X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Anticorrupción narra en sus conclusiones la 'historia de un amaño'

15/10/2019 - 

VALÈNCIA. En el primer día de las conclusiones del juicio por el presunto amaño del partido Levante-Zaragoza fue el turno del fiscal. El representante del Ministerio Público narró, durante más de tres horas, lo que podría calificarse como 'la historia de un amaño'. Punto por punto, Pablo Ponce, fue desgranando lo que a su juicio son los puntos fundamentales que apunta a un fraude deportivo. Los jugadores procesados de ambos clubes se enfrentan a cinco años de inhabilitación.

En el caso de los del Levante, lo primero que hizo el fiscal fue legitimar el informe de la Agencia Tributarias sobre los movimientos bancarios o, mejor dicho, la ausencia de dichos movimientos que hubo tras el partido. A este respecto, dijo que "el informe sobre los 180 días lo hace la Fiscalía Anticorrupción porque es la Fiscalía la que tiene un convenio, y no la juez instructora", y revisó la cronología en la que se aportó a la causa.

Explicó que "la fuerza del indicio no son solo los extravagantes movimientos, sino el patrón generalizado entre la mayoría de los jugadores" de no sacar dinero ni utilizar las tarjetas, que a su juicio ha quedado demostrado. Sin ambages aseguró que, "el interés del Zaragoza era máximo para comprar el partido no solo para permanecer en primera, sino por la propia supervivencia del club", ya que diez días después entró en concurso de acreedores.

La pericial mentada en las conclusiones determina que hay once jugadores que "no hacen uso de las tarjetas, y solo utilizan efectivo justo después del partido y durante un período prolongado de tiempo". Una por una fue desmontando las afirmaciones de los citados jugadores del Levante sobre por qué no utilizaron las tarjetas en tres meses. Lo que más llamó la atención del fiscal a este respecto es que, toda la documentación bancaria entregada para justificar estaba sesgada y, según él, "no demuestra nada".

Además, añadió que "varios de ellos no solo no utilizaron las tarjetas, sino que hicieron ingresos en efectivo después del partido. Pallardó, uno de los jugadores solo hizo una extracción cuando el año anterior había hecho 44 en el mismo período". Una de las frases más duras del fiscal fue cuando tachó de "operativa de blanqueo de capitales" lo realizado por uno de los imputados.

 
Es más, incluyó que lo hecho por otro de los deportistas, ingresos pequeños de 1.000 euros, se puede enmarcar dentro de las operativas conocidas como 'pitufeo'. Como nota de humor, el fiscal narró el partido. Del famoso tiro al palo del Levante dijo que "no existió" y, de paso, aprovechó para explicar cómo el narrador del partido en televisión habló de un posible amaño. "Los jugadores del Levante hacen una puesta en escena...esto es una estafa. El Levante lo que no quiere es ganar, yo sostengo y mantengo que el Levante no quiere ganar", expuso.

"En la primera parte, ningún tiro a puerta del Levante, y el Zaragoza tiró once veces. Del primer gol de Gabi de falta directa dijo que, "si el portero se pone más lejos del palo, se sale del campo", y que el levante puso "una barrerita que no saltó" y que el portero "hizo la estatua". Por último, el fiscal apostilló que "los jugadores del Levante durante todo el partido tienen verdadera aversión al área del Zaragoza, no vaya a ser que fastidiemos las primas. La pena que hemos pedido para los jugadores la justificamos en el partido".

Zaragoza


El fiscal también habló durante casi dos horas de los jugadores del Real Club Zaragoza y de la entidad deportiva maña, donde su expresidente y varios directivos se enfrentan, además de a la acusación de fraude deportivo, a la de falsedad documental.

Sobre la declaración de Ander Herrera, que aseguró que fue a un notario para justificar que ese dinero no era suyo y que lo devolvió antes de que se supiera nada del caso, el fiscal dijo "se produce cuando ya se ha iniciado el procedimiento, así lo dice la AET que asegura que no puede comprobar si se han declarado esas cantidades. Igual que el resto de los jugadores".

Explicó que, "el pensar que Doblas u otros jugadores van a cobrar antes que otras personas que no cobraban, o cobraban tarde y mal, no tiene sentido. A todos les interesaba que el Zaragoza permaneciera en primera porque eran acreedores del club".

En cuanto al hecho de que el Zaragoza realizase transferencias a las cuentas de varios de sus deportistas, contó Ponce que, "se hace por transferencia porque no podían justificar una salida de dinero de tal magnitud. Es evidente que el dinero que sale, sale sin ningún tipo de acuerdo contractual".

 
Y aseveró que no está documentado porque el Zaragoza pensó: "en el caso de que nos pidan documentos estamos poniendo a los juzgadores en la picota. Los jugadores declaran hasta donde pueden sin autoinculparse, y como dicen se sienten engañados, pero es un engaño a medias porque les conviene. Esta operativa solo tiene un motivo, comprar a los jugadores del Levante, pensar otra cosa es una afrenta a la inteligencia. ¿Para qué voy a pedir un recibí? Si la cúpula del Zaragoza sabe para qué es el dinero y lo está camuflando como primas".

Y en cuanto a lo deslizado sobre dónde está el dinero, aseguró que "si lo que quería hacer Agapito (presidente) era descapitalizar el club no hubiera utilizado a los jugadores con los que se llevaba mal y encima no les pagaba. Pero, además, le había condonado dinero al club".

De las declaraciones de los deportistas, que dijeron que no hablaron entre ellos porque pensaron que los ingresos en las cuentas fue un error de la entidad deportiva, explicó el fiscal que "no pueden decir que no hablaban entre ellos porque van juntos a sacar el dinero. Los jugadores sacan el dinero de dos sucursales para que el banco no de parte por la Ley de Blanqueo de Capitales", que obliga a avisar de operativas extrañas.

Y en cuanto a la falsedad documental de la que acusa al presidente Agapito Iglesias, así como a varios directivos, afirmó que "las únicas nóminas son las aportadas por el Zaragoza, que según ellos se confeccionan en septiembre, aunque pone mayo, luego dicen que son copia de otras de junio que no aparecen en el procedimiento, y que no podemos comprobar porque ya se habían hecho los escritos de calificación". Y apostilló que la actual responsable del compliance dijo que "hizo lo que le mandaron. Hubo incluso una persona que se le hizo el 'papelito' cuando ya no militaba en el Zaragoza. No han sabido decir qué directivo negoció las primas con los jugadores".

Tras el fiscal fue el turno del resto de las acusaciones. Este martes comenzarán las defensas y, cuando terminen, será el turno de última palabra de los jugadores procesados, único momento en el que el magistrado presidente les obliga a estar presentes antes del visto para sentencia.

Noticias relacionadas

next