Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Plan Renhata 2020: ayudas de hasta 12.000 euros para reformar una vivienda

20/05/2020 - 

VALÈNCIA (EP) Más de 65 de confinamiento en casa frenar el contagio de la Covid-19 han puesto de manifiesto que "muchas no están preparadas" para una pandemia y han puesto de relieve todas sus carencias y necesidades. Con el objetivo de mejorar esta situación, la Generalitat lanza su Renhata 2020 con ayudas de hasta 12.000 euros para reformar viviendas, especialmente sus zonas húmedas, es decir, baños y cocinas.

Además, en esta edición el Plan Renhata introduce una serie de novedades: la subvención de instalaciones domóticas para mejorar la autonomía de personas en situación de dependencia; la introducción por primera vez de criterios de sostenibilidad (reducción de consumo de agua, energía, etc.); la posibilidad de solicitar y conocer si se obtiene la ayuda antes de realizar la obra; y un incremento del presupuesto, que pasa de 3 millones en 2019 a 5 millones para este año, el mayor hasta la fecha.

Estas ayudas se complementan a su vez con las del plan estatal, cofinanciadas entre gobierno autonómico y central, con lo que el global de ayudas que destinará la Generalitat a la reforma y rehabilitación de viviendas y edificios este año se eleva a 30 millones de euros.

Estas son algunas de las medidas que contempla el 'Plan de Reforma y Rehabilitación de Viviendas - Ayudas 2020' presentado este miércoles por el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau; la directora del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), Begoña Serrano; el director de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética, Jaume Monfort; y el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig.

Estas ayudas --que se pueden solicitar hasta el próximo 30 de junio de manera telemática o presencial-- permitirán también la rehabilitación de edificios y si el plan estatal abarca zonas comunes, el Plan Renhata permite entrar también al interior de las viviendas, ha precisado Monfort.

El confinamiento ha hecho "aflorar las necesidades" en las viviendas de muchas personas que resulta "fundamental adaptar", ha apuntado. A su vez, espera que el plan sirva para "dinamizar el sector de la construcción" en la etapa post-Covid.

Y es que tras dos meses en casa, se ha detectado que una gran parte "no están preparadas" para soportar etapas en de pandemia, ha asegurado el vicepresidente Martínez Dalmau. A las necesidades convencionales, se une la renovación de espacios para habitar durante un confinamiento, la necesidad de reducir el consumo energético y "criterios de salud", espacios que permitan "fomentar hábitos saludables", ha subrayado.

La contaminación, agravante de la covid-19

En este punto, la secretaria autonómica de Arquitectura Bioclimática, Laura Soto, ha señalado que recientes estudios del Centro de Investigación de Energía y Aire Limpio han constatado científicamente que "la contaminación ha empeorado situaciones de fallecimiento contagios por la Covid-19, por lo que "todo lo que se haga --en este caso en materia arquitectónica-- para mitigar el efecto del cambio climático y en favor de la transición energética nos prepara para afrontar situaciones como esta y venideras".

En este sentido Soto ha subrayado cinco ejes en los que basarse: una innovación que convierta la construcción en industrialización, agilidad administrativa; ayudar, reactivar y colaborar con los profesionales del sector; y una normativa administrativa ágil que facilite más que fiscalice.

La propia Comisión Europea ha puesto el foco en la rehabilitación como uno de los proyectos tractores para reactivación y reconstrucción post-Covid", ha remarcado.

Una vivienda digna, garantía de salud

En la misma línea, el jefe del Consell, Ximo Puig, ha defendido que si algo ha puesto de manifiesto la pandemia es que "la vivienda digna no es solo un derecho social, es también garantía de salud".

Puig confía en que estas ayudas a la rehabilitación marquen un "punto de inflexión". Por una parte espera que las viviendas de valencianos y valencianas puedan ser reformadas de manera más ágil y con criterios de sostenibilidad, y por otra ha señalado su voluntad de "incentivar el empleo y la innovación" con estas subvenciones.

En este sentido, Puig considera fundamental la colaboración público-privada y la colaboración entre administraciones para avanzar hacia "una realidad mejorada", la anterior a la Covid-19 ya no sirve, ha concluido-

next