MINORÍA ABSOLUTA  / OPINIÓN

El bucle de las campañas

22/04/2021 - 

Como vivimos en una campaña constante ni nos enteramos que Madrid ya está en pleno periodo electoral. Pero realmente las campañas tienen su empaque, especialmente para motivar a los propios y captar a los indecisos, y en estos comicios, estos dos factores pueden ser concluyentes.

Los actos electorales, mítines y debates sirven para mostrar músculo, enfrentar posiciones e intentar persuadir con mensajes, pero, sobre todo, dar argumentos a sus simpatizantes que son los mejores activos para alcanzar un efecto multiplicador. Tal y como explica Haidt en La mente de los justos todos tenemos una tendencia natural a buscar argumentos que confirmen lo que pensamos, es más, nos esforzamos para reforzar nuestros posicionamientos y creemos casi todo lo que suponga un apoyo para nuestro equipo.

Además de movilizar la participación, atraer a los indecisos es clave. Se estima que hay unos 600 mil, una gran bolsa que hace relevante la transferencia de voto. Con estas premisas los partidos plantean su estrategia electoral. 

PP: Libertad #yoConAyuso

Es la clara favorita, según las encuestas duplicará el número de escaños. Con el lema Libertad sintetiza las principales políticas que ha ido sembrando durante este año pandémico (libertad educativa, fiscal y libertad de movimientos y horarios). Su valor diferencial, defender un modelo de gestión propio, enfrentándose en el cuerpo a cuerpo, al mismo presidente del Gobierno. Su seña de identidad, vivir a la madrileña.

Ayuso se ha convertido en una especie de rock star. Heroína de la hostelería, su cartel electoral está colgado en las barras de bares, han bautizado con su nombre a tapas, pizzas y hasta existen cervezas con su cara. Despierta unas simpatías nada desdeñables en tiempos de desafección política. Lleva meses pateándose la calle, ha conectado con el hastío pandémico y ha sintonizado con este estado de ánimo. Ha encontrado en Almeida su mejor partner, y es que el alcalde de Madrid es otro de los pocos políticos que ha ganado notoriedad en esta pandemia.

Ha nacido el ayusismo, que reúne a todos sus oponentes contra ella, pero también atrae a un amplio abanico de votantes del centro-derecha. De hecho, su riesgo es morir de éxito, que aglutine tanto voto que no deje suficiente espacio para Vox o Ciudadanos.

FOTO: EFE  

PSOE: Hazlo por Madrid 

Un partido, dos campañas. Una, desde Moncloa, con una implicación total de Pedro Sánchez entrando al trapo y al choque frontal con la candidata popular. Además, cuenta con el aparato propagandístico gubernamental, y el Consejo de Ministros para hacer anuncios y tirar de chequera.

La otra, la del candidato. Gabilondo, en su intento de trasladar un discurso moderado, ha tenido que negar hasta tres veces a su Gobierno: Porque él no quiere cerrar el Hospital Zendal ni la hostelería ni subir impuestos. Y en su desesperación, ha tenido que recordar que es él quien se presenta a las elecciones y no Sánchez.

 Ciudadanos: Elige centro. Vota Edmundo 

Como el salmón, Ciudadanos afronta la campaña a contracorriente. La valía del candidato y los valores de la moderación y el centro, parece que no serán suficientes para remontar y superar la barrera electoral. Su resultado será significativo para la supervivencia de Ciudadanos y determinante para la moral de la formación naranja.

Más Madrid: Por lo que de verdad importa #MadridconMonica

Tiene una candidata solvente con un perfil sanitario en época de pandemia. Era una desconocida para el gran público hasta que la campaña le ha dado visibilidad. Intenta conectar con la gente a través de lo personal y lo emocional, haciendo un ejercicio de biopolítica, es decir, política de la vida, hablando de lo más cercano, de los problemas cotidianos. Así también trabaja la transversalidad para captar el voto de los indecisos que están, sobre todo, en PSOE y Ciudadanos.

UNIDAS PODEMOS: Que hable la mayoría 

El golpe de efecto que supuso la llegada de Iglesias se ha diluido, los pronósticos le dan una entrada en el parlamento madrileño por la mínima.

Su campaña se basa en movilizar a la izquierda y para ello, el mejor reclamo es el miedo a la derecha. Les favorece la confrontación, y en este contexto se centran sus críticas a los “poderes fácticos” como los medios de comunicación.

VOX: Protege Madrid. Vota Seguro

Su líder, Abascal, también ha bajado al ruedo para echar un capote como jefe de campaña y como reclamo en el cartel electoralTambién les va bien la polarización para movilizar a los suyos, véase el acto de Vallecas, ya que, en esta campaña, a diferencia de la catalana, el PP les quita votos. Mantienen cordialidad con Ayuso y son sus aliados necesarios ante los malos augurios de Ciudadanos. 

Estamos ante una contienda electoral de alto voltaje por la implicación de todos los líderes nacionales. Está en juego la supervivencia de Ciudadanos y el futuro político de Pablo Iglesias. Casado aprovechará la victoria de Ayuso para intentar reforzar su liderazgo, a pesar de que ella ya vuela sola. De primeras, Sánchez podría verse perjudicado por la probable derrota del PSOE, pero un Gobierno del PP con Vox le daría el discurso que necesita para iniciar su propia campaña.

En definitiva, que seguiremos en bucle en una campaña permanente con el nuevo escenario que deje la noche electoral. Porque no tienen fin, son ingobernables como canta C. Tangana en su último trabajo, titulado precisamente, El madrileño.

Noticias relacionadas

el tintero

Semana de Pasión

La semana pasada en una tertulia y off the record, alguien comentó en tono de cierta seriedad y preocupación que Mónica Oltra estaba desaparecida de la esfera pública desde el enfado por el adelanto electoral anunciado por Puig. Para tranquilidad de todos, ha vuelto y está “imparable”

next