Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La generalitat ubicará al iVF y reagrupará los departamentos de la conselleria de hacienda

El Consell rompe el convenio con BME para recuperar el palacete de la Bolsa de Valencia 

13/11/2020 - 

VALÈNCIA. El Palau de los Boïl d'Arenós, el histórico edificio de la calle Llibrers donde tiene su sede de la Bolsa de Valencia, vuelve a manos de la Generalitat. Tras varios meses intentando llegar a un acuerdo amistoso con Bolsas y Mercados de España (BME), el Consell tiene previsto acordar este viernes la ruptura unilateral del convenio por el cual el operador de los mercados tenía cedido el derecho de uso del edificio, que será la futura sede del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

De esta manera, el Consell ejecuta la ansiada recuperación anticipada de este inmueble por el que BME, que recientemente ha sido comprada por el operador de la Bolsa suiza (Grupo SIX), podía continuar utilizando gratuitamente el edificio hasta 2025, año en el que expiraba el acuerdo original de cesión por 30 años.

La denuncia del convenio con BME que se aprobará hoy también permitirá, además de ganar una ubicación emblemática para ubicar al considerado como banco público de la Generalitat, reagrupar los diferentes departamentos de la Conselleria de Hacienda que actualmente están desperdigados hasta en tres ubicaciones diferentes en la ciudad de València por falta de inmuebles disponibles en el centro.

Según explican a este periódico fuentes del Ejecutivo valenciano, la privatización de BME y la progresiva pérdida de peso de la plaza bursátil valenciana han sido determinantes para que el Consell haya dado el paso de anticipar la finalización del convenio con la firma. A ello se suma, además, la necesidad de disponer de inmuebles propios en los que ubicar a su personal, en concreto de la Conselleria de Hacienda. 

Aunque la Generalitat es propietaria del Palau de los Boïl d'Arenós, un recinto palaciego declarado Monumento Histórico Artístico, en su momento se decidió cederlo a BME por la relevancia de albergar una de las cuatro bolsas españolas. La posibilidad de alcanzar una solución amistosa tomó cuerpo el año pasado, pero las negociaciones, confirmadas por ambas partes, se enfriaron tras el verano.

Instalar el IVF para liberar espacios

La intención de recuperar el inmueble viene desde la pasada legislatura. La Conselleria de Hacienda siempre ha visto este palacete como la sede ideal para el IVF tras su escisión parcial de la Generalitat para para comenzar a operar como una entidad de derecho público, una suerte de banco público al servicio de los intereses de la Generalitat.

El director del IVF, Manuel Illueca, ha reconocido en el pasado que tanto por sus características estructurales como por su carácter "emblemático”, el edificio de la Bolsa de Valencia cumple los requisitos que se desean para ubicar el organismo. Al disponer de más espacio que en el inmueble que ocupa actualmente en la Plaza de Nápoles y Sicilia, el IVF podrá compartir dependencias con el personal de la Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR), que actualmente paga un alquiler por un entresuelo en la plaza Porta de la Mar.

El traslado del IVF al edificio de la Bolsa de Valencia permite destinar sus dependencias actuales a reubicar al personal desplazado de la Secretaría Autonómica de Hacienda que dirige Francesc Gamero y sus diferentes direcciones generales.

Con ello, todos los departamentos de la Conselleria de Hacienda se reúnen en torno a la plaza de Nápoles y Sicilia, donde se ubican la mayoría de dependencias de la Conselleria de Hacienda, incluido el Palau de l'Almirall, sede histórica de Hacienda que actualmente se encuentra parcialmente en obras.

Foto: ESTRELLA JOVER

Esas obras obligaron a distribuir los diferentes centros de trabajo de Hacienda y a alrededor de un centenar de funcionarios. Así, por ejemplo, la Dirección General de Presupuestos se instaló en el inmueble conocido como la Cigüeña, en Amadeu de Saboya. Por su parte, el personal de la Intervención y el de la Dirección General de Tecnologías de la Información trabaja en la Ciudad Administrativa 9 d'Octubre.

La hasta ahora sede del IVF, donde ya está la Tesorería, también servirá para albergar la Dirección General de Tributos y Juego, que actualmente está en un edificio del PROP en la calle Gregori Gea.

Con ello, la práctica totalidad de altos cargos y funcionarios de la Conselleria de Hacienda se reagrupará en el entorno del edificio histórico de Hacienda, ya que la Secretaría Autonómica de Modelo Económico y Financiación, al frente de la cual está María José Mira, está ubicada a escasos metros de donde ahora está instalado el IVF.

Únicamente la Dirección General de Tecnologías de la Comunicación y la Agencia Tributaria Valenciana se mantendrán en sus respectivas ubicaciones en la Ciudad Administrativa 9 de Octubre y el PROP, de Gregorio Gea por operatividad y cercanía.

Monumento artístico

La Generalitat Valenciana adquirió el Palau de los Boïl d'Arenós en la década de los ochenta para rehabilitarlo como sede de la Bolsa de Comercio de Valencia, tal y como relata la propia institución. El decreto de cesión gratuita por motivos de "utilidad pública e interés social" de los fines a los que se destina el edificio de la Bolsa fue aprobado en 1995. Un decreto posterior aprobado en noviembre de ese mismo año y firmado por el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, y el conseller de Economía y Hacienda, José Luis Olivas, concretó el alcance de la cesión.

El Palacio perteneció en origen a la familia Boïl y Vives de Cañamás, barones de Bétera. A lo largo de su historia ha experimentado numerosas reformas. En 1854 pasó a ser propiedad de Vicente Dasí y Lluesma, marqués de Dos Aguas. En 1976 la Comisión del Patrimonio Artístico de València impidió su demolición, declarándose al año siguiente monumento artístico.

Noticias relacionadas

next