Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FÚTBOL / CONSECUENCIAS DEL CORONAVIRUS

El Villarreal y el Castellón no volverán a competir hasta que el Gobierno dé el visto bueno

23/03/2020 - 

CASTELLÓ. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Federación Española (RFEF) han emitido un comunicado conjunto en el que anuncian la suspensión indefinida de las competiciones del fútbol español, prorrogando así la medida inicial tomada el 12 de marzo, cuando resolvieron cesar la actividad durante dos jornadas.

Esta decisión, que afecta al Villarreal y al Castellón, se mantendrá vigente en todas las competiciones estatales “hasta que las autoridades competentes del Gobierno de España y de la Administración General del Estado consideren que se pueden reanudar y ello no suponga ningún riesgo para la salud”, según indica la nota.

El anuncio se produce un día después de que el Gobierno resolviera prorrogar en 15 días el estado de alarma decretado el 14 de marzo por la crisis sanitaria del COVID-19, lo que supone que las medidas de confinamiento establecidas inicialmente hasta el 29 de marzo se amplían hasta el 11 de abril.

Esto significa que el Villarreal verá incrementada su relación de partidos aplazados, ya que tampoco podrá cumplir con lo establecido en el calendario frente al Granada en Los Cármenes (5 de abril) y el Sevilla en La Cerámica (12 de abril). Estas suspensiones se suman a las ya conocidas frente al Celta en Balaídos (14 de marzo) y el Mallorca en La Cerámica (22 de marzo).

Cinco partidos aplazados del Castellón

En lo que respecta al Castellón, la prórroga gubernamental supondrá añadir tres partidos a la lista de suspensiones que se inició frente al Villarreal B y el Atlético Levante. Así, el líder del grupo III de Segunda División B tampoco jugará, en la fecha prevista, sus encuentros frente a Hércules en el Rico Pérez (29 de marzo), Orihuela en Castalia (5 de abril) y Llagostera en el Municipal de esa localidad (12 de abril).

Cabe subrayar que la jornada del 12 de abril está programada un día después de que finalice la prórroga del estado de alarma, por lo que no habría tiempo material para prepararla tras tantas semanas de confinamiento.

Las decisiones anunciadas este lunes también afectan a las competiciones de fútbol sala de Primera y Segunda División, por lo que el Servigroup Peñíscola y el Bisontes Castellón tendrán que mantenerse a la espera del visto bueno gubernamental.

Por otra parte, la RFEF ha solicitado a las Federaciones Territoriales la aplicación de estas acciones en las competiciones de ámbito autonómico.


Noticias relacionadas

next