Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

análisis

Comprar (o no) acciones de Inditex

16/12/2020 - 

MADRID. Inditex ha presentado resultados del tercer trimestre del año, con un beneficio de 866 millones de euros, un 13% menos que un año antes, con las ventas online subiendo un 76%. Arrastraba unas pérdidas de 195 millones de euros tras el primer semestre y cierra los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 671 millones. Mientras que su caja neta se incrementó un 7% hasta 8.265 millones de euros, alcanzando un máximo histórico.

Va camino de cerrar el año manteniendo el primer puesto en el ranking por capitalización bursátil con más de 83.000 millones de euros (recordemos que el pasado 25 de abril de 2017 llegó incluso a alcanzó los 110.000 millones de euros).

La compañía cuenta a favor con las siguientes bazas:

  • Diversificación geográfica, algo importante ya que la desescalada y la vuelta a la normalidad es asimétrica a nivel mundial, es decir, en cada país vemos un ritmo diferente.
  • El sistema de la compañía se caracteriza por su rapidez, hecho que ayuda a que no se acumule inventarios y por tanto se controlan los costes y los márgenes no caen tanto.
  • Tiene una posición de liquidez sólida.
  • Las ventas online son su fuerte, la apuesta digital es algo imprescindible en el sector y debiera de seguir siendo un factor decisivo que ayudaría a la compañía a ganar cuota de mercado a sus rivales.
  • El nivel de deuda no supone un riesgo.
  • La política de dividendos se mantiene con un pay out del 60%. El pasado 2 de noviembre repartió 0,35 euros por acción y la compañía gallega tiene pensando repartir  0,78 euros en 2021 y 2022.

Las acciones suben un 27% desde finales del mes de octubre, aunque es cierto que cotiza por encima del precio objetivo medio que le otorga el consenso del mercado -en torno a 23-24 euros-, y que no se espera una recuperación en el sector a corto plazo, por lo que el viento no sopla de cara y el potencial de subida no es muy elevado, pudiendo establecerse a 29-30 euros.

Le costará todavía consolidar las subidas, ya que seguramente tras la Navidad los contagios de coronavirus se incrementen y sea necesario implementar medidas restrictivas, con lo que el sector lo acusará. Si se es conservador esperaría a que pasaran los meses de invierno, al menos hasta primavera.

El 16 de septiembre les comenté que "presenta un nivel de doble pivote interesante para comprar, se trata de los 21,75-22,26 euros. Un doble pivote son dos niveles de precios que están relativamente cerca uno del otro. En ese caso, se entra en ambos niveles pero con la mitad del capital en cada nivel, de manera que se reparte". Pues bien, llegó el 28 de octubre a ambos niveles, con lo que el precio medio de entrada habría sido de 22 euros. Rebotó desde ese momento un 28,54% en menos de un mes.


Si se observa el gráfico se pueden ver algunas cosas a tener en cuenta:

  • Una vez marcado el mínimo de marzo, la subida alcanzó los tres objetivos por Fibonacci.
  • Siempre que ha habido sobrecompra, las acciones han caído (junio, septiembre, noviembre).
  • La actual subida iniciada en noviembre se ha producido porque había sobreventa.

Ismael De la Cruz es analista senior de Investing.com

Noticias relacionadas

next