X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de CIUDADANOS MARTA MARTÍN TONI CANTÓ à punt living ceramics

la promotora all iron re, compradora del inmueble

El PSPV se queda en la avenida del Oeste: los nuevos dueños del edificio subrogan los alquileres

8/09/2019 - 

VALÈNCIA. Los socialistas valencianos seguirán en la avenida del Oeste 48 pese a la venta del edificio en el que están instalados. Una operación que, según fuentes inmobiliarias, se ha firmado esta semana y que en cierta medida había preocupado en el seno del partido que dirige Ximo Puig, dado que solo llevan en su actual ubicación desde octubre del año pasado.

Así, fuentes conocedoras de la negociación afirmaron que el nuevo propietario es la promotora inmobiliaria All Iron Re, vinculada al grupo vasco All Iron Ventures, fundado por Ander Michelena y Jon Uriarte tras vender la plataforma de compraventa de entradas Ticketbis. Para esta operación han contado con el asesoramiento de la consultoría Kategora y, según ha podido saber este diario, la intención de los inversores es la de "continuar con los alquileres y cumplirlos".

En este sentido, desde la parte compradora se remitió días atrás una serie de cartas a los actuales inquilinos del edificio, propiedad hasta ahora de las familias Nebot Oyanguren y Pascual, en el que se les informó del cambio de propietario y que se produciría la "subrogación" de los alquileres.

Una medida, por tanto, que no obliga al PSPV a trasladarse de sede. El caso de los socialistas valencianos es especialmente delicado dado que no ha cumplido un año en esta nueva ubicación y ha invertido decenas de miles de euros en una costosa reforma que afecta a la zona que ocupan, concretamente la planta cuarta y quinta del inmueble. 

Además, a ello hay que añadir que el partido que lidera Ximo Puig firmó el pasado mes de octubre un contrato de cinco años sin cláusula de renovación anual por lo que, unido a la reforma acometida, podría dar lugar a una indemnización si los nuevos propietarios pretendieran la salida inmediata de los socialistas.

Una vía que no va a ser adoptada. "En ningún caso se van a resolver los contratos en el corto plazo", señalaron fuentes conocedoras de la operación, que además aclararon que todavía no está "definido" el uso del edificio. "Puede ser todo para un hotel o dejar una parte de oficinas ", afirmaron, lo que da sentido a algunas reflexiones que se venían produciendo desde el PSPV, que apuntaban a que los propietarios podrían acometer obras por fases teniendo en cuenta la duración de contratos de los distintos inquilinos.

Los socialistas valencianos vendieron el pasado año su histórica sede situada en la calle Blanquerías al Grupo Comatel para que desarrollara un hotel de lujo en colaboración con el Grupo Myr. La venta del edificio, propiedad del PSPV desde 2001 y con 3.500 metros cuadrados, se realizó por 5,8 millones de euros y sirvió para aliviar en cierta medida la deuda que arrastraba el partido que rondaba los 9 millones de euros.

Noticias relacionadas

next