Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Confecomerç avisa que las ayudas al pequeño comercio son "insuficientes" y pide diálogo

8/07/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Confederación de Empresarios del Comercio, Servicios y Autónomos de la Comunitat Valenciana (Confecomerç CV), Rafa Torres, ha advertido este miércoles que el apoyo y las ayudas al pequeño comercio están resultando "insuficientes" para afrontar las consecuencias de la pandemia de la Covid-19 y ha reclamado "ser parte de la generación de ideas" para mejorar la situación: "Estamos muriendo muchos", ha aseverado.

 Torres se ha pronunciado en estos términos durante su comparecencia en la 'Comisión Especial de Estudio para la Reconstrucción Social, Económica y Sanitaria' de Les Corts Valencianes, donde ha expuesto la coyuntura de un sector que se ha quedado "temblando" y ha pedido "empatía" con lo que están viviendo en este momento.

Según el responsable de la patronal del comercio, ni las ayudas ni las líneas de financiación de la banca privada o avaladas por entidades públicas (IVF o ICO) han dado respuesta al sector y "los más débiles no han podido acceder a la liquidez".

Aunque ha valorado que mantiene "buen diálogo" con el conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, cree que es hora de "ir más allá y participar en el diseño de las ayudas" en unas circunstancias que exigen "más imaginación".

Y es que aunque el portavoz de la patronal del comercio ha agradecido todas las ayudas que han llegado al sector, ha lamentado que las de los ayuntamientos no han llegado ni al 2% de los establecimientos, las de los autónomos han alcanzado a uno de cada siete, y en cuanto al resto de ayudas, "no son nuevas" sino que se han "reorientado" hacia la crisis de la Covid-19 otras ayudas ya existentes.

 En su opinión, hacen falta "medidas más acertadas" y "cuanto más contacto haya y más se hable con los sectores mejores serán". Torres es consciente de que la región tendrá mucha deuda y de que "el dinero no sale de debajo de las piedras" pero ha solicitado una mejora en los tramos fiscales que permita cierta "relajación o exoneración" en algunos colectivos. "Creo en la discriminación positiva", ha sentenciado.

 Torres ha urgido a poner en marcha el Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio de la Comunitat Valenciana (PATSECOVA) que permitirá a los ayuntamientos emprender planes de desarrollo comercial; ha pedido apoyo fiscal y financiero, suspensión y exoneración de algunos impuestos, agilizar los trámites para las ayudas y garantizar que no se subirán impuestos.

Durante su intervención, el presidente de Confecomerç ha querido dejar claro que sus críticas son independientes de color político de quien gobierne y ha rechazado entrar a valorar si la respuesta a la crisis de 2008 fue mejor o peor. Según Torres, la situación es diferente y requiere medidas diferentes.

Caída de la facturación del 70%

Con la pandemia, el pequeño comercio ha experimentado una caída de la facturación del 70% y también un 70% de los establecimientos se vio obligado a cerrar la persiana durante el estado de alarma. Ahora, cerca de un 20% de los locales corren riesgo de cierre si no mejora el apoyo al sector, ha advertido Torres, pues a su juicio, las ayudas "no tienen en cuenta las necesidades" de este tipo de negocios.

"Somos negocios pequeños y por tanto más débiles" a la hora de afrontar los problemas de una crisis como la que está provocando el coronavirus, ha dicho.

A pesar de ello, se trata de un "sector esencial" para la economía de la Comunitat Valenciana que genera más de 210.000 empleos directos, --el 11% en Castellón, el 47% en Valencia y el 42% en Alicante--. De ellos, el 75% son asalariados y el 25% autónomos, en total más de 4.000 millones de euros en sueldos y 1.200 millones en inversión.

De hecho, la Covid-19 también ha tenido también algún efecto positivo y ha hecho "redescubrir el pequeño comercio de proximidad, de barrio" entre los consumidores. El 30% asegura que tras el confinamiento ha decidido cambiar sus hábitos de compra.

En cuanto a la peatonalización de las calles, Torres ha subrayado que el pequeño comercio está totalmente "a favor", es sí, "siempre y cuando estén bien hechas" y se tomen una serie de medidas antes en cuanto al transporte público, rebajas en parkings públicos, etc. pero en casos como el de la ciudad de València cree que "falta diálogo" y que no se ha hecho caso a las iniciativas que ha propuesto el sector. Además "quizá no era el momento de estos cambios, estando a favor", ha insistido.

Noticias relacionadas

next