Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El debate de Ley de Acompañamiento acaba con desacuerdo 'botánico'

El Botànic aprueba bonificar a las empresas pero se divide por la enmienda sobre la Policía Local

9/12/2019 - 

VALÈNCIA (EP). La Comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda ha votado finalmente este lunes las enmiendas de los grupos a la conocida como Ley de Acompañamiento, que se debatieron el pasado jueves, aunque esta jornada ha estado nuevamente acompañada de polémica al criticar PP y Ciudadanos (CS) que la Mesa admitiera la enmienda de aproximación que presentaron los grupos del Botànic tras llegar a un acuerdo en torno a la bonificación a empresas de los impuestos de Sucesiones y Donaciones en el receso en el que la oposición abandonó la sala.

Asimismo, en la votación han salido adelante todas las enmiendas planteadas por los tres grupos que respaldan al Consell --PSPV, Compromís y Unides Podem-- menos una, la relacionada con los policías locales y la posibilidad de nombrar interinos, a la que Unides Podem (que firmó la enmienda) finalmente ha dado su voto en contra. Quedará 'viva' para ser votada en el pleno del día 18, aunque la formación morada no se ha mostrado predispuesta a cambiar el sentido de su voto, mientras desde el PSPV han indicado que buscarán un acuerdo.

La comisión ha arrancado bajo el mando del socialista Jesús Sellés, vicepresidente, que sustituía a la presidenta, la 'popular' Eva Ortiz, quien ha informado de la enmienda de aproximación que se presentó antes de la suspensión del jueves ante la ausencia de los diputados de la oposición.

El diputado del PP Rubén Ibáñez ha explicado que esa enmienda se presentó a las 14.13 horas, cuando el debate ya había acabado a las 12, y por tanto no debía ser admitida por la Mesa ya que no lo permite el reglamento, concretamente el artículo 121.4. Además, ha explicado que según el artículo 166.3 una enmienda de aproximación debe ser precisamente una aproximación entre una enmienda y el texto de la propia ley, algo que no ocurre en este caso ya que "se ha traído una enmienda nueva fuera de plazo". Tony Woodward (Cs) se ha sumado a la crítica y ha pedido a la Mesa que explicara "en qué se basa" para aceptarla.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, les ha acusado de "estar haciendo un paripé" y ha puesto el ejemplo de una comisión en la que se postergó un punto del orden del día a petición del PP porque su diputado no podía acudir. Y se hizo, ha dicho, "por cortesía parlamentaria", que ahora la oposición "no respeta". "En esta cámara es habitual hacer aproximaciones", les ha recordado.

La socialista Sabina Escrig les ha acusado de querer "poner piedras en el camino" a una enmienda que "busca ayudar a las empresas", y ha incidido también en que "ha habido flexibilidad siempre" para llegar a acuerdos.

Desde la Mesa se ha informado que hay un informe jurídico que avala la presentación de enmiendas de aproximación antes de la votación y Sellés ha explicado que los diputados pueden actuar como consideren respecto a ese texto.

"Esto no es Venezuela", ha replicado el diputado del PP, que ha pedido que constara en acta que "se están vulnerando los derechos de los diputados" y ha avanzado que recurrirán esta decisión "con la responsabilidad que corresponda a cada uno". Tanto él como el portavoz de Cs han respondido al Botànic que si quieren beneficiar a las empresas valencianas tienen las enmiendas de sus grupos que bonifican esos impuestos a todas ellas.

La secretaria de la Mesa, Graciela Ferrer, ha acusado a estos grupos de mostrar "falta de respeto" y de "filibusterismo político", mientras el PP ha pedido un receso de 15 minutos para, ya que se permitía, poder presentar enmiendas. Ese receso ha sido finalmente de media hora y, según su portavoz, buscaba "evidenciar la aberración jurídica con otra" y para ello han presentado una enmienda que instantes después han retirado.

"La Mesa es capaz de admitir lo que sea, son capaces de todo para hacer lo que les interesa, el PP no se va a sumar a esta fiesta", ha dicho.

Votaciones

Tras ese debate han arrancado las votaciones. El Botànic ha dado luz verde a una de las 53 enmiendas presentadas por el PP --sobre el anticipo de subvenciones en servicios sociales de al menos el 65% y a otra de Cs de las 67 presentadas --sobre vías pecuarias--.

En cuanto a las enmiendas del Botànic, han salido todas adelante --también la del impuesto de Sucesiones y Donaciones, que se bonifica al 99% para la empresa familiar, sin límite de facturación para empresas agrícolas e individuales o profesionales y con un límite de 10 millones para la transmisión de acciones y participaciones-- menos la relativa a la interinidad de los policías locales, que han rechazado Unides Podem y la oposición, y que volverá a votarse en pleno.

En la enmienda, entre otros puntos, se añade un artículo nuevo a la Ley de Coordinación de Policías Locales en el que se permite a los ayuntamientos excepcionalmente nombrar policías interinos en casos de urgencia y necesidad cuando no sea posible cubrir los puestos vacantes mediante un procedimiento ordinario de provisión de puestos.

Asimismo, Unides Podem y Compromís habían planteado dos enmiendas (sin el PSPV) para la instauración de una tasa sobre bebidas azucaradas que han retirado antes de la votación.

Reacciones de los grupos

Al término de la sesión, la portavoz de Unides Podem, Naiara Davó, ha explicado su rechazo a la enmienda sobre policías locales en que pese a que "tiene puntos necesarios que ayudan a mejorar, continúa posibilitando la interinidad y la temporalidad". Preguntada sobre si reconsiderarán su postura, ha indicado que ya han estado hablando sobre el tema estas semanas y no podían dar el sí.

Desde el PSPV, Escrig ha asegurado que intentarán conseguir que se apruebe porque "es para solucionar problemas que hay en muchos pueblos" y "la sustenta una resolución del Constitucional".
"Estoy segura de que llegaremos a un acuerdo, vamos a seguir hablando, somos tres partidos diferentes, coincidimos en muchas cosas pero tenemos diferencias en otras. Si no, nos llamaríamos igual", ha dicho.

Respecto a las críticas desde el Instituto de Empresa Familiar, que alerta de la fuga de empresas, Fran Ferri ha rechazado "entrar en una competición con territorios que aplican dumping" y ha apostado por "creerse una fiscalidad progresiva y aplicarla". Escrig
ha agregado que esta enmienda es "un primer paso" y se seguirá trabajando en este sentido.

Respecto a la retirada de la enmienda sobre la tasa a bebidas azucaradas, Ferri ha explicado que buscaba "mantener la unidad del Botànic en las votaciones" mientras Davó ha señalado que se debe a la intención de buscar un acuerdo más amplio también con la oposición, que se ha reafirmado en contra de esa tasa.

Woodward (Cs) ha insistido en criticar el "paripé" vivido y el "rodillo" del Botànic, en tanto que Ibáñez (PP) ha censurado "la dictadura de tres grupos" y José María Llanos (Vox) se ha reafirmado en que esto es "una patochada". Su formación se ha abstenido "por cortesía" a las enmiendas de PP y Cs, y ha rechazado las del Botànic.

Sobre su decisión de no presentar enmiendas, ha indicado que se la replantearían si se reformara el reglamento y se pudieran cambiar partidas de unas secciones a otras de los presupuestos o reducir el techo de gasto.

Noticias relacionadas

next