X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el tímido arranque del plan de infraestructuras 'uneix'

El plan de Puig para invertir 6.000 millones hasta 2030 apenas tiene 200 en el presupuesto 2019

19/11/2018 - 

VALÈNCIA. "No es un brindis al sol", se ha hecho "con los pies en la tierra", afirmó la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, el día de la presentación del plan Uneix, que contempla una inversión de 18.828 millones de euros entre la Generalitat y el Gobierno de España (6.155 por parte de la autonomía y 12.673 procedentes del Estado). "Es un plan que se debe ejecutar 'como mínimo', somos ambiciosos y creemos que incluso puede haber una revisión al alza en algunas infraestructuras", agregaba el presidente del Consell, Ximo Puig, sobre un plan que engloba todas las infraestructuras pendientes en la Comunitat -véase las actuaciones ferroviarias del Corredor Mediterráneo o el Tren de la Costa, o las pendientes para el tráfico por carretera como las nuevas conexiones para la AP-7-.

Pero lo destinado hasta la fecha por la administración autonómica a este "gran pacto" por las infraestructuras parece decir justo lo contrario. En el presente 2018, según las cifras que proporciona a Valencia Plaza la propia Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, el presupuesto destinado a este plan ascenderá a un total de 150 millones de euros, mientras que para el próximo 2019 la cifra contemplada es de 196 millones.

Partiendo del supuesto de que se ejecute el 100% de estas cantidades, se trata de un ritmo sensiblemente inferior a la media anual que haría falta para alcanzar los 6.155 millones a los que se comprometió la autonomía, que se sitúa en más de 473 millones a invertir anualmente durante 13 años -entre 2018 y 2030, ambos inclusive-.

En consecuencia, en los dos primeros ejercicios del plan -los únicos que tenía el Consell garantizados, dado que el próximo 2019 será año electoral- la inversión comprometida ha estado muy por debajo de las expectativas. O dicho de otro modo: al ritmo fijado para 2019, con una inversión prevista de 196 millones, harían falta no 13, sino más de 30 años para alcanzar los 6.155 millones de euros, lo que nos llevaría al año 2048.

En descargo del Consell cabe decir que en la presentación del plan hablaron de "dos escenarios en cuanto a la disponibilidad de recursos". "Un escenario más optimista que se basa en una mejora del sistema de financiación que aumente las inversiones en la Comunitat Valenciana y acabe con la discriminación que sufre nuestro territorio por parte del Estado y otra más pesimista donde esta opción no se produzca", explica la conselleria.

Pero lo presupuestado hasta la fecha por el Consell también está lejos de las cifras del escenario "más pesimista", que hablaba de una inversión de 13.517 hasta 2030 en la que la Generalitat aportaría 4.017 millones de euros y Fomento 9.500. En efecto, tomando estas cifras la media anual se sitúa en 309 millones de euros, más de 100 millones por encima de lo presupuestado para 2019.

Las actuaciones más caras estar "por redactar"

La explicación que ofrece al respecto Obras Públicas se fundamenta en que "las actuaciones del programa que requieren mayor inversión necesitan proyectos técnicos que aún no están redactados o que se están redactando en estos momentos". "Por tanto, resulta lógico que la distribución anual de las inversiones no sea homogénea en todas las anualidades, es más, lo lógico es que vaya aumentando año tras año cuando finalicen la redacción de los proyectos y se empiecen a adjudicar y ejecutar las obras", defienden.

En la misma línea, el Consell subraya que "en este momento, pese a que no se ha producido aún una mejora del sistema de financiación ni tampoco un aumento de las inversiones, la Generalitat trabaja y se ha ajustado al escenario optimista y en 2019 ha presupuestado casi 200 millones para abordar muchas de las actuaciones que contempla este programa". "De hecho, las inversiones previstas en 2019 han crecido respecto a las de 2018 más de un 30% al pasar de 150 millones de euros a 196 millones de euros", subrayan.

En consecuencia, si la Generalitat mantiene el objetivo de invertir 6.155 millones de euros llegado el año 2030, debería invertir a partir de 2019 una media anual de 528 millones de euros a partir de 2020. Cuestión aparte es el cumplimiento (o no) de este plan por parte del Gobierno de España, a quien el que el Consell le atribuyó una inversión de 12.673 hasta 2030.

next