X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Botànic, PP y Cs rechazan en Les Corts la propuesta de Vox de aplicar el 'pin parental' en Comunitat

19/02/2020 - 

VALÈNCIA (EP) Les Corts han rechazado este miércoles el 'pin parental' que exige Vox en los centros educativos, un veto paternal aprobado por la Región de Murcia (PP y Ciudadanos) a principios de curso y recurrido judicialmente por el Gobierno central (PSOE-Unidas Podemos). PSPV, PP, Ciudadanos, Compromís y Unidas Podemos han rechazado la medida.

Los portavoces de los distintos grupos se han referido a la iniciativa con calificativos como "una mierda" (Fran Ferri, de Compromís); "pseudopolítica" (Carlos Gracia, de Ciudadanos); "completamente inviable" (Beatriz Gascó, del PP) o "problema que no existe" (Ana Besalduch, del PSPV-PSOE). Desde Unides Podem, Cristina Cabezo ha considerado "bochornoso" debatir esta propuesta tras la concentración para condenar el último asesinato por violencia de género en Moraira.

La propuesta ha recibido los votos en contra tanto del gobierno del Botànic II (PSPV, Compromís y Unides Podem) como del resto de la oposición (PP y Cs), en una jornada que ha contado con la visita a València de la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid. Antes del pleno, Rocío Monasterio ha denunciado el "adoctrinamiento del pancatalanismo" y ha llamado a "dar la batalla por la educación".

El PSPV, por contra, ha lamentado que "Vox vuelve a defender un problema que no existe y se inventa de forma intencionada" y asegura que no hay ninguna denuncia de padres valencianos por esta cuestión. "¿Cuándo os vais a bajar del burro de la censura parental?", ha preguntado la socialista Ana Besalduch a los diez diputados de Vox, poniendo como ejemplo que Escuelas Católicas ya rechazó la medida.

Con una camiseta con el lema Queer power, el síndic de Compromís, Fran Ferri, ha asegurado que el 'pin parental' "es una mierda" y ha proclamado el nombre de "víctimas de la 'LGTBIfobia' para asegurar que "a Vox le importan bien poco los suicidios de niños y niñas".

"Mientras tiran esta mierda sobre la educación no hablan de su agenda oculta; una estrategia miserable con la que tratan de tapar sus vergüenzas", ha aseverado Ferri, tras lo que la diputada de Vox Llanos Massó ha rechazado "bajar al barro para replicar estos insultos".

Y Unides Podem se pregunta si "hay algo más bochornoso" que debatir el "pin Abascal" el mismo día que han condenado el caso de violencia machista en Teulada-Moraira (Alicante). "Las escuelas deben ser el motor para prevenir esto", ha reivindicado Cristina Cabedo, antes de replicar a Vox que "dios nos hizo sexuados" y regalar a Monasterio "un cuadro para su despacho" con el lema 'València es la tierra de las flores de la luz y el amor' y una bandera arcoíris.

De la oposición, el PP cree que es una medida "completamente inviable" que el Gobierno de Pedro Sánchez "utiliza para tapar sus escándalos", por lo que exige a Vox que "no utilice la ley a su antojo como Carles Puigdemont -'expresident' de Cataluña-", no dé "lecciones de moral" y "no banalice el adoctrinamiento, que es un problema muy serio".

"Nos hemos partido la cara por la educación; lecciones de ustedes, ninguna", ha enfatizado la 'popular' Beatriz Gascó: "Lo que proponen es una objeción de conciencia, sean coherentes y no se lo pongan tan fácil. El riesgo para la libertad son Marzà y (Isabel) Celaá -ministra de Educación-". En su réplica, la representante de Vox ha cargado contra el PP por "hablar de moral cuando entregó el valenciano para convertirlo en un dialecto del catalán".

Como profesor, exdirector y padre, Carlos Gracia (Cs) ha rechazado "una pseudopolítica que produce vergüenza" y un debate "interesado y artificial" con el que Vox "solo pretende hacer ruido y crispación en los medios de comunicación". "Ni los profesores son enemigos ni los hijos pertenecen al Estado", ha recalcado, criticando la "imposición lingüística en la Vega Baja (Alicante)".

"Contra el adoctrinamiento se lucha con la Constitución; este es nuestro 'pin parental'", ha reivindicado el diputado 'naranja' con la carta magna en la mano, desde la bancada donde Cs ha colgado una bandera LGTBI. Ha llamado a un pacto nacional por la educación y ha prometido que "Ciudadanos jamás apoyará" esta medida, sin citar el caso del gobierno de Murcia que comparte con el PP.

Con la medida, Vox quería que los padres valencianos "tengan la obligación de procurar lo mejor a sus hijos para que no sean el caldo de cultivo del proyecto de ingeniería social de la izquierda, protegiéndolos de discursos ideológicos y sectarios". "El calado mediático del 'pin parental' demuestra lo inquieta que está la izquierda con su supremacismo cultural", ha criticado Massó, denunciando "la vergüenza de niños que se han visto obligados a simular una felación en un centro escolar".

Tras rechazar las enmiendas "descafeinadas" de PP y Ciudadanos, la diputada de Vox ha exigido a la oposición que se posicione en materia educativa, recordando su "equidistancia" en las políticas LGTBI y cuestionando su "comprensión lectora". También ha sostenido que "Cs está intentando buscar 'amiguitos' en la izquierda", que su partido "no estigmatiza a los profesores" y que "los padres no denuncian por miedo o coacción". "Jamás nos bajaremos del burro por la libertad", ha remachado.

Noticias relacionadas

el tintero

Entre el pin y la tasa

Esta semana el Rey Felipe VI ha presidido el consejo de ministros que es como ser el árbitro de un partido de futbol, jueces de línea incluidos. Un trámite institucional puesto que el Jefe del Estado no puede intervenir ni participar en las decisiones del mismo, aunque sean machar a impuestos a sus súbditos

next