X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por el conflicto en Siemens Gamesa

El juez fija para el 21 de enero el juicio por la demanda de Iberdrola contra Siemens 

Están citados a declarar los consejeros Michael Sen, Markus Tacke y Alberto Alonso

26/11/2019 - 

VALÈNCIA (EP). El titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, Marcos Bermúdez, ha fijado para el próximo 21 de enero el juicio por la demanda de Iberdrola contra Siemens tras el rechazo del consejo de Siemens Gamesa a establecer medidas que eviten la situación de conflicto de interés en la empresa, donde la compañía alemana es el primer accionista con el 59% de su capital y la eléctrica cuenta con un 8%. En el juicio, están citados a declarar los consejeros Michael Sen, Markus Tacke y Alberto Alonso.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao ha acogido este martes una audiencia previa tras la decisión de Iberdrola de impugnar el acuerdo adoptado en junio por el consejo de Siemens Gamesa (SGRE) por el que se rechazaba crear mecanismos para evitar situaciones de conflicto de interés de los consejeros dominicales de Siemens.

El origen de las diferencias está en el impacto que Iberdrola estima que podría tener la decisión de Siemens de traspasar todo su negocio energético, incluido el de Siemens Gamesa, a una nueva sociedad (Siemens Energy) que cotizará en Bolsa a partir de 2020. A juicio de la eléctrica, ello podría derivar en conflictos de interés y perjudicar a SGRE.

En la vista, la defensa de la eléctrica ha aportado como hecho nuevo el anuncio del pasado 17 de septiembre, con fecha posterior a su demanda, de que el consejero dominical de Siemens Gamesa en representación de Siemens, Michael Sen, será el futuro consejero delegado de la nueva sociedad Siemens Energy.

En la audiencia previa, Iberdrola ha solicitado una serie de pruebas, que finalmente han sido aceptadas, tras rechazarse el recurso planteado contra algunas de ellas por Siemens.

En concreto, se han acordado las testificales del citado Michel Sen, de Marcus Tacke, actual consejero delegado de Siemens Gamesa, y del consejero independiente Alberto Alonso Ureba, que fue el que propuso adoptar medidas que eviten el posible conflicto de interés por parte de algunos consejeros.

Iberdrola entiende que hay seis consejeros que pueden incurrir en conflicto de interés, pero especialmente Michel Sen y Marcus Tacke, que considera tienen especiales vinculaciones con Siemens.

También ha sido citado Alberto Alonso, que es catedrático de Derecho Mercantil, y que planteó crear una comisión donde no estuvieran presentes los consejeros vinculados a la compañía alemana, con el fin de adoptar las medidas necesarias para evitar que el consejo se encontrara en situación de conflicto de interés. Esa comisión se encargaría de analizar los efectos que en Gamesa pudiera tener la decisión de crear una nueva sociedad.

En la audiencia previa, Iberdrola ha señalado, precisamente, que el objeto de la dispuesta es establecer si la medida del consejero Alberto Alonso, que fue rechazada, era la adecuada para evitar esas situaciones de conflicto de interés ante la "posición de ventaja" que pudiera otorgar a Siemens la reestructuración societaria prevista. Sin embargo, la defensa de la empresa alemana no considera que exista un "riesgo de conflicto" por estos cambios.

Finalmente, se ha acordado que el juicio se celebre el próximo 21 de enero a las diez de la mañana. Este no será el único que enfrente a Siemens e Iberdrola, ya que hay otro previsto para el 12 de diciembre en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao, después de que la eléctrica decidiera impugnar un acuerdo de materias reservadas adoptado en la sesión del consejo de administración de Siemens Gamesa del 3 de mayo de 2018.

En este caso, la energética entiende que este acuerdo fijaba unos umbrales económicos muy elevados para la aprobación de proyectos y operaciones por parte del órgano de administración, lo que en la práctica podría suponer un desapoderamiento del consejo, al que se despojaría de sus facultades indelegables legalmente establecidas, así como una modificación encubierta de su propio reglamento.

La audiencia previa de esta martes se ha celebrado después de que ese pasado lunes se apuntara la posibilidad de que Siemens esté considerando adquirir la participación del 8% que posee Iberdrola en Siemens Gamesa, con el fin de reforzar su estructura en el negocio energético.

Las diferencias entre Iberdrola y Siemens han sido constantes desde que se cerró la fusión entre Gamesa y la división eólica de Siemens hace más de dos años y se ha evidenciado en las juntas de accionistas, la última la de marzo de este año, cuando la empresa dirigida por Ignacio Galán denunció la "dependencia" del fabricante de aerogeneradores de Siemens AG y criticó la "falta de autonomía" de Siemens Gamesa.

Siemens Gamesa cotizaba a media tarde plana en Bolsa, después de que ayer se disparara un 8,5% al trascender que el grupo alemán Siemens negocia comprar a Iberdrola el 8% de Gamesa con una fuerte prima, medida que podría zanjar el conflicto entre ambos grupos, y abre la puerta a formular una OPA por el 100% del fabricante de aerogeneradores.

Noticias relacionadas

next