X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

El 'value investing' y el problema de elegir un fondo de inversión 

12/06/2019 - 

VALÈNCIA. Que el 'value investing' es la filosofía de inversión que más premios nos promete, por no decir la única sensata para invertir en bolsa o fuera de ella, es algo en lo que todos estamos de acuerdo. O, por lo menos, muchos estamos de acuerdo. No hace falta ahondar en ello. Diferenciar precio y valor, tener claro cuándo la cosas están caras o baratas, comprar cuando la gente sale por la puerta y no buscar el pelotazo sino la ganancia sistemática basada en el saber hacer. Ya lo decía Benjamin Franklin: "La felicidad no se produce  por grandes golpes de fortuna, que ocurren raras veces, sino por pequeñas ventajas que ocurren todos los días". Nada que añadir. Trabajo bien hecho y punto de vista certero.

Dada esta premisa, la pregunta que toca responder es ¿cómo la aplicamos? Y, si de invertir en fondos se trata, ¿qué fondo de inversión value elegimos para nuestra cartera? Lo que está sucediendo en España en este punto es curioso. Muchos inversores han llegado a la  adecuada conclusión de que un fondo value es lo más razonable para sus ahorros a largo plazo. Pero han decidido erróneamente, que solo existen en la tierra tres nombres, tres lugares en el mundo en los que se aplica estrictamente la filosofía de Benjamin Graham y Warren Buffett.

Dos de ellos son gestoras nacidas de la explosión de la antigua Bestinver y que brillan por su éxito económico, aunque no tanto por su éxito en términos de rentabilidad. El tercer nombre es Magallanes, dirigida por Iván Martín. En mi opinión uno de los mejores gestores españoles de largo a día de hoy. A esta moda de “los tres mosqueteros” se han sumado todos los bancos a través de sus fondos de fondos que tratan de vender a sus clientes value de marca y que no salgan por la puerta. Y hasta aquí llegan.

No podemos objetar nada. Felicidades a todos los que han reconocido el value investing. Pero hay un error en ese planteamiento. La reducidas opciones seleccionadas por marca más que por otra cosa. La verdad es que en los últimos años los resultados no han acompañado a estos gestores, sobre todo a los Cobas y Azvalor.

  • Cobas Selección: 2017 (rentabilidad +10,27%), 2018 (-29,27%)
  • Azvalor Internacional:  2017 (+3,29%), 2018 (-10,46%)

Esto no significa que hagan mal su trabajo. A mí tampoco me han acompañado estos años los buenos resultados. Y a casi nadie.

  1. Fonvalcem: 2017 (+12,37%), 2018 (-27,39%)

Magallanes sí lo ha hecho mejor.

  1. Magallanes European Equity: 2017 (+20,12%), 2018 (-18,79%)

En todo caso, lo que quiero decir es que, si somos capaces de mirar un poco más allá de lo obvio, nuestro bolsillo nos lo agradecerá de muchas maneras.

Mejor que los viejos del lugar

Solo mirando fuera de las grandes marcas, sin irnos muy lejos, hubiéramos obtenido estos años un buen extra de rentabilidad, por ejemplo con nombres como Valentum, o True Value, fondos que lo están haciendo espectacularmente bien, mucho mejor que los viejos del lugar, mucho mejor que yo mismo, y que están creciendo en este entorno en dinero gestionado y en prestigio. Valentum obtuvo una rentabilidad positiva del 25,85% en 2017 y una negativa del 8,78% en 2018.

Entre estos nombres, me apetece destacar uno, menos conocido por su novedad en el mercado y que viene con otra política y con nuevas ideas en la cabeza, el proyecto de Luis Garcia y Michael Morosi y su Mapfre Behavioral, Para mi una de las nuevas joyas a tener en cuenta y una de las mejores noticias en el mundo de los fondos value de los últimos tiempos. Investiguen la composición de su comité asesor. Cuando las cosas se hacen bien los resultados son buenos. Así ha sido siempre.

Lorenzo Serratosa
Pero la mejor forma de obtener un extra importante de rentabilidad es, como siempre, estudiar todas las posibilidades, no quedarse con la opción simple. En forma de pregunta ,¿qué pasa si les digo que el value investing no termina en los Pirineos, que tenemos gestores en Europa que lo hacen no solo mejor sino mucho mejor que los gestores españoles?, ¿y qué pasa si les digo que, además, podemos tener sus fondos con una comisión de gestión un 30% más baja que la de sus homólogos Españoles? Pues la cosa se pone interesante ¿verdad? Vamos a poner dos ejemplos:

Oddo Avenir Europe. Un fondo gestionado por un crack, Pascal Riegis, que busca empresas en sus palabras "que tengan algo especial que las hace más competitivas, con un importante desarrollo internacional y potencial para batir al índice de referencia". Su rentabilidad ha sido sensiblemente mejor que la de los grandes fondos españoles, dado que en 2017 obtuvo una positiva del 20,96% y en 2018 negativa del 13,62%. ¿Y lo de las comisiones? Pues aquí va. Invertir en el Oddo Avenir Europe desde Zonavalue Club nos supone una devolución de un 0,53% de comisiones que debemos sumar a la rentabilidad del fondo, con lo que  mejora de una manera considerable.

El otro ejemplo es aún más abrumador: Seilern Stryx World Growth. Este fondo centrado en empresas de crecimiento seleccionadas con unos criterios super estrictos está gestionado por una gestora independiente inglesa bajo las órdenes de Tassilo Seilern-Aspang. Su rentabilidad es simplemente espectacular. Y acabó el 2018 en positivo con un 3,99% frente al +10,31% de 2017. Si a ello le añadimos el 0,29% que nos devuelven por ser socios de Zonavalue Club hay poco que decir. Bueno, algo sí: que este fondo debe estar en nuestras carteras.

En busca de empresas con calidad y baratas

Al inversor español en bolsa le ha costado mucho salir de las Santander, Telefónica e Iberdrola. Muchos lo han hecho y ya analizan el mercado antes de invertir, buscando aquellas empresas con calidad que cotizan baratas, se llamen como se llamen. Otros, los que van un paso por delante, han ido abriendo su círculo de competencia a toda la zona euro. Tiene todo el sentido, pues hoy invertir en Alemania ya no tiene el problema de la moneda y nos puede reportar mejores resultados.

Pero, ¿hemos dado ese paso en el mundo de los fondos? Parece que no, que no es lo que la gente 'experta' recomienda hoy en nuestro país. Sin embargo eso no debería importarnos, en palabras de Robert Frost: "Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo, yo tomé el menos transitado y eso hizo toda la diferencia".

Lorenzo Serratosa es cofundador de Kau Markets EAFI

Noticias relacionadas

next