X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

opinión

Atención a la deuda estadounidense en manos de China

El financiero valenciano advierte de los daños colatelares que podría provocar el solo hecho de que los chinos paralizaran sus compras de bonos americanos

28/05/2019 - 

VALÈNCIA. La semana pasada siguió guiada por las noticias en torno a la 'guerra comercial'. Los mercados no terminan de castigar ni premiar especialmente a los diferentes tipos de activos. El mercado intenta anticipar cuál va a ser realmente el daño que el desencuentro comercial podrá causar en el crecimiento. Mientras tanto, la mejor estrategia es seguir conviviendo con unas condiciones actuales que no son tan negativas. Esto será así mientras los bancos centrales no cambien el discurso.

El bono alemán (bund) encadena su cuarta semana a la baja (-1 puntos básicos, hasta el -0,111%). En la misma línea se mueve el bono español, que ya cede en el año 60 puntos básicos (pb) cerrando la semana en el 0,82%, muy cerca de nuestro objetivo del 0,75%. La prima de riesgo se sitúa en 93 puntos básicos. Para ver la prima de riesgo en nuestro nivel objetivo (75 pb), deberíamos de ver un bund al alza en tipos y un bono español contenido, algo que de momento y mientras no se disipen las dudas sobre el Brexit y las elecciones europeas y, por qué no, la 'guerra comercial', no parece que sea posible ver. 

En cuanto al bono americano decir que apenas ha tenido efecto la publicación de las actas o los nuevos comentarios sobre la 'guerra comercial', dado que cede siete pb y se sitúa en el 2,324%. Deberíamos ver una rápida recuperación hasta el 2,40% para abandonar la posibilidad de mayores caídas, que nos acercarían al 2% e incluso al 1,75%. Hacemos un apunte sobre la situación de mercado de deuda pública en Estados Unidos, la 'guerra comercial' y el impacto que tendría una venta de aquella por parte del gobierno chino.


Alrededor del 45% de la deuda estadounidense está en manos de inversores extranjeros, entre los que los chinos ocupan un papel dominante. Del total de la deuda de los EE UU en manos de extranjeros, China tiene el 18,7% con un total de 1,2 billones de dólares, seguido del 17,2% de Japón y lejos del 5% del tercer mayor tenedor que es Irlanda. La sola posibilidad real de que China se plantee reducir, o incluso paralizar sus compras de deuda estadounidense, provocaría el inmediato repunte de las rentabilidades de la renta fija, en especial de la estadounidense.  

La 'guerra comercial' ha seguido marcando la evolución de los mercados y acaparando la atención del mercado y analistas. Trump prohibía a las empresas estadounidenses de telecomunicaciones utilizar dispositivos elaborados por compañías que puedan suponer "un riesgo para la seguridad nacional", lo que abría la puerta a una posible prohibición con el gigante asiático Huawei. 

El Brexit entra en una nueva fase

La situación parecía relajarse a finales de la pasada semana, cuando el presidente norteamericano aseguraba que la disputa que su Administración mantiene con Huawei podría resolverse mediante un acuerdo comercial con el país asiático. El propio Trump aseguraba que ese acuerdo sería "muy bueno" para el país, aunque descartaba referirse a las consecuencias que tendría para la empresa china. 

En otro orden de temas fue muy relevante en torno al Brexit y el Reino Unido la dimisión de Theresa May, que será efectiva el próximo 7 de junio, al no poder sacar adelante su plan del Brexit y ante la presión de su propio Partido Conservador. Se da el pistoletazo de salida a la carrera sucesoria dentro del grupo parlamentario conservador, con Boris Johnson como gran favorito para reemplazar a May, quien seguirá en su puesto de manera interina hasta que se decida su reemplazo. Este proceso podría durar entre cuatro y seis semanas, más allá del 7 de junio, y puede tener una influencia decisiva en el Brexit si los conservadores eligen a un partidario de la salida sin acuerdo como Johnson, podría irse a un choque de trenes con Bruselas, elevando el riesgo de un divorcio caótico el 31 de octubre.

Raúl Aznar es socio-director de la EAFI independiente del mismo nombre, fundador de Aznar Patrimonio y de Finline

Noticias relacionadas

análisis

Temores sobre el crecimiento chino

Por  - 

Los expertos de la gestora francesa, una de las mayores de todo el Viejo Continente, analizan los riesgos, oportunidades y el camino a seguir del gigante económico chino que no atraviesa sus mejores momentos

next