cuando automatizamos procesos y aplicamos tecnología puntera, podemos reducir los tiempos de venta en gran parte de España. En nuestro caso, nos situamos, de media, en 43 días en Madrid y en dos meses en grandes ciudades como Valencia o Barcelona", concluye Guillermo Llibre.

Noticias relacionadas

next