Podrán abrir a partir de la fase 2 de la desescalada

Control de temperatura, menos aforo y máxima higiene: los centros comerciales preparan su vuelta

11/05/2020 - 

VALÈNCIA. Aunque con mucha incertidumbre sobre cuándo volverán a ver consumidores en sus instalaciones, poco a poco los centros comerciales se van preparando para su reapertura. Un regreso todavía incierto en la Comunitat Valenciana, ante su retraso para pasar a la siguiente fase del Plan de Desescalada del Gobierno, y que estará marcado por estrictas medidas de seguridad tanto para consumidores como trabajadores. Control de temperatura, instalaciones de mamparas en las zonas de atención al cliente y menos aforo en los recintos son algunas de las medidas en las que operadores y gestores trabajan para poder levantar la persiana con máximas garantías.

De acuerdo con el Plan del Gobierno es en la Fase 2 cuando lo centros comerciales pueden abrir. La estimación es, por tanto, a partir del 25 de mayo, pero en la autonomía valenciana la  fecha se retrasará al mantenerse, salvo 10 departamentos de salud, en la Fase 0. En cualquier caso, el tiempo apremia y ya se trabaja en planes de actuación y en un paquete de medidas para recuperar la actividad e incentivar el consumo en el sector. Y es que, según un estudio de la compañía Property Management, la actividad en los centros comerciales está prácticamente paralizada, un 95% de media, ya que solo están abiertos aquellos establecimientos que ofrecen productos y servicios de primera necesidad como ópticas o farmacias.

Una situación que llevó a la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC) y las asociaciones AECOC, Acotex y Marcas de Restauración a reclamar al Gobierno la reapertura de los centros y parques comerciales en la Fase 1, desde este lunes, al considerar que se produce "una discriminación incomprensible entre segmentos del ámbito del comercio" ya que los comercios de proximidad y de menos de 400 metros cuadrados a pie de calle van a poder abrir con un 30% de su ocupación, mientras los locales ubicados en parques comerciales no podrán hacerlo. 

"De mantenerse esa discriminación, no solo conllevaría un grave perjuicio económico y reputacional, sino que el proceso de recuperación y vuelta a la normalidad no se haría en igualdad de condiciones ni de oportunidades para los comerciantes de los centros y parques comerciales", advertían. Pero aún tendrán que esperar unas semanas más.

Foto: EDUARDO MANZANA

Entre las medidas en las que ya trabajan los centros en la Valencia están el distanciamiento social, una medida que podrán garantizar gracias a la reducción del aforo y las amplias dimensiones de sus instalaciones. También reforzarán la higiene con la instalaciones de dispensadores de gel y en todo momento se controlarán los accesos de entrada y salida. Para recordar a los transeúntes las normas fijadas por el Gobierno, muchos recintos empapelaran sus paredes con vinilos explicativos. 

De hecho, el informe 'Retail & Shopper en la era post Covid-19. Hispótesis sobre posibles escenarios' realizado por la consultora valenciana Coto Consulting señala que las medidas de seguridad e higiene serán un factor diferenciador y de competitividad, tanto en espacios comunes como en tienda, controlando y limitando aforos y redefiniendo horarios, además de la desinfección continuada de espacios.

Este es el caso del Centro Comercial de Nuevo Centro que ya se preparan para la vuelta entre fuertes medidas. "Lo importante es velar por la seguridad, la limpieza  y desinfección prestando especial atención a las zonas delicadas como ascensores cuyo uso se restringirá a carros y personas con movilidad reducida", explica el jefe de Relaciones Públicas, David Mazcuñán. 

Uso de mascarillas

Asimismo, se controlará el acceso al recinto en Campanar con sistemas de conteo por cámara, así como también se medirá la temperatura tanto a clientes como empleados. En los principales accesos, habrá marcadores para indicar el sentido de entrada y de salida. "Vamos a recomendar el uso de mascarilla y colocar cartelería y vinilos en las entradas con una serie de recomendaciones de buenas prácticas", explica.

Foto: EDUARDO MANZANA

Pero no solo eso, sino que en sus espacios se colocarán dispensadores de gel para lavarse las manos y  se instalarán mamparas en los puntos de información y de atención al cliente para garantizar la máxima seguridad. "Lo que tenemos que trasmitir es seguridad a los clientes y que sepan que pueden venir con total tranquilidad. Esperemos poco a poco ir recuperando la normalidad", puntualiza Mazcuñán.

También en el Arena están redefiniendo su funcionamiento. Están elaborando protocolos de seguridad e higiene y comprando equipamiento como dispensadores de gel, para ubicarlos en el recinto, y mamparas para las zonas de atención cliente e información. Además tienen previsto medir la temperatura en sus accesos.

Toda una serie de medidas que cambiarán la forma de comprar. Algunas han legado para quedarse, aunque todavía es pronto para ver cómo evoluciona la pandemia. "Los centros deberán convertirse en espacios más de conveniencia que de experiencia; ágiles, cómodos, seguros y de utilidad a su comunidad, para lo que habrá que buscar la reorientación de espacios comerciales en espacios de servicios a empresas, a clientes y a la comunidad", apunta Coto Consulting.

Noticias relacionadas

crónica por los otros

¿Por qué apostar por el comercio justo?

¿Quieres estar segura que lo que consumes respeta y cuida el medio ambiente? ¿ Quieres estar segura que ese trabajo no ha utilizado mano de obra infantil?  ¿ Y quieres que tu consume garantice y apoye la igualdad entre mujeres y hombres?  El comercio justo garantiza todas estas premisas y más

next