Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El fiscal rebaja la petición de penas del caso Palau a entre dos y cinco años de prisión

20/12/2019 - 

VALÈNCIA (VP/EP). El fiscal del caso Palau Ricardo Olivares ha modificado sus conclusiones en el caso Palau, que juzga el presunto saqueo del coliseo valenciano, y sienta en el banquillo al exdirector financiero de Patrocini de Les Arts —empresa vinculada al Palau y dedicada a captar patrocinadores— Ernesto Moreno; el presidente del consejo de administración de Patrocini, José Antonio Noguera Puchol; el ex consejero delegado de esta firma Joaquín Maldonado, y el administrador de la sociedad Radcliffe —mercantil que actuaba de intermediaria en las contrataciones—, Pablo Broseta.

En cuanto a la responsabilidad civil, el fiscal reclama una indemnización conjunta de 143.525,50 euros en beneficio de la fundación del Palau a cargo de Schmidt, Moreno, Noguera y Maldonado. Además, solicita una indemnización para el mismo ente de 181.127,57 euros a cargo de Moreno y Broseta.

Olivares que en un principio, basándose en el trabajo de su antecesor en esta causa, Vicente Torres, pedía ocho años de prisión para Moreno y siete al resto de procesados por los delitos de prevaricación, cohecho y malversación de caudales públicos, cambió su postura radicalmente. En la nueva calificación solicita cinco años de prisión para Moreno, tres años para Maldonado y Noguera Puchol, es decir, menos de la mitad de lo que pedía en su primer escrito de acusación, y la mayor reducción se la lleva Pablo Broseta que pasa de siete a dos años.

Lo primero que ha anunciado es que elimina la parte que investigaba la búsqueda de patrocinadores por parte de Patrocini y deja la acusación solo por la celebración de Viva Europa.

Así, retira la malversación continuada dejando solo el tipo básico, la prevaricación continuada también cae y se queda en la básica. Además retira el delito de falsedad documental y, respecto de Radcliffe cae el supuesto agravado y quita la falsedad porque se han aportado las facturas por parte de la defensa de Broseta, y se ha acredita que se realizaron los trabajos para el Palau.

De la empresa Patrocini afirma que la adjudicación de contratos con respecto a la malversación solo se centra en Viva Europa, se deja fuera que Patrocini salía beneficiado con las labores de patrocinio, así como también se dejan fuera las facturas abonadas en 2010 por la exintendente del Palau -fallecida el pasado mes de septiembre- Helga Schmidt. La cantidad fueron costes del evento.

Sobrecostes y sin concurso

El presunto desfalco en Les Arts, según ha desarrollado el fiscal, se centra en la captación de patrocinadores por parte de la sociedad Patrocini sin concurso público, en unos sobrecostes por el evento Viva Europa y otros por trabajos de diseño e impresión encargados a la empresa Radcliffe.

El ministerio público relata que a finales de 2007 fue cuando se adoptó la decisión de externalizar las funciones de la captación y gestión de patrocinadores en Les Arts y crear una sociedad de naturaleza mercantil en la que la exintendente fue nombrada consejera pese a las incompatibilidades que contempla la ley.

La sociedad, Patrocini, se creó finalmente en marzo de 2008 y se firmaron varios contratos con el Palau sin someterse a ningún expediente administrativo. Tras ello, Patrocini emitió a la fundación una factura pro-forma por importe de 278.500 euros más IVA, cantidad que correspondía al 10% de las cantidades obtenidas por patrocinios, con independencia de que los mismos se correspondieran con patrocinios obtenidos por la sociedad o que hubieran sido conseguidos por el Departamento de Patrocinio y Mecenazgo de la fundación.

En cualquier caso, contempla el ministerio público, esta factura no se llegó a materializar en una factura posterior, por lo que nada se pagó por la fundación por este concepto. Sin embargo, sí se llegaron a pagar unas facturas menores.

Gastos sin justificar

En relación con el evento Viva Europa 2009, el Palau -prosigue el fiscal en su escrito definitivo de conclusiones- realizó dos transferencias a Viva Europa June 24 Th SLU por importe de 300.000 euros.

Y ello, apunta el fiscal, a pesar de que el contrato especificaba que el importe era un cálculo del coste y que, en cualquier caso, sería necesario justificar los gastos que fueran atendidos por la fundación. Algo que no se hizo antes del pago.

"Moreno, Noguera y Maldonado tenían perfecto conocimiento de que Viva Europa 2009 no tuvo un coste de 300.000 euros y, a pesar de que la factura presentada no se correspondía con los verdaderos costes, decidieron presentarla al cobro y los responsables de la fundación abonarla, en detrimento del patrimonio de la fundación", expone.

No obstante, consta que Patrocini remitió en abril de 2010 a la Conselleria una relación de gastos por un total de 156.474,50 euros. Por tanto, por el evento Viva Europa la fundación pagó un sobrecoste de 143.525,50 euros.

Respecto a Radcliffe, el fiscal recuerda que desarrolló un trabajo de Dramaturgia adjudicado por el Palau que se encargó a La Imprenta y a Belén Payá, que era quienes realizaban las cuestiones de diseño para el centro cultural antes de llegar la mercantil, "y quienes, pese a haberse adjudicado el concurso a Radcliffe, continuaron desarrollaron los trabajos".

Labor de intermediario

A juicio del ministerio público, Radcliffe "lo único que realizó fue una labor de intermediario entre La Imprenta y el Palau que le reportó importantes beneficios". Esta actuación se llevó a cabo por el "empeño personal" de Moreno, "quien le dijo a Schmidt que esta adjudicación no supondría un aumento del gasto por parte del Palau, cuestión que resultó falsa".

De esto se "benefició" Broseta, quien facturó al Palau en los años 2008 y 2009 617.160,03 euros, descontando el IVA, mientras que La Imprenta y Belén Payá facturaron a Radcliffe 444.129,85 euros, por lo que se consiguió un sobrecoste de 173.030,18 euros.

Respecto a Radcliffe, también Moreno le encargó en agosto de 2008 la impresión de 200.000 postales promocionales con motivo del primer Gran Premio de Fórmula 1 de València y al observar que el trofeo coincidía con la imagen del Palau. Broseta aceptó el encargo "pese a la premura" y justificó el importe presupuestado en la urgencia en su realización -debía hacerse en 24 horas- y la fecha del encargo -mes de agosto, cuando todas las empresas estaban cerradas y sus empleados de vacaciones-.

Broseta "nunca" ha identificado la empresa que hizo los folletos ni cuánto le cobró, y el importe facturado fue "muy superior" al consultado por el exresponsable de Marketing del Palau Xavier Colinas a tres empresas del sector. Hubo, entonces, un "elevado sobrecoste" con "conocimiento" de Moreno.

Noticias relacionadas

next