Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

'a phone story', de nacho errando

Confesiones de un teléfono móvil en cuarentena

21/05/2020 - 

VALÈNCIA. Media hora deslizando fotos en Tinder. Este sí, este no. Match! Otros tantos minutos eligiendo filtro en Instagram. ¿Qué me queda mejor, ojos de dibujo manga o las orejitas de gato? Espera, ¿existe un filtro que me dice que tipo de pizza soy según mi fecha de nacimiento? Perfecto. Después toca hacer videollamada, una hora de charla para contar poca cosa, que he bajado la basura y he aprendido a hacer arroz al horno. ¿Y si me corto el flequillo? Total, no puede ser tan difícil. Abro Youtube, me pongo un tutorial y, para acabar, el selfie de rigor. Bueno, quien dice uno dice unos cuantos, porque no es fácil pillarle el buen ángulo a este destrozo. 

Si los teléfonos móviles hablaran sacarían los colores a más de uno, especialmente tras un confinamiento que ha redirigido todas la comunicaciones a pequeñas y grandes pantallas. No solo a la del teléfono, también el ordenador o la televisión se han convertido en testigos silenciosos de un encierro que nos ha obligado a estrujarnos el cerebro para pasar los días. Bueno, o no tan silenciosos. Este es el punto de partida del nuevo corto firmado por Nacho Errando, mitad de la productora Enredo Films, un proyecto que quiere dar voz a todos aquellos objetos que nos han acompañado durante la cuarentena. Así, A Phone Story, un claro guiño a la saga de Pixar, pone voz a unos objetos que ya han tenido suficiente. “¡Ya no me pone en modo avión ni para dormir!”, se queja el teléfono de un protagonista al que nunca vemos en pantalla. 

La cuarentena ha llevado a no pocos creativos a generar una lluvia de contenido online que con el tiempo merecerá un análisis en profundidad, aunque ahora, en plena Fase 1 de desconfinamiento, todavía sigue brotando de las pequeñas pantallas. Este corto nace, de hecho, inspirado por otro proyecto, impulsado por Adrián Alcaide y Borja Pakrolsky -quien participa poniendo voz a unos de los objetos del corto-, la serie de Instagram ‘Quarantine’, que habla de dos directores que quieren hacer una serie basara en la cuarentena. Esta fue una chispa que acabó por dar forma a un corto que suma las voces de Ana Rujas, Renata Fasano, David Gaspar o Manolo Bañó y música de Oso Peligro, un proyecto que nace con “poca pretensión” y “mucho humor”

“Vivimos en la era de la queja permanente, parece que todo el mundo lo está haciendo mal. En este contexto, me parecía divertido rizar el rizo. Hacer algo entre amigos, sin muchas pretensiones, hablando de los verdaderos afectados del confinamiento: teléfonos ordenadores o televisiones”, explica Errando en conversación con Culturplaza. Sobre el futuro del proyecto, dice, “pasa” -de momento- de presentarlo a concursos o festivales y apuesta por compartirlo directamente a través de sus canales en redes sociales. “Hay gente que dice que si subes un corto muere en la red. Para mi es lo contrario: nace en la red”. 

Así, el proyecto, un trabajo personal y con un tono más “tontorrón” que complementa los trabajos realizados en Enredo, ya se puede ver a través de sus canales. Estas son las confesiones de un teléfono móvil en cuarentena: 

Noticias relacionadas

next