Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El polígono Carabona de Burriana incumple la normativa contra incendios desde hace dos años 

22/07/2019 - 

CASTELLÓ. El Polígono Industrial Carabona, inaugurado hace 19 años, incumple desde 2017 la reglamentación vigente al carecer de una red contra incendios para proteger a las industrias implantadas en el supuesto de un siniestro de gran envergadura.

El Ayuntamiento de Burriana ha tomado ahora cartas en el asunto y en breve licitará un amplio paquete de mejoras y dotación de infraestructuras, entre las que se incluye una red de hidrantes. La nueva instalación permitirá hacer frente, de una manera rápida y eficaz, a un eventual fuego que se declare en cualquier empresa del polígono, según señalan fuentes municipales. Las nuevas bocas de incendios irán soterradas en las aceras y cubrirán un diámetro horizontal de 40 metros.

En agosto de 2017, un virulento incendio destruyó por completo la nave de una empresa de rodamientos. Siete años antes, en 2010, otro brutal fuego arrasó parte de la fábrica de Colección Alexandra. En ambos casos, los bomberos nada pudieron hacer para impedir el avance de las llamas.

Esta infraestructura anti incendios forma parte de un plan de mejoras más amplio cifrado en 180.761 euros, de los cuales el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) sufragará 120.000 a través de una subvención ya concedida a Burriana. El objetivo final es favorecer la implantación de industrias en el polígono Carabona ya que aún hay mucho suelo disponible. El parque industrial ofrece infraestructuras básicas adecuadas, como las redes de saneamiento, de abastecimiento de agua potable, suministro eléctrico, gas y telefonía. Tan solo hay deficiencias en algunos tramos de acera y en el interior de las glorietas.

El consistorio también impulsará otras mejoras como la instalación de cuatro cámaras de vídeo vigilancia conectadas a la central de la Policía Local, la sustitución de las luminarias del alumbrado público por otras más eficientes energéticamente, la colocación de más contenedores de residuos o la señalización de más calles.

Mención aparte merece la movilidad. Según las citadas fuentes municipales, el carril bici que discurre por la CV-18 hasta Nules será ampliado al interior del polígono para facilitar el desplazamiento en bicicleta de aquellos trabajadores que residan en Burriana. En concreto, se trazarán nuevos carriles bici y ciclocalles en el acceso a Carabona, en la avenida Argent y en las calles Silici, Coure e Hidrogen. También se creará una pantalla vegetal en el acceso al parque industrial y se mejorará el aspecto de las glorietas de pequeño tamaño y de la gran zona verde contigua a la CV-18. Todas las obras se ejecutarán en apenas dos meses, por lo que estarán concluidas antes de finalizar el año.

Noticias relacionadas

next