Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El ex director financiero del IVAM niega haber escrito los correos explicando "los horrores del IVAM"

18/11/2019 - 

VALÈNCIA. La magistrada instructora del caso IVAM, que investiga las irregularidades cometidas en el museo valenciano por, entre otros, la exdirectora Consuelo Císcar, el exdirector económico Juan Carlos Lledó e incluso el hijo de la propia Císcar, Rafael Blasco Císcar, artista conocido como Rablaci, ha vuelto a abrir los plazos para presentar los escritos de acusación y defensa de una de las piezas.

La jueza suspendió los plazos debido a que la declaración de Lledó en la pieza que investiga la compra de obras falsas del escultor Gerardo Rueda no se había grabado, y hubo que repetirla. En el auto, al que ha tenido acceso Valencia Plaza, la magistrada dice que "la declaración no altera el auto de incoación de procedimiento abreviado de octubre" en líneas generales, sólo en cuanto a lo referido a unos correos enviados por Lledó sobre "los horrores de IVAM".

Los correos

En los correos, el exdirector económico del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) Juan Carlos Lledó, presuntamente, hizo esquemas que recogían presuntas irregularidades en contrataciones del museo. Lledó describió estas irregularidades como 'Los horrores del IVAM' y, según la investigación, los remitió en 2008 por correo electrónico a la exdirectora del área Técnico-artística de la institución Raquel Gutiérrez. Sin embargo, ahora, Lledó niega haberlos escrito él.

En ellos se decía que, entre otras muchas cosas, "no se tramita expediente de contratación y se hace 'a posteriori'"; "se hace todo corriendo y se adjudica sin que la empresa tenga la documentación administrativa necesaria"; "se tramita todo el expediente para atrás, falsificándolo y cambiando las fechas", o "se intenta contratar como texto pero no acepta porque es faltar a la verdad".

En su nueva declaración, Lledó afirmó que "yo no los escribí...los recibí desde Gestión Administrativa, me reuní cuando recibo ese mail cuando recibo ese email con el personal de Gestión Administrativa, y elaboramos unas instrucciones con respecto a la contratación, y un aviso sobre las posibles responsabilidades administrativas y penales en caso de saltarse la normativa de contratación".

Preguntado sobre si realizó alguna comprobación de lo que se decía en los correos electrónicos, Juan Carlos Lledó declaró: "no recuerdo haber reclamado que me enseñaran los expedientes para comprobar si habían existido irregularidades. Mi reacción fue de indignación".

A juicio

Pese a esta nueva declaración, la juez no ha cambiado de opinión, así que salvo que la Audiencia Provincial estime los recursos de apelación presentados por algunas de las defensas, el auto de incoación de procedimiento abreviado deja al borde del banquillo a los acusados en esta pieza.

La exdirectora del Instituto Valenciano de Arte Moderno Consuelo Císcar recibió lo que más temía, el auto del Juzgado de Instrucción número 21 de València que la procesa como presunta autora de un fraude millonario con la adquisición de obras supuestamente falsas del escultor fallecido Gerardo Rueda. La juez confirmó también la existencia de indicios criminales en la actuación de otros dos investigados: el exdirector económico administrativo del museo Juan Carlos Lledó, y el hijo y heredero del artista, José Luis Rueda. La magistrada los procesa por tres delitos: malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad documental.

next