X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA A LA CONSELLERA DE PARTICIPACIÓN, Rosa Pérez Garijo

"Cuando en política uno deja de hacer lo que tiene que hacer por miedo, es el momento de irse"

24/08/2019 - 

VALÈNCIA. (EFE). La consellera de Participación, Rosa Pérez Garijo (València, 1972), desvela en una entrevista con la Agencia EFE que su primer trabajo fue de encuestadora, que andar en la cinta le quita estrés, que ha sido muy fan de 'Juego de Tronos', y que si tiene una tarde libre la dedica a ir al cine con sus hijas.

-¿Alguna vez ha pensado eso de 'quién me mandaría a mí meterme en política'?

- En momentos muy concretos, pero hay que decir que muy efímeros, porque la verdad es que he disfrutado, disfruto muchas veces, y creo que he hecho lo que en cada momento ha tocado hacer.

Los cuatro años que estuve en la oposición al PP en la Diputación de Valencia, con el caso Taula, hubo momentos muy duros, en los que piensas: 'En menuda te has metido...'. Pero cuando en política uno deja de hacer lo que tiene que hacer por miedo, por interés, es el momento de irse a su casa.

- Si escuchamos sus listas de Spotify, ¿qué música encontraremos?

- Tengo una lista de Joaquín Sabina, porque para eso soy muy clásica. También escucharás en otras listas Barricada, Extremoduro, La raíz o Los chicos del maíz. Y música en valenciano, como Zoo, Aspencat, Diluvi, La Gossa Sorda. O música clásica, con el Nessun Dorma, o el Oblivion de Piazzolla.

Según el estado de ánimo o el momento en que esté, pongo una lista u otra. Tengo muy variadas.

- ¿Usted es de las que esperaba hasta la madrugada para ver los nuevos capítulos de 'Juego de Tronos'?

- No, porque no tengo HBO, y además la última temporada ha coincidido con las campañas electorales, con lo que tampoco podía quedarme hasta altas horas. Lo que he hecho cuando he tenido un momento libre ha sido ir a cenar o comer a casa de un amigo que lo tiene y las he visto.

He sido muy fan de 'Juego de Tronos', y lo soy de series como 'La casa de papel', 'Black Mirror' o 'El cuento de la criada'. Ahora estoy viendo de nuevo 'House', y soy de las que 'Friends' se la ha visto entera y se la ve periódicamente.

- Si tiene una tarde libre, ¿a qué prefiere dedicarla?

- A estar con mis hijas, a llevarlas al cine. Nos gusta mucho el cine en casa y las hemos llevado desde muy pequeñitas, por lo que siempre piden que vayamos. También han visto mucho teatro, pero más cine.

- ¿Le gusta hacer deporte, o mejor verlo en televisión?

- Me gusta andar en la cinta, me desestresa mucho. Tengo una en casa, porque lo de ir al gimnasio es más complicado. Intento levantarme pronto por las mañanas, o me pongo cuando llego, y aprovecho mientras estoy subida para ver series. La verdad es que en los momentos en que me he trasladado y no tengo la cinta la echo mucho de menos.

- ¿Es de las que se mueve como pez en el agua en la cocina?

- No, para nada, nunca tengo demasiado tiempo para cocinar. Me doy cuenta de que cuando lo tengo me gusta, pero no soy muy buena. Hago una ensaladilla rusa a la que le pongo los ingredientes que yo considero y que a todo el mundo le parece buenísima, pero yo no sé si se le puede llamar ensaladilla rusa.

- ¿Qué libros tiene ahora mismo en la mesilla de noche?

-En estos momentos, el de "Ciudadano Zaplana", de Francesc Arabí. Suelo leer novela negra y novela histórica. Me gusta mucho Almudena Grandes, creo que prácticamente lo he leído todo, y John Verdon. A veces leo libros en valenciano. También me gusta "En la orilla", de Rafael Chirbes.

- ¿Cuál es su destino ideal para una escapada?

- El norte de España, me gusta mucho. Procuro escaparme allí siempre que puedo.

- ¿Qué es lo que nunca falta en su bolso?

- El cargador del móvil y el ibuprofeno, porque a veces tengo migrañas, con lo que nunca falta en mi bolso.

- ¿Recuerda a qué dedicó su primer sueldo?

- Cuando acabamos la carrera todo el mundo tiene trabajos precarios. El mío fue trabajar algunos años de encuestadora, que tengo que decir que a mí gustaba, no me daba mucho apuro entrar a la gente.

Hice encuestas de todo: de pañales, de ruedas, de coches, de agua y de móviles un montón, porque eran los inicios. Cobrabas en función de las encuestas que hacías, y siempre lo utilizaba para pagar los gastos de la casa, porque vivía sola. Era una época en la que salir a cenar de menú de chino era un lujo

Noticias relacionadas

next