X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de CIUDADANOS MARTA MARTÍN TONI CANTÓ Impuesto de sucesiones à punt

Castells rompe el maleficio de Orihuela y el Castellón sigue imbatido

17/11/2019 - 

ORIHUELA. Como alguna que otra vez esta temporada, el Castellón estuvo cerca de sumar su primera derrota. Este domingo sufrió, y mucho, ante la combatividad del Orihuela, que planteó un partido muy incómodo y que estuvo cerca de ganar a los orelluts, incluso con un jugador menos sobre el terreno de juego, por expulsión casi en la recta final de Maxi. Salvo el pasaje final de la primera parte, el conjunto de Óscar Cano no pudo adueñarse del control del juego. El Orihuela salió enchufado y con las ideas claras: presión alta para dificultar el inicio del juego desde atrás de los visitantes y a partir de la recuperación buscar siempre el juego exterior para forzar a los laterales albinegros.

El plan inicial de Pato, debutante en el banquillo local, les salió a los alicantinos a la perfección. Antonio se las quedaba todas de espaldas a portería y, a partir de las descargas del murciano, balón a la espalda de los laterales. El Castellón sufría para enlazar sus líneas a través de la pelota a pesar del desparpajo de Jorge o de Rubén, y la constante amenaza al espacio de César con su punta de velocidad. Pero el balón no era del Castellón y eso obligaba a los mediocentros (Calavera y Carles) a estar más pendientes de las ayudas defensivas que de la distribución del juego. Al final el Orihuela obtuvo su premio bien pronto. Recuperación, balón para Chechu y cambio de orientación a la espalda de Víctor que dejó a Cases solo frente a Álvaro. Cases no perdonó y puso en ventaja a los de casa. 

El Castellón intentó sobreponerse al golpe. Lo hizo el técnico reajustando al equipo. Como ya ha ocurrido alguna vez esta temporada, cambió de disposición táctica. Incrustó a Calavera de pivote defensivo, a Carles y Díez de interiores con Jorge y César abiertos para taponar el juego exterior de los escorpiones. El cambio surtió efecto y el manchego estuvo dos veces cerca de conseguir el empate. La primera tras fantástica asistencia de Rubén Díez. La siguiente tras intentar sorprender a Emilio, portero alicantino, desde lejos. La tercera fue para adentro. Buena jugada ofensiva, con centro lateral de Muguruza que punteó Cubillas lo justo para que César embocara en la misma línea de gol.

Se llegó al descanso con la sensación de que el Castellón había respondido al buen inicio del Orihuela en un primer tiempo trepidante y de gran intensidad.

Pero el conjunto alicantino siguió a lo suyo. Generando problemas a los de Cano y asomándose cada vez más a la portería de Álvaro Campos. En uno de los muchos saques de esquina, Javi Llor cerró tanto el envío que la pelota, tras ser palmeada por el meta valenciano y repelida por el travesaño, la acabó cabeceando Gilabert a escasos centímetros de la línea de gol. A partir de ese instante, el Orihuela empezó a verse muy cerca de la victoria. Los allí presentes veían al Castellón al borde del KO. Los albinegros querían pero no encontraban la manera de llegar a las inmediaciones del marco local.

Maxi le dio aire al Castellón. El central perdió los papeles e hizo una fea entrada a César en la divisoria de ambos campos. Roja y a la ducha. Y el Castellón con superioridad. Era el momento del todo o nada y así lo entendió Cano. Era el momento de las guitarras eléctricas. Salieron Serra e Íñigo para dar profundidad por fuera. El Castellón apretó y empezó a llegar. El balón por fin rondaba el área escorpión. Faltaba ese punto de fortuna o de remate. Víctor, Jorge, Serra, César… pero el empate no llegaba.

A cinco minutos del final, el Castellón seguía perdiendo. Pero esta temporada, y que dure, cuando todo parece perdido siempre acaba pasando algo bueno. Quien se lo iba a decir a Marc Castells. Titular por primera vez en Liga en la jornada número trece, después de sufrir el poderío aéreo de Antonio durante todo el encuentro. Pues sí, empató Castells. Recogió una dejada en la frontal y a bote pronto la enchufó al palo izquierdo. 

Otra semana más imbatidos. Y con la sensación de que la inercia del equipo sigue siendo muy positiva. Si la semana pasada marcó Gálvez para dar el triunfo ante el Hércules, este domingo ha sido Castells quien ha salvado de la derrota a su equipo. De actores secundarios a artífices claros de un resultado positivo. La demostración de que el Castellón sigue en la buena onda, a pesar de todo.

Ficha técnica:

Orihuela CF: Emilio; Nico, Pina, Maxi, Fondarella; Gilabert, Rodri, Chechu(Pitu min.82), Javi Llor(José Carlos min.67), Cases(Pedro Inglés min.76), Antonio

CD Castellón: Álvaro Campos; Muguruza (Iñigo Muñoz min.77), Castells, Gálvez, Víctor; Carles Salvador, Calavera(Serra min.65), Jorge, Rubén Díez, Cubillas(Alcaina min.83) y César Díaz.

Goles: 1-0, Cases (min 15); 1-1 César Díaz (min. 27); 2-1 Gilabert (min 60); 2-2 Castells (min 87).

Árbitro: Antonio Alberola Rojas (Colegio Manchego) amonestó a Nico y expulsó con roja directa a Maxi por el Orihuela en el min. 73 y amonestó a Jorge, Serra y Gálvez por el Castellón.

Incidencias: Estadio Los Arcos. 800 espectadores.

next