Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Debilidad manifiesta

Pedro Sánchez o es un genio o se la está jugando con tantos excesos. Lo vivido esta semana en la negociación de la quinta prórroga del Estado de Alarma es un auténtico galimatías. Rompe el pacto de investidura, acuerda con Ciudadanos y PNV y después en una “rocambolesca” negociación con EH Bildu se deroga la Reforma Laboral íntegramente. O era broma o se volvió atrás o no

22/05/2020 - 

Debilidad y supervivencia. Si no fuera porque nos la estamos jugando con la salud, diríamos que  está  jugando a un juego peligroso. Pedro Sánchez ha querido ser un encantador de serpientes con el único objetivo de superar la quinta prórroga del Estado de Alarma. Primero pretendió que fuera de un mes; como vio que no le salían las cuentas porque sus socios de investidura,-ERC, Compromís,...-, ya no pasan por el aro, se acercó a Inés Arrimadas. La líder de Ciudadanos dijo que adelante pero solo quinces días. El PNV solícito y presto a complacer interesadamente al Gobierno,-recordemos que el 12 julio se vota en el País Vasco y hay que obtener todos los réditos que se pueda-, también iba en el pack del acuerdo. Cuando Ciudadanos y los vascos respiraban por su labor de Estado, y Sánchez sudaba la gota gorda pero lo conseguía,  resulta que se filtra  el acuerdo con EH Bildu, que casualmente se había abstenido en la votación del Congreso. Sorprendentemente se ponía por escrito que se derogaba la Reforma Laboral del PP de manera urgente e íntegramente. Solo tuvo tres horas de recorrido. Los agentes sociales, patronal y sindicatos, especialmente UGT, decían que estaban “estupefactos” por este acuerdo con Bildu y sin haberles consultado. Bildu incluso llega a decir que Sánchez les pidió que no anunciaran el pacto hasta finalizar el pleno del Congreso que confirmó la prórroga. En fin, la debilidad numérica de Sánchez es obvia y las ansias de supervivencia notorias.

Sorprender a propios y ajenos.  Al final de tanto ir el cántaro a la fuente, en algún momento puede romperse. Sánchez ha jugado con unos y otros. Parece que se hiciera trampas en un solitario que juega como si fuera su último recurso.  Arrimadas se veía en mujer de Estado, el PNV a lo suyo y Bildu lo mismo. Al final parece que Sánchez o ha engañado a todos o se ha enredado en su mismidad. Como tengamos que llegar a otra prórroga no se me ocurre con quien más puede pactar, sumar o enredar. Me imagino las caras en Ciudadanos al conocer el pacto con Bildu y encima tener que escuchar del PP “ya os lo dijimos, os vuelven a engañar”. Y a los radicales vascos otro tanto. Después de firmar un acuerdo les desmienten y enciman se abstienen. El caso es que en el PSOE la noche del miércoles no daban crédito por las maniobras y claro ya de madrugada, comunicado socialista con la enésima rectificación. Y el jueves el vicepresidente, Pablo Iglesias, insistía que habrá Reforma Laboral integral ¿a quién creemos?  O mucho cambian las tornas o los socios de investidura especialmente ERC ya no jugarán el partido. En el caso de Compromís, llueve sobre mojado, la cantinela de la financiación que nunca llega, las manifestaciones extemporáneas de la ministra de Hacienda MªJesús Montero hablando de agravios injustificados por el reparto de los 16.000 millones del fondo no reembolsable para las comunidades,-la Comunitat Valenciana pidió que se aplicara el criterio de población-,  han calado y de qué manera. Y si no que se lo digan al president Ximo Puig que tiene que lidiar con Mónica Oltra y compañía en el Consell.

Colas de hambre, escraches y playas. Visto lo visto y oído lo oído en el Congreso no extraña lo que está ocurriendo en las calles. Hay protestas, caceloradas o como queramos definirlo según quien las convoque contra la gestión del Gobierno. Asunto que sirve de enfrentamiento acalorado para sus señorías. Pero es que nadie puede olvidarse que ya se ven las colas en bancos de alimentos, asociaciones de vecinos, Cáritas,… porque muchos ciudadanos ya no tienen para comer. Así de crudo y real. Protestan de un lado y de otro, pero no hay que perder de vista la realidad. La crisis económica no se irá en una larga temporada, en unos cuantos años y mal harían los políticos en no verlo y no poner soluciones.  Y puestos a no ver cosas ¿qué estamos haciendo en playas, terrazas, bares y demás locales de ocio, sin respetar distancias, sin llevar mascarillas en muchos casos…? Hay que insistir de nuevo en la responsabilidad individual. Da igual en la fase de desescalada que se esté. ¡Sentido común!

El Tablero 

  • PSOE: Pedro Sánchez haciendo alquimia. En el PSOE no dan abasto con tanto acontecimiento. Hay que dar respuestas a muchos asuntos. Hay que rectificar acuerdos que no son tales, tuits que no son apropiados. Y además hay que negociar todo con todos. Con los socios de investidura, con Ciudadanos, con el PNV e incluso con el PP aunque no se lleven nada bien. 24 horas en permanente tensión y con muchas pócimas que preparar. Aunque siempre tiene a su  hombre en el CIS, José Félix Tezanos que le socorre con la correspondiente encuesta. Pero es que no estamos para sondeos “amigos”. La situación económica es grave.  El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos,  ha pedido  un pacto de Estado para varias legislaturas y parece que con poco éxito. Y desde Europa Merkel y Macron proponen un macro fondo de 500.000 millones de euros para los países más afectados por la pandemia. Luego vendrán las contrapartidas y la supervisión, porque nada es gratis. Así que lo de hacer de aprendiz de brujo, cual Merlín, se antoja muy osado.
  • PP: Pablo Casado y la dureza rentable. Así se interpreta desde las filas de Génova. El discurso duro contra Sánchez en contraposición con la decisión de Ciudadanos se valora positivamente. El único riesgo de mantener esta dureza es que se puede confundir con el relato de Vox. Da la sensación de  que en ocasiones la pugna con Ciudadanos ha desaparecido, aunque en el fondo siga latente, no olvidemos que mantienen gobiernos de coalición. Mientras desde Galicia, Alberto Núñez Feijóo prepara sus elecciones también el 12 de julio en la Comunidad de Madrid una intrépida y arrojada, Isabel Díaz Ayuso anuncia recurso ante el Tribunal Supremo por la decisión del Gobierno de no autorizar el pase a la fase 1 de la desescalada. Veremos qué pasa a la tercera intentona. La carrera por desescalar se está convirtiendo en una suerte de despropósitos de enfrentamiento ideológico de unos y otros entre la falta de transparencia y las respuestas políticas.
  • VOX: Santiago Abascal encuentra a su otro yo. Y no es otro que Pablo Iglesias. Ambos se han dedicado unos cuantos epítetos a cual más duro a propósito de los escraches y las protestas en las calles e incluso de la muerte de Julio Anguita, a quién Abascal recordó que Iglesias lo despreció llamándole viejo. En Vox la tensión es su territorio y agitar su acción. El sábado han convocado unas cuantas protestas en coche en distintas localidades. Pero es que además Abascal ha tenido tiempo de atacar a Ciudadanos acusándole de ser bisagra por apoyar a Sánchez. Más de lo mismo, sin sorprender a nadie.
  • UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias y la acción de gobierno. A veces por sus manifestaciones da la sensación que echa de menos sus días de protesta en la calle o de su presencia mediática en tertulias y debates. Ahora cuando comparece ante la opinión pública quiere parecer otro, pero se le recuerda su pasado constantemente. No es lo mismo estar en la gestión diaria desde el Ejecutivo que estar en un plató de televisión o montar el 15M. En todos los juegos de alquimia que prepara Sánchez, parece en apariencia que no figura como ayudante del mago, en otras ocasiones parece llevar la voz cantante. Siempre quiere dejar su impronta, como vuelve a ocurrir con la Reforma Laboral. A lo mejor es señuelo que envía Sánchez para despistar a los contrarios.
  • CIUDADANOS: Inés Arrimadas arriesga. Eso dicen en el PP pero también en sus filas. De vez en cuando algún abandono ruidoso, como el de esta semana con Marcos de Quinto. De momento ha dado un viraje radical a los posicionamientos de su predecesor Albert Rivera. Ha pactado en dos ocasiones con Sánchez, aunque sea un apoyo crítico como se apresuran a decir. Insisten que con el PP en los gobiernos que mantienen están funcionando bien y así seguirán. Su acercamiento al Gobierno se ha interpretado interesadamente desde la izquierda independentista y desde Vox. Algunos dicen que es un acierto porque sus enemigos coinciden en la crítica, pero otro aseguran que está corriendo un riesgo innecesario de cara al futuro. Siguen sin tener fuerza territorial y no lideran ningún gobierno autonómico.  

Las frases de la semana  

Fernando Simón, Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias: “No pedimos usar mascarillas antes porque había escasez” ¡Tanta sinceridad desarbola y decepciona!

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno a Casado: “Usted ha dimitido de su principal responsabilidad como líder de la oposición, la responsabilidad de Estado de salvar vidas” ¡El que gestiona es el Gobierno, no debería de olvidarlo y sí se comenten errores y está bien disculparse aunque se vaya tarde!

Pablo Casado, presidente del PP a Sánchez: “Ha impedido salvar miles de vidas y millones de empleos. Su problema no es Núñez de Balboa, sino las colas de Aluche” ¡Debate agrio con gran dureza. Pero no olvidemos que quien peor lo está llevando son esos ciudadanos que están en las colas del barrio de Aluche y de otros tantos de todo el país. No tienen para comer!

Edmundo Bal, portavoz adjunto de Ciudadanos: “Usted no tiene un nuevo socio. Ha sido intransigente, unilateral y ha llegado tarde, ha cometido muchos errores y rectificado muchas veces. Pero a pesar de ello votamos con responsabilidad” ¡No sé si en Ciudadanos se han arrepentido ya de haberle apoyado!

Gabriel Rufián, portavoz de ERC: “Los principios no se negocian y la verdad es que hemos fracasado todos. Estamos llevándonos por delate de forma irremediable el espíritu de la investidura” ¡Aviso y advertencia y estrategia de presión. Pronto habrá elecciones en Cataluña y quién sabe si en España!

Joan Baldoví, portavoz de Compromís en el Congreso: “Votamos no porque este Gobierno ha faltado el respeto a cinco millones de valencianos. Han sido capaces de llegar acuerdos con quienes les han negado el pan y la sal e incapaces de acordar con quienes les ayudaron a sentarse ahí, a aprobar todos sus decretos y todas sus prórrogas” ¡Los socios de investidura ya no creen a Sánchez! 

Ana Botín, presidente del grupo Santander: “Europa debe entender que la solidaridad no es caridad” ¡Europa es pura economía y dura con los países del sur. Las ayudas que nos den nos las cobrarán con creces!

Iñaki Gabilondo, periodista: “El Gobierno español no tiene credibilidad. Está fallando en dos cosas, en la coordinación y en la información. Está coordinando muy mal sus acciones con la oposición y con las comunidades autónomas y en la información está dando demasiada, diciendo demasiadas cosas con demasiada gente y con demasiadas rectificaciones” ¡Palabra del maestro!

Noticias relacionadas

next