X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

opinión

Estos son los pasos que sigue la Reserva Federal de Estados Unidos

Para el experto de XTB queda claro que ha habido un cambio radical en los mercados financieros y el banco central norteamericano no podía quedarse atrás

23/09/2019 - 

MADRID. Tal y como esperábamos, la Reserva Federal estadounidense (FED) decidió tomar medidas para calmar los mercados monetarios. Lo hizo inyectando miles de millones en efectivo que sofocasen un aumento de las tasas a corto plazo, las cuales estaban amenazando con aumentar los costes de los préstamos para empresas y consumidores.

Si bien el aumento no evidenció ningún tipo de crisis financiera inminente, pero si destacó cómo la FED estaba perdiendo el control sobre los préstamos a corto plazo, una de sus herramientas clave para implementar la política monetaria. También indicó que Wall Street está luchando por absorber las ventas récord de deuda del Tesoro, con el objeto de financiar el creciente déficit presupuestario americano. Además, muchos operadores han reducido sus transacciones debido a las salvaguardas implementadas después de la crisis de 2008, haciendo que estos mercados sean más propensos a la volatilidad.

Aun así, el banco central recurrió a una operación en el mercado monetario que no se había desplegado en una década. La FED de Nueva York compró 53.200 millones de dólares en valores, con la esperanza de calmar la restricción de liquidez. También sorprendió con otra operación de depósito de hasta 75.000 millones de dólares. Para los operadores de depósitos, fondos de cobertura y otros que dependen de ese mercado para financiarse, la intervención no llegó precisamente demasiado pronto.

Cambio radical en los mercados

Lo que queda claro es que ha habido un cambio radical en los mercados y la FED no podía quedarse atrás. En la situación actual por la que atraviesa el mercado, simplemente no hay suficiente elasticidad para manejar los grandes cambios estacionales del sistema bancario. La FED necesitaba entrar ahora y aliviar el problema de manera inmediata, sin perder claro su objetivo de largo plazo.

Esta ha considerado la introducción de una nueva herramienta, un servicio de depósito nocturno, que podría usarse para reducir la presión en los mercados monetarios. Otra solución con objetivo más de largo plazo sería aumentar nuevamente su balance para incrementar permanentemente las reservas. Para ello, los valores elegidos como garantía en las operaciones de la Fed son  bonos del tesoro, deuda de agencias y valores respaldados por hipotecas.

Lo que también es relevante destacar es que los aumentos en la tasas de recompra normalmente ocurren solo al final del trimestre y, a veces, a final de mes. Por lo que este incremento de mitad de mes se atribuyó a una confluencia de eventos que desequilibraron las reservas de efectivo en el sistema. Así que más allá de las fuerzas técnicas que impulsan el aumento en las tasas de recompra, la medida también es una señal de que el exceso de reservas en el sistema bancario está disminuyendo. 

Antonio Sales es analista de XTB

Noticias relacionadas

next